English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Acrodisostosis

Acrodisplasia; Arkless-Graham; Maroteaux-Malamut

Es un trastorno extremadamente raro presente al nacer (congénito) que lleva a problemas en los huesos de las manos, los pies y la nariz, al igual que discapacidad intelectual.

Causas

La mayoría de las personas con acrodisostosis no tienen antecedentes familiares de la enfermedad, pero algunas veces el trastorno se transmite de padre a hijo. Los padres con esta afección tienen una probabilidad de 1 en 2 de transmitirles el trastorno a sus hijos.

Existe un riesgo ligeramente mayor con padres de edad avanzada.

Síntomas

Los síntomas de este trastorno incluyen:

  • Frecuentes infecciones del oído medio
  • Problemas de crecimiento, brazos y piernas cortos
  • Problemas de audición
  • Discapacidad intelectual
  • El cuerpo no responde a ciertas hormonas, a pesar de que los niveles hormonales son normales
  • Características faciales diferentes

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica generalmente puede diagnosticar esta afección con un examen físico. Este puede mostrar cualquiera de las siguientes:

  • Edad ósea avanzada
  • Deformidades óseas en manos y pies
  • Retraso en el crecimiento
  • Problemas con la piel, los genitales, los dientes y el esqueleto
  • Brazos y piernas cortos con manos y pies pequeños
  • Cabeza corta, medida de adelante a atrás
  • Baja estatura
  • Nariz ancha, pequeña y curvada hacia arriba con puente nasal plano
  • Rasgos faciales diferentes (nariz corta, boca abierta y mandíbula sobresaliente)
  • Cabeza inusual
  • Ojos ampliamente espaciados, a veces con pliegue de piel adicional en las esquinas de estos

En los primeros meses de vida, las radiografías pueden mostrar manchas de depósitos de calcio, llamado punteado, en los huesos (especialmente la nariz). Los bebés también pueden presentar:

  • Dedos de manos y pies anormalmente cortos
  • Crecimiento precoz de huesos de manos y pies
  • Huesos cortos
  • Acortamiento de los huesos del antebrazo cerca de la muñeca

Dos genes han sido vinculados con esta afección, y es posible realizar exámenes genéticos.

Tratamiento

El tratamiento depende de los síntomas.

Se pueden suministrar hormonas, como la hormona del crecimiento. Es posible que se realice una cirugía para tratar los problemas óseos.

Grupos de apoyo

Estos grupos pueden brindarle más información acerca de la acrodisostosis:

Expectativas (pronóstico)

Los problemas dependen del grado de compromiso del esqueleto y de la discapacidad intelectual. En general, las personas se recuperan bien.

Posibles complicaciones

La acrodisostosis puede llevar a:

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el proveedor de su hijo si presenta signos de acrodisostosis. Asegúrese de que la altura y peso de su hijo sean medidos durante cada consulta de bienestar. El proveedor lo puede referir a:

  • Un genetista profesional para una evaluación completa y estudios cromosómicos
  • Un endocrinólogo pediátrico para manejar los problemas de crecimiento de su hijo

Referencias

Jones KL, Jones MC, Del Campo M. Other skeletal dysplasias. In: Jones KL, Jones MC, Del Campo M, eds. Smith's Recognizable Patterns of Human Malformation. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2013:560-593.

National Organization for Rare Disorders website. Acrodysostosis. rarediseases.org/rare-diseases/acrodysostosis. Updated 2014. Accessed November 12, 2018.

Silve C, Clauser E, Linglart A. Acrodysostosis. Horm Metab Res. 2012;44(10):749-758. PMID: 22815067 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22815067.

Volver arriba Sólo texto

  • Anatomía esquelética anterior - ilustración

    El esqueleto está compuesto por 206 huesos en el adulto y contribuye a dar forma al cuerpo; además, desempeña diversas funciones importantes para el cuerpo. Los huesos del esqueleto proporcionan soporte para los tejidos blandos. Por ejemplo, la caja torácica soporta la pared torácica. La mayoría de los músculos del cuerpo están unidos a los huesos que actúan como palancas para permitir el movimiento de las partes del cuerpo. Los huesos del esqueleto también sirven como reservorio de minerales como el calcio y el fosfato. Finalmente, la mayor parte de la formación de las células se lleva a cabo en la médula de ciertos huesos.

    Anatomía esquelética anterior

    ilustración

  • Anatomía esquelética anterior - ilustración

    El esqueleto está compuesto por 206 huesos en el adulto y contribuye a dar forma al cuerpo; además, desempeña diversas funciones importantes para el cuerpo. Los huesos del esqueleto proporcionan soporte para los tejidos blandos. Por ejemplo, la caja torácica soporta la pared torácica. La mayoría de los músculos del cuerpo están unidos a los huesos que actúan como palancas para permitir el movimiento de las partes del cuerpo. Los huesos del esqueleto también sirven como reservorio de minerales como el calcio y el fosfato. Finalmente, la mayor parte de la formación de las células se lleva a cabo en la médula de ciertos huesos.

    Anatomía esquelética anterior

    ilustración

 

Actualizado: 10/15/2018

Versión en inglés revisada por: Anna C. Edens Hurst, MD, MS, Assistant Professor in Medical Genetics, The University of Alabama at Birmingham, Birmingham, AL. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos