English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Esofagitis

Inflamación - esófago; Esofagitis erosiva; Esofagitis ulcerativa; Esofagitis eosinofílica

Es una afección en la cual el revestimiento del esófago se hincha, inflama o irrita. El esófago es el tubo que va de la boca hasta el estómago. También se le conoce como tubo alimenticio.

Causas

Con frecuencia, la esofagitis es causada por el reflujo de líquido del estómago hacia el esófago. El líquido contiene ácido, el cual irrita el tejido. A este problema se le llama reflujo gastroesofágico (ERGE). Un trastorno autoinmunitario llamado esofagitis eosinofílica también causa esta afección.

Los siguientes factores incrementan el riesgo para esta afección:

  • Consumo de alcohol
  • Consumo de cigarrillos
  • Cirugía o radiación en el tórax (por ejemplo, el tratamiento para el cáncer pulmonar)
  • Tomar ciertos medicamentos, como alendronato, doxiciclina, ibandronato, risedronato, tetraciclina, pastillas de potasio y vitamina C, sin beber mucha agua
  • Vomitar
  • Acostarse después de consumir comidas grandes

Las personas que tienen sistemas inmunitarios debilitados pueden presentar infecciones que llevan a esofagitis. Las infecciones pueden llevar a la inflamación del esófago. La infección puede deberse a: 

Síntomas

La infección o irritación puede hacer que el esófago se inflame. Y se pueden formar llagas llamadas úlceras.

Los síntomas pueden incluir:

Pruebas y exámenes

El médico puede llevar a cabo los siguientes exámenes:

Tratamiento

El tratamiento depende de la causa. Las opciones comunes de tratamiento son:

  • Medicamento para reducir el ácido del estomago, en caso de reflujo
  • Antibióticos para tratar las infecciones
  • Cambio de medicamentos y dieta para tratar la esofagitis eosinofílica
  • Medicamentos para proteger el recubrimiento del esófago para tratar el daño causado por las pastillas

Usted debe dejar de tomar los medicamentos que dañan el recubrimiento del esófago. Tome sus píldoras con suficiente agua. Y evite acostarse inmediatamente después de tomarlas.

Expectativas (pronóstico)

En la mayoría de los casos, los trastornos que causan la hinchazón y la inflamación del esófago responden bien al tratamiento.

Posibles complicaciones

Sin tratamiento, esta afección puede causar molestia intensa. Puede desarrollarse cicatrización (estrechamiento) del esófago. Esto puede provocar problemas para tragar.

Después de años de reflujo gastroesofágico, se puede presentar una afección llamada esófago de Barrett. En muy pocas ocasiones, el síndrome de Barrett puede llevar a cáncer del esófago.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con su proveedor de atención médica si tiene:

  • Síntomas de esofagitis frecuentes
  • Dificultad para tragar 

Referencias

Falk GW, Katzka DA. Diseases of the esophagus. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 138.

Graman PS. Esophagitis. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases, Updated Edition. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 99.

Richter JE, Friedenberg FK. Gastroesophageal reflux disease. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease: Pathophysiology/Diagnosis/Management. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 44.

Volver arriba Sólo texto

  • Anatomía del esófago y del estómago - ilustración

    Cuando se traga el alimento, éste pasa por el esófago hacia el estómago, en donde se realiza la mayor parte de la digestión.

    Anatomía del esófago y del estómago

    ilustración

  • Esófago - ilustración

    El esófago conecta la nariz y la boca con el estómago. La epiglotis se pliega sobre la tráquea cuando se produce la deglución para evitar que la sustancia digerida sea inhalada por los pulmones. Cuando una persona es incapaz de tragar debido a una enfermedad o por estar en coma, se puede introducir un tubo, bien sea a través de la boca o de la nariz, se lo pasa por la epiglotis y baja por el esófago hasta llegar al estómago. Los nutrientes pasan a través del tubo directamente al estómago.

    Esófago

    ilustración

  • Anatomía del esófago y del estómago - ilustración

    Cuando se traga el alimento, éste pasa por el esófago hacia el estómago, en donde se realiza la mayor parte de la digestión.

    Anatomía del esófago y del estómago

    ilustración

  • Esófago - ilustración

    El esófago conecta la nariz y la boca con el estómago. La epiglotis se pliega sobre la tráquea cuando se produce la deglución para evitar que la sustancia digerida sea inhalada por los pulmones. Cuando una persona es incapaz de tragar debido a una enfermedad o por estar en coma, se puede introducir un tubo, bien sea a través de la boca o de la nariz, se lo pasa por la epiglotis y baja por el esófago hasta llegar al estómago. Los nutrientes pasan a través del tubo directamente al estómago.

    Esófago

    ilustración

 

Actualizado: 6/21/2018

Versión en inglés revisada por: Michael M. Phillips, MD, Clinical Professor of Medicine, The George Washington University School of Medicine, Washington, DC. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos