English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Enfermedad vascular del colágeno

Entre las enfermedades conocidas como trastornos autoinmunitarios, el sistema inmunitario del cuerpo ataca sus propios tejidos. Algunas de estas enfermedades tienen similitudes. Pueden involucrar artritis e inflamación de las arterias en los tejidos. A las personas que han desarrollado estos trastornos se les decía previamente que tenían "conectivopatía" o enfermedad "vascular del colágeno". Hoy en día tenemos nombres para afecciones específicas como:

Cuando una enfermedad específica no puede diagnosticarse, se pueden usar términos más generales. Estas se denominan enfermedades reumáticas sistémicas indiferenciadas (tejido conectivo) o síndrome del traslapo (síndromes mixtos del tejido conjuntivo).

Referencias

Bennett RM. Overlap syndromes. In: Firestein GS, Budd RC, Gabriel SE, McInnes IB, O'Dell JR, eds. Kelley and Firestein's Textbook of Rheumatology. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 86.

Mims MP. Lymphocytosis, lymphocytopenia, hypergammaglobulinemia, and hypogammaglobulinemia. In: Hoffman R, Benz EJ, Silberstein LE, et al, eds. Hematology: Basic Principles and Practice. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 49.

Volver arriba Sólo texto

  • Dermatomiositis - párpados heliotropes - ilustración

    Esta fotografía muestra el signo de los párpados en heliotropo. Los párpados han desarrollado una coloración parda (más violácea que roja) y, conjuntamente con las pápulas de Gottron sobre los nudillos de las manos, constituyen un hallazgo característico de la dermatomiositis.

    Dermatomiositis - párpados heliotropes

    ilustración

  • Poliarteritis - microscópica en la espinilla - ilustración

    Poliarteritis microscópica en la espinilla, término que se refiere a la inflamación de los vasos sanguíneos. Los nódulos de la poliarteritis son subcutáneos, es decir, se localizan bajo la superficie cutánea, se los puede percibir levemente (palpables) al ejercer presión sobre la piel y son sensibles al tacto. La piel afectada se encuentra típicamente enrojecida (eritematosa).

    Poliarteritis - microscópica en la espinilla

    ilustración

  • Salpullido facial por lupus eritematoso sistémico - ilustración

    Esta es una fotografía de una erupción por lupus eritematoso sistémico en el rostro. A menudo, el lupus eritematoso ocasiona una erupción en forma de mariposa o malar. Por lo general, esta erupción también se presenta en la nariz.

    Salpullido facial por lupus eritematoso sistémico

    ilustración

  • Esclerodactilia - ilustración

    El síntoma más clásico de esclerodermia es un tipo de tirantez de la piel conocido como esclerodactilia. Las etapas iniciales de la enfermedad implican hinchazón de los dedos de las manos y, posteriormente, a medida que el tejido conectivo se vuelve fibrótico, la piel de los dedos de las manos y de los pies se torna dura y brillante. Es posible que se vuelva difícil doblar los dedos de la mano y se pueden formar contracturas debido a la tirantez severa de la piel.

    Esclerodactilia

    ilustración

  • Artritis reumatoide - ilustración

    Los efectos de la artritis reumatoide pueden progresar hasta el grado de ser discapacitantes. Las deformidades características de la etapa tardía de la enfermedad, tales como la desviación ulnar (cubital) de los huesos de las manos o la desviación en cuello de cisne, se deben a que los huesos no están alineados porque los músculos y tendones de un lado de la articulación dominan los del otro lado.

    Artritis reumatoide

    ilustración

  • Dermatomiositis - párpados heliotropes - ilustración

    Esta fotografía muestra el signo de los párpados en heliotropo. Los párpados han desarrollado una coloración parda (más violácea que roja) y, conjuntamente con las pápulas de Gottron sobre los nudillos de las manos, constituyen un hallazgo característico de la dermatomiositis.

    Dermatomiositis - párpados heliotropes

    ilustración

  • Poliarteritis - microscópica en la espinilla - ilustración

    Poliarteritis microscópica en la espinilla, término que se refiere a la inflamación de los vasos sanguíneos. Los nódulos de la poliarteritis son subcutáneos, es decir, se localizan bajo la superficie cutánea, se los puede percibir levemente (palpables) al ejercer presión sobre la piel y son sensibles al tacto. La piel afectada se encuentra típicamente enrojecida (eritematosa).

    Poliarteritis - microscópica en la espinilla

    ilustración

  • Salpullido facial por lupus eritematoso sistémico - ilustración

    Esta es una fotografía de una erupción por lupus eritematoso sistémico en el rostro. A menudo, el lupus eritematoso ocasiona una erupción en forma de mariposa o malar. Por lo general, esta erupción también se presenta en la nariz.

    Salpullido facial por lupus eritematoso sistémico

    ilustración

  • Esclerodactilia - ilustración

    El síntoma más clásico de esclerodermia es un tipo de tirantez de la piel conocido como esclerodactilia. Las etapas iniciales de la enfermedad implican hinchazón de los dedos de las manos y, posteriormente, a medida que el tejido conectivo se vuelve fibrótico, la piel de los dedos de las manos y de los pies se torna dura y brillante. Es posible que se vuelva difícil doblar los dedos de la mano y se pueden formar contracturas debido a la tirantez severa de la piel.

    Esclerodactilia

    ilustración

  • Artritis reumatoide - ilustración

    Los efectos de la artritis reumatoide pueden progresar hasta el grado de ser discapacitantes. Las deformidades características de la etapa tardía de la enfermedad, tales como la desviación ulnar (cubital) de los huesos de las manos o la desviación en cuello de cisne, se deben a que los huesos no están alineados porque los músculos y tendones de un lado de la articulación dominan los del otro lado.

    Artritis reumatoide

    ilustración

Los conceptos básicos

 
 

Actualizado: 1/10/2019

Versión en inglés revisada por: Gordon A. Starkebaum, MD, MACR, ABIM Board Certified in Rheumatology, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos