English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Arteritis de Takayasu

Enfermedad sin pulso

Es una inflamación de las arterias mayores como la aorta y sus mayores ramificaciones. La aorta es la arteria que lleva sangre desde el corazón al resto del cuerpo.

Causas

La causa de la arteritis de Takayasu se desconoce. La enfermedad se da principalmente en niños y mujeres entre los 20 y los 40 años. Es más común en personas con ascendencia de Asia, de la India o de México. Sin embargo, ahora se ve más en otras partes del mundo. Varios genes que incrementan la probabilidad de padecer este problema se encontraron recientemente.

La arteritis de Takayasu parece ser una enfermedad autoinmunitaria. Esto significa que el sistema inmunitario ataca por error el tejido sano. La afección puede comprometer otros sistemas de órganos. La arteritis de Takayasu tiene muchas características similares a la arteritis de células gigantes o a la arteritis temporal en las personas mayores.

Síntomas

Los síntomas pueden incluir:

  • Debilidad o dolor en los brazos con el uso
  • Dolor torácico
  • Vértigo
  • Fatiga
  • Fiebre
  • Mareo
  • Dolor muscular o articular
  • Erupción cutánea
  • Sudores fríos
  • Cambios en la visión
  • Pérdida de peso
  • Disminución de los pulsos radiales (en la muñeca)
  • Diferencia en la presión arterial entre los dos brazos
  • Presión arterial alta (hipertensión)

También puede haber signos de inflamación (pericarditis o pleuritis)

Pruebas y exámenes

No hay un examen disponible para hacer un diagnóstico definitivo. El diagnóstico se hacen cuando las personas tienen síntomas y los exámenes de imagenología muestran un estrechamiento de los vasos sanguíneos indicando inflamación.

Los exámenes que se pueden llevar a cabo incluyen:

Tratamiento

El tratamiento de esta enfermedad es difícil. Sin embargo, las personas que reciben el tratamiento correcto pueden ver mejoría. Es importante identificar la afección a tiempo.

MEDICAMENTOS

La mayoría de las personas son tratadas con dosis altas de esteroides. Con frecuencia, se agregan fármacos inmunodepresores, como azatioprina, micofenolato, metotrexato o leflunomida.

Los agentes biológicos, incluso inhibidores del FNT como infliximab, se recomiendan para personas que no mejoran con el tratamiento anterior.

Otros agentes biológicos que muestran beneficios prometedores en el tratamiento de la arteritis Takayasu incluyen tocilizumab y rituximab.

CIRUGÍA

Se utiliza la cirugía para abrir las arterias estrechas con el fin de suministrar sangre o despejar el estrechamiento.

En algunos casos puede ser necesario el reemplazo de la válvula aórtica.

Expectativas (pronóstico)

Esta enfermedad puede ser mortal sin tratamiento. Sin embargo, un método de tratamiento combinado usando medicamentos y cirugía ha disminuido las tasas de mortalidad. Los adultos tienen una mayor probabilidad de supervivencia que los niños.

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden incluir:

  • Coágulo de sangre
  • Ataque cardíaco
  • Insuficiencia cardíaca
  • Pericarditis
  • Insuficiencia de la válvula aórtica
  • Pleuritis
  • Ataque cerebral (accidente cerebrovascular, ACV)
  • Sangrado gastrointestinal o dolor a causa de la obstrucción de los vasos sanguíneos del intestino

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el proveedor de atención médica si tiene síntomas de esta afección. El pulso débil, el dolor torácico y la dificultad respiratoria requieren atención inmediata.

Referencias

Carmona FD, Coit P, Saruhan-Direskeneli G, et al. Corrigendum: analysis of the common genetic component of large vessel vasculitides through a meta-immunochip strategy. Sci Rep. 2017;7:46012. PMID: 28378796 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28378796.

Glebova NO, Abularrage CJ. Takayasu's disease. In: Cronenwett JL, Johnston W, eds. Rutherford's Vascular Surgery. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 80.

Keser G, Aksu K. What is new in management of Takayasu arteritis? Presse Med. 2017;46(7-8 Pt 2):e229-e235. PMID: 28774475 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28774475.

Mekinian A, Comarmond C, Resche-Rigon M, et al. Efficacy of biological-targeted treatments in Takayasu arteritis: multicenter, retrospective study of 49 patients. Circulation. 2015;132(18):1693-1700. PMID: 26354797 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26354797.

Stone JH, Klearman M, Collinson N.Trial of tocilizumab in giant-cell arteritis. N Engl J Med. 2017;377(15):1494-1495. PMID: 29020600 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29020600.

Volver arriba Sólo texto

  • Corte transversal por el medio del corazón - ilustración

    La parte interna del corazón está compuesta por válvulas, cavidades y vasos asociados.

    Corte transversal por el medio del corazón

    ilustración

  • Vista anterior de válvulas cardíacas - ilustración

    Existen cuatro válvulas localizadas en el corazón. Cada una contiene dos o tres pliegues de tejido delgado. Cuando se cierra, la válvula evita que la sangre regrese a su ubicación anterior. Al abrir, la sangre fluye libremente. Los problemas de válvula pueden deberse a anomalías congénitas, infección u otras causas.

    Vista anterior de válvulas cardíacas

    ilustración

  • Vista superior - válvulas cardíacas - ilustración

    Existen cuatro válvulas localizadas en el corazón. Cada una contiene dos o tres pliegues de tejido Delgado. Cuando se cierra, la válvula evita que la sangre regrese a su ubicación anterior. Al abrir, la sangre fluye libremente. Los problemas de la válvula pueden deberse a anomalías congénitas, infección u otras causas.

    Vista superior - válvulas cardíacas

    ilustración

  • Válvulas cardíacas - ilustración

    Las válvulas del corazón se abren y cierran para controlar el flujo de sangre que entra y sale del corazón.

    Válvulas cardíacas

    ilustración

  • Corte transversal por el medio del corazón - ilustración

    La parte interna del corazón está compuesta por válvulas, cavidades y vasos asociados.

    Corte transversal por el medio del corazón

    ilustración

  • Vista anterior de válvulas cardíacas - ilustración

    Existen cuatro válvulas localizadas en el corazón. Cada una contiene dos o tres pliegues de tejido delgado. Cuando se cierra, la válvula evita que la sangre regrese a su ubicación anterior. Al abrir, la sangre fluye libremente. Los problemas de válvula pueden deberse a anomalías congénitas, infección u otras causas.

    Vista anterior de válvulas cardíacas

    ilustración

  • Vista superior - válvulas cardíacas - ilustración

    Existen cuatro válvulas localizadas en el corazón. Cada una contiene dos o tres pliegues de tejido Delgado. Cuando se cierra, la válvula evita que la sangre regrese a su ubicación anterior. Al abrir, la sangre fluye libremente. Los problemas de la válvula pueden deberse a anomalías congénitas, infección u otras causas.

    Vista superior - válvulas cardíacas

    ilustración

  • Válvulas cardíacas - ilustración

    Las válvulas del corazón se abren y cierran para controlar el flujo de sangre que entra y sale del corazón.

    Válvulas cardíacas

    ilustración

 

Actualizado: 10/1/2017

Versión en inglés revisada por: Gordon A. Starkebaum, MD, Professor of Medicine, Division of Rheumatology, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos