English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Roséola

Exantema súbito; Sexta enfermedad

Es una infección viral que comúnmente afecta a bebés y niños pequeños. Implica fiebre alta y una erupción cutánea entre rosácea y roja.

Causas

La enfermedad es común en niños de 3 meses hasta los 4 años de edad y se da con mayor frecuencia entre los 6 meses y 1 año.

Es provocada por un virus denominado herpesvirus humano 6 (HVH-6), aunque se pueden presentar síndromes similares con otros virus.

Síntomas

El tiempo entre el momento de la infección y el comienzo de los síntomas (período de incubación) es de 5 a 15 días.

Los primeros síntomas incluyen:

  • Enrojecimiento de los ojos
  • Irritabilidad
  • Rinorrea
  • Dolor de garganta
  • Fiebre alta que aparece rápidamente y puede alcanzar los 105ºF (40.5°C) y durar de 3 a 7 días.

Aproximadamente de 2 a 4 días después de resultar enfermo, la fiebre del niño disminuye y aparece una erupción. En la mayoría de los casos, esta erupción:

  • Comienza en el tronco y se extiende a los brazos, las piernas, el cuello y la cara
  • Es de color rosa o rosado
  • Tiene llagas pequeñas que están ligeramente elevadas

La erupción dura desde unas pocas horas hasta 2 a 3 días. Por lo general no pica.

Pruebas y exámenes

El médico llevará a cabo un examen físico y hará preguntas acerca de la historia clínica del niño. El niño puede tener ganglios linfáticos inflamados en el cuello o en la parte posterior del cuero cabelludo.

Tratamiento

No existe tratamiento específico para la roséola. En la mayoría de los casos, la enfermedad mejora por sí sola sin complicaciones.

El paracetamol (Tylenol) y los baños de agua fría con esponja pueden ayudar a reducir la fiebre. Algunos niños pueden tener convulsiones cuando experimentan fiebre alta. Si esto ocurre, llame al proveedor de atención médica o acuda a la sala de emergencias más cercana.

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden incluir:

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor de atención médica si su hijo:

  • Tiene una fiebre que no baja con el uso de paracetamol (Tylenol) o ibuprofeno (Advil) y un baño frío
  • Sigue luciendo muy enfermo
  • Está irritable o parece muy cansado

Acuda a la sala de urgencias o llame al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) si su hijo tiene convulsiones.

Prevención

El lavado cuidadoso de las manos puede ayudar a prevenir la diseminación de los virus que causan la roséola.

Referencias

Caserta MT. Roseola (human herpesviruses 6 and 7). In: Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme JW, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 256.

Cherry J. Roseola infantum (exanthem subitum). In: Cherry J, Harrison GJ, Kaplan SL, Steinbach WJ, Hotez PJ, eds. Feigin and Cherry's Textbook of Pediatric Infectious Diseases. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 59.

Volver arriba Sólo texto

  • Roséola - ilustración

    La roséola es una enfermedad aguda que afecta a bebés y niños pequeños y que se caracteriza por fiebre alta seguida por una erupción que aparece en el tronco, extremidades, cuello y cara.

    Roséola

    ilustración

  • Medición de la temperatura - ilustración

    El termómetro es un instrumento útil que se usa para medir la temperatura del cuerpo. Por lo general, el termómetro está lleno de mercurio, el cual sube dentro del tubo cuando se expande por un aumento en la temperatura corporal.

    Medición de la temperatura

    ilustración

  • Roséola - ilustración

    La roséola es una enfermedad aguda que afecta a bebés y niños pequeños y que se caracteriza por fiebre alta seguida por una erupción que aparece en el tronco, extremidades, cuello y cara.

    Roséola

    ilustración

  • Medición de la temperatura - ilustración

    El termómetro es un instrumento útil que se usa para medir la temperatura del cuerpo. Por lo general, el termómetro está lleno de mercurio, el cual sube dentro del tubo cuando se expande por un aumento en la temperatura corporal.

    Medición de la temperatura

    ilustración

 

Actualizado: 9/5/2017

Versión en inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos