English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Isquemia e infarto intestinal pequeño

Necrosis intestinal; Isquemia intestinal - intestino delgado; Muerte del tejido intestinal - intestino delgado; Intestino muerto - intestino delgado; Infarto intestinal - intestino delgado; Aterosclerosis - intestino delgado; Endurecimiento de las arterias - intestino delgado

La isquemia e infarto intestinal sucede cuando hay un estrechamiento o bloqueo de una o más de las arterias que suministran al intestino delgado.

Causas

Existen varias causas posibles de la isquemia y el infarto intestinal.

  • Hernia -- si el intestino se desplaza hacia el lugar equivocado o queda atrapado, esto puede cortar el flujo de sangre.
  • Adherencias: el intestino puede quedar atrapado en tejido cicatricial de una cirugía previa (adherencias). Esto puede llevar a una pérdida de sangre si no se realiza un tratamiento.
  • Émbolo -- coágulos de sangre pueden bloquear una de las arterias que suministran el intestino. Las personas que han tenido un ataque cardíaco o que tienen arritmias, como la fibrilación auricular, están en riesgo de presentar este problema.
  • Las arterias que suministran sangre al intestino pueden estrecharse u obstruirse por la acumulación de colesterol. Cuando esto sucede en las arterias que van al corazón, ocasiona un ataque cardíaco. Cuando se presenta en las arterias que van al intestino, ocasiona isquemia intestinal.
  • Las venas que sacan la sangre del intestino se pueden obstruir con coágulos de sangre. Esto interrumpe el flujo sanguíneo hacia los intestinos. Es más común en personas con enfermedad hepática, cáncer o trastornos de la coagulación de la sangre.
  • Presión arterial baja -- la presión arterial muy baja en personas que ya tienen estrechamiento de las arterias intestinales también puede ocasionar isquemia intestinal. Esto se presenta a menudo en personas con otros problemas médicos serios.

Síntomas

El síntoma principal de la isquemia intestinal es el dolor abdominal. Este es intenso, aunque el área no esté muy sensible al tacto. Otros síntomas incluyen:

  • Diarrea
  • Fiebre
  • Vómitos
  • Heces con sangre

Pruebas y exámenes

Los exámenes de laboratorio pueden mostrar un alto conteo de glóbulos bancos (un marcador de infección). Puede haber sangrado en el tubo digestivo.

Algunos exámenes para detectar la extensión del daño incluyen:

Estos exámenes no siempre detectan el problema. Algunas veces, la única manera de detectar la isquemia intestinal es con un procedimiento quirúrgico.

Tratamiento

En la mayoría de los casos, la afección necesita tratamiento con cirugía. La parte del intestino que ha muerto se extirpa. Se conectan los extremos restantes sanos de este.

En algunos casos, se necesita una colostomía o una ileostomía. Si es posible, se corrige la obstrucción de las arterias que van al intestino.

Expectativas (pronóstico)

El daño o muerte del tejido intestinal es una afección seria. Esta puede ocasionar la muerte si no se le realiza un tratamiento de inmediato. El pronóstico depende de la causa. El tratamiento oportuno puede llevar a un buen desenlace clínico.

Posibles complicaciones

El daño o muerte del tejido intestinal puede requerir una colostomía o una ileostomía. Esto puede ser por poco tiempo o permanente. En estos casos, es común que se presente peritonitis. Las personas que tienen una gran cantidad de muerte tisular en el intestino pueden tener problemas para absorber los nutrientes. Se pueden volver dependientes de recibir la nutrición a través de las venas.

Algunas personas pueden resultar gravemente enfermas de fiebre y una infección del torrente sanguíneo (sepsis).

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con su proveedor de atención médica si presenta cualquier dolor abdominal intenso.

Prevención

Las medidas preventivas incluyen:

  • Controlar los factores de riesgo, como las palpitaciones irregulares, la hipertensión arterial y el colesterol alto
  • No fumar
  • Consumir una dieta nutritiva
  • Tratar rápidamente las hernias

Referencias

Brandt LJ, Feuerstadt P. Intestinal ischemia. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease: Pathophysiology/Diagnosis/Management. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 118.

Eslami MH. Acute mesenteric ischemia. In: Cameron JL, Cameron AM, eds. Current Surgical Therapy. 12th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:1071-1079.

Hauser SC. Vascular diseases of the gastrointestinal tract. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 143.

Roline CE, Reardon RF. Disorders of the small intestine. In: Walls RM, Hockberger RS, Gausche-Hill M, eds. Rosen's Emergency Medicine. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 82.

Volver arriba Sólo texto

  • El sistema digestivo - ilustración

    El esófago, el estómago y los intestinos grueso y delgado, ayudados por el hígado, la vesícula biliar y el páncreas convierten los componentes nutritivos de los alimentos en energía y descomponen los no nutritivos en desechos para ser excretados.

    El sistema digestivo

    ilustración

  • Intestino delgado - ilustración

    El intestino delgado es la porción del sistema digestivo con mayor responsabilidad en la absorción de nutrientes del alimento al torrente sanguíneo. El esfínter pilórico administra el paso parcial del alimento digerido del estómago al duodeno. Esta pequeña porción del intestino delgado está seguida por el yeyuno y el íleon. La válvula ileocecal del íleon pasa el material digerido al intestino grueso.

    Intestino delgado

    ilustración

  • El sistema digestivo - ilustración

    El esófago, el estómago y los intestinos grueso y delgado, ayudados por el hígado, la vesícula biliar y el páncreas convierten los componentes nutritivos de los alimentos en energía y descomponen los no nutritivos en desechos para ser excretados.

    El sistema digestivo

    ilustración

  • Intestino delgado - ilustración

    El intestino delgado es la porción del sistema digestivo con mayor responsabilidad en la absorción de nutrientes del alimento al torrente sanguíneo. El esfínter pilórico administra el paso parcial del alimento digerido del estómago al duodeno. Esta pequeña porción del intestino delgado está seguida por el yeyuno y el íleon. La válvula ileocecal del íleon pasa el material digerido al intestino grueso.

    Intestino delgado

    ilustración

 

Actualizado: 1/12/2018

Versión en inglés revisada por: Michael M. Phillips, MD, Clinical Professor of Medicine, The George Washington University School of Medicine, Washington, DC. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos