English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Intoxicación por marihuana

Intoxicación con marihuana; Intoxicación - marihuana (cannabis); Yerba; Mary Juana (Mary Jane); Maleza; Hierba; Cannabis

La intoxicación con marihuana ("yerba") es la euforia, la relajación y algunas veces los efectos secundarios indeseables que pueden ocurrir cuando las personas usan marihuana.

En algunos estados de los Estados Unidos es permitido que la marihuana se use legalmente para tratar ciertos problemas médicos. En Otros estados también han legalizado su uso.

Síntomas

Los efectos narcóticos de la marihuana incluyen relajación, somnolencia, y la euforia leve (ponerse eufórico).

Fumar marihuana lleva a que se presenten signos y síntomas rápidos y predecibles. Comer marihuana puede causar efectos más lentos, y algunas veces menos predecibles.

La marihuana puede causar efectos secundarios indeseables, que se incrementan con dosis más altas. Estos efectos secundarios incluyen:

  • Disminución de la memoria a corto plazo
  • Boca reseca
  • Alteración de la percepción y destrezas motrices
  • Enrojecimiento de los ojos

Los efectos secundarios más graves incluyen pánico, paranoia o psicosis aguda, lo cual puede ser más común con los nuevos consumidores o en aquellos que ya tienen una enfermedad psiquiátrica.

El grado de estos efectos secundarios varía de un individuo a otro, al igual que de la cantidad de marihuana utilizada.

Con frecuencia la marihuana se reemplaza con alucinógenos y otras drogas más potentes que tienen efectos secundarios más graves que la misma marihuana. Estos efectos secundarios pueden incluir:

Tratamiento

El tratamiento y los cuidados implican: 

  • Prevenir una lesión.
  • Tranquilizar a quienes tengan reacciones de pánico debido a la droga. 

Se pueden administrar sedantes llamados benzodiazepinas, como diazepam (Valium) o lorazepam (Ativan). Los niños que tienen síntomas más graves o aquellos con efectos secundarios más serios posiblemente necesiten hospitalización para el tratamiento. El tratamiento puede incluir monitoreo del corazón o del cerebro.

El paciente puede recibir en el departamento de emergencias:

  • Carbón activado, si la droga fue consumida por vía oral
  • Exámenes de sangre y orina
  • Soporte respiratorio, incluyendo oxígeno (y un respirador, especialmente si ha sido una sobredosis mezclada)
  • Radiografías de tórax
  • ECG (electrocardiograma, o rastreo cardíaco)
  • Líquidos a través de una vena (intravenosos, o IV)
  • Medicinas para aliviar los síntomas (ver arriba)

Expectativas (pronóstico)

La intoxicación simple con marihuana rara vez necesita asesoría o tratamiento médico. En ocasiones, se presentan síntomas serios. Sin embargo, estos síntomas son infrecuentes y por lo regular están asociados con otras drogas o compuestos mezclados con marihuana.

Cuándo contactar a un profesional médico

Si alguien que ha estado consumiendo marihuana presenta cualquiera de los síntomas de intoxicación, tiene problemas para respirar o no puede despertarse, llame al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos). Si la persona ha dejado de respirar o no tiene pulso, inicie la resucitación cardiopulmonar (RCP) y continúe hasta que llegue la ayuda.

Referencias

Brust JCM. Effects of drug abuse on the nervous system. In: Daroff RB, Jankovic J, Mazziotta JC, Pomeroy SL, eds. Bradley's Neurology in Clinical Practice. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 87.

Iwanicki JL. Hallucinogens. In: Walls RM, Hockberger RS, Gausche-Hill M, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 150.

Volver arriba Sólo texto

 

Actualizado: 12/18/2018

Versión en inglés revisada por: Jacob L. Heller, MD, MHA, Emergency Medicine, Emeritus, Virginia Mason Medical Center, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos