English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Celulitis periorbitaria

Celulitis preseptal

Es una infección del párpado o de la piel alrededor del ojo.

Causas

La celulitis periorbitaria puede ocurrir a cualquier edad, pero normalmente afecta a niños menores de 18 meses.

Esta infección puede ocurrir después de un rascado, lesión o una picadura de un insecto alrededor del ojo que permite que gérmenes ingresen a la herida. También se puede extender desde un sitio cercano que esté infectado, como los senos paranasales.

La celulitis periorbitaria es diferente de la celulitis orbitaria, la cual es una infección del tejido grasoso y los músculos alrededor del ojo. La celulitis orbitaria es una infección peligrosa, que puede causar problemas prolongados.

Síntomas

Los síntomas incluyen:

  • Enrojecimiento alrededor del ojo o en la parte blanca del ojo
  • Hinchazón del párpado, la parte blanca del ojo y la zona circundante

Esta afección generalmente no afecta la visión ni causa dolor ocular.

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica examinará el ojo y hará preguntas acerca de los síntomas.

Los exámenes que se pueden ordenar incluyen:

Tratamiento

Los antibióticos se administran por vía oral, en inyecciones, o a través de una vena (intravenosa; IV) para ayudar a combatir la infección.

Expectativas (pronóstico)

La celulitis periorbitaria casi siempre mejora con tratamiento. En casos poco frecuentes, la infección se disemina a la cavidad del ojo teniendo como resultado una celulitis orbitaria.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor de inmediato si:

  • El ojo se torna rojo o hinchado
  • Los síntomas empeoran después del tratamiento
  • Se presenta fiebre junto con síntomas oculares
  • Es difícil o doloroso mover el ojo
  • El ojo parece estarse saliendo (protruyendo)
  • Hay cambios en la visión

Referencias

Durand ML. Periocular infections. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases, Updated Edition. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 118.

Olitsky SE, Hug D, Plummer LS, Stahl ED, Ariss MM, Lindquist TP. Orbital infections. In: Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme JW, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 634.

Volver arriba Sólo texto

  • El organismo Haemophilus influenzae - ilustración

    Esta fotografía muestra el organismo Haemophillus influenzae. Las infecciones que causa por lo general se presentan en niños menores de 6 años y son extremadamente graves. El Haemophillus tipo B causa meningitis, celulitis periorbitaria, celulitis bucal y epiglotitis, artritis séptica, osteomielitis, pericarditis y bacteremia. Estos pequeños organismos viven dentro de las células (intracelulares) como se muestra en la fotografía. (Cortesía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades - CDC - de los Estados Unidos.)

    El organismo Haemophilus influenzae

    ilustración

  • Celulitis periorbital - ilustración

    La celulitis periorbital es una infección aguda de los tejidos que circundan el ojo, la cual puede progresar hasta la fase de celulitis orbital con protrusión del globo ocular. La meningitis es una de las posibles complicaciones de esta condición.

    Celulitis periorbital

    ilustración

  • Organismo Haemophilus influenza - ilustración

    Esta es una tinción de Gram del líquido cefalorraquídeo de una persona con meningitis. Los organismos en forma de bastoncillos son Haemophilus influenzae, una de las causas más comunes de la meningitis infantil antes de que la vacuna contra el H. influenza fuese de uso común. Los objetos rojos grandes son células en el líquido cefalorraquídeo. La vacuna para prevenir la infección por Haemophilus influenzae (tipo B) es de uso rutinario para las inmunizaciones (Hib) de los niños a los 2, 4 y 12 meses.

    Organismo Haemophilus influenza

    ilustración

  • El organismo Haemophilus influenzae - ilustración

    Esta fotografía muestra el organismo Haemophillus influenzae. Las infecciones que causa por lo general se presentan en niños menores de 6 años y son extremadamente graves. El Haemophillus tipo B causa meningitis, celulitis periorbitaria, celulitis bucal y epiglotitis, artritis séptica, osteomielitis, pericarditis y bacteremia. Estos pequeños organismos viven dentro de las células (intracelulares) como se muestra en la fotografía. (Cortesía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades - CDC - de los Estados Unidos.)

    El organismo Haemophilus influenzae

    ilustración

  • Celulitis periorbital - ilustración

    La celulitis periorbital es una infección aguda de los tejidos que circundan el ojo, la cual puede progresar hasta la fase de celulitis orbital con protrusión del globo ocular. La meningitis es una de las posibles complicaciones de esta condición.

    Celulitis periorbital

    ilustración

  • Organismo Haemophilus influenza - ilustración

    Esta es una tinción de Gram del líquido cefalorraquídeo de una persona con meningitis. Los organismos en forma de bastoncillos son Haemophilus influenzae, una de las causas más comunes de la meningitis infantil antes de que la vacuna contra el H. influenza fuese de uso común. Los objetos rojos grandes son células en el líquido cefalorraquídeo. La vacuna para prevenir la infección por Haemophilus influenzae (tipo B) es de uso rutinario para las inmunizaciones (Hib) de los niños a los 2, 4 y 12 meses.

    Organismo Haemophilus influenza

    ilustración

 

Actualizado: 12/13/2017

Versión en inglés revisada por: Jatin M. Vyas, MD, PhD, Assistant Professor in Medicine, Harvard Medical School; Assistant in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital, Boston, MA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos