English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Tularemia

Fiebre causada por una variedad de tábano; Fiebre de los conejos; Peste de Pahvant Valley; Enfermedad de Ohara; Yatobyo (Japón); Fiebre de los lemming o ratones de Noruega

Es una infección bacteriana en roedores salvajes. La bacteria se transmite a los humanos por contacto con tejidos de animales infectados. La bacteria también se puede transmitir por medio de garrapatas, picadura de moscas y mosquitos.

Causas

La tularemia es causada por la bacteria Francisella tularensis.

Los seres humanos pueden contraer la enfermedad a través de:

  • La picadura de una garrapata, un tábano o mosquito
  • La inhalación de material vegetal o tierra infectada
  • El contacto directo, a través de una herida en la piel, con un animal infectado o su cadáver (con mayor frecuencia un conejo, una rata almizclera, un castor o una ardilla)
  • La ingestión de carne infectada (poco frecuente)

El trastorno se presenta con mayor frecuencia en América del Norte y algunas partes de Europa y de Asia. En los Estados Unidos, esta enfermedad se encuentra con mayor frecuencia en Missouri, Dakota del Sur, Oklahoma y Arkansas. Aunque se pueden presentar brotes en los Estados Unidos, son escasos.

Algunas personas pueden presentar una neumonía después de inhalar el material vegetal o tierra infectada. Se sabe que esto ocurre en la isla Martha's Vineyard (Massachussetts), donde las bacterias están presentes en conejos, mapaches y mofetas.

Síntomas

Los síntomas aparecen de 3 a 5 días después de la exposición. La enfermedad generalmente comienza de manera repentina. Puede continuar durante varias semanas después del inicio de los síntomas.

Los síntomas pueden incluir:

Pruebas y exámenes

Los exámenes para detectar esta afección incluyen:

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es curar la infección con antibióticos.

Los antibióticos estreptomicina y tetraciclina se utilizan comúnmente para tratar esta infección. Otro antibiótico, la gentamicina, se ha usado como una alternativa a la estreptomicina. La gentamicina parece ser muy efectiva, pero solo se ha estudiado en una cantidad pequeña de personas dado que esta es una enfermedad poco frecuente. Los antibióticos tetraciclina y cloramfenicol se pueden usar solos, pero usualmente no son la primera opción.

Expectativas (pronóstico)

La tularemia es mortal en alrededor del 5% de los casos no tratados y en menos del 1% de los casos que reciben tratamiento.

Posibles complicaciones

La tularemia puede provocar estas complicaciones:

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si aparecen los síntomas después de la mordedura de un roedor, de una picadura de garrapata o de haber estado en contacto con la carne de un animal salvaje.

Prevención

Las medidas preventivas incluyen usar guantes al pelar o adobar animales salvajes, y mantenerse alejado de los animales muertos o enfermos.

Referencias

Penn RL. Francisella tularensis (tularemia). In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Disease, Updated Edition. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 229.

Schaffner W. Tularemia and other Francisella infections. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 311.

Volver arriba Sólo texto

  • Garrapatas del ciervo - ilustración

    Las garrapatas, por lo general, transmiten enfermedades tales como fiebre de las Montañas Rocosas, fiebre de la garrapata del Colorado, enfermedad de Lyme y turalemia. Otras enfermedades menos frecuentes son el tifus, la fiebre Q, la fiebre recurrente, la encefalitis viral, la fiebre hemorrágica y la babesiosis.

    Garrapatas del ciervo

    ilustración

  • Garrapatas - ilustración

    Hay muchas especies de garrapatas y de éstas muchas son capaces de portar enfermedades, tales como enfermedad de Lyme, ehrliquiosis, fiebre manchada de las Montañas Rocosas, fiebre de garrapata de Colorado, tularemia, tifus, fiebre hemorrágica y encefalitis viral. (Cortesía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades - CDC - de los Estados Unidos).

    Garrapatas

    ilustración

  • Garrapatas incrustadas en la piel - ilustración

    Esta es una fotografía de una garrapata incrustada en la piel, vista de cerca. Las garrapatas trasmiten enfermedades tales como la fiebre manchada de las Montañas Rocosas, la tularemia, la fiebre de garrapata de Colorado y la enfermedad de Lyme, entre otras.

    Garrapatas incrustadas en la piel

    ilustración

  • Anticuerpos - ilustración

    Los antígenos son moléculas grandes, (generalmente proteínas) localizadas en la superficie de las células, virus, hongos, bacterias y algunas sustancias muertas como toxinas, sustancias químicas, medicamentos y partículas extrañas. El sistema inmunológico detecta los antígenos y produce anticuerpos que destruyen las sustancias que los contienen.

    Anticuerpos

    ilustración

  • Bacterias - ilustración

    Las infecciones bacterianas pueden conducir a la formación de pus o a la propagación de la bacteria en la sangre.

    Bacterias

    ilustración

  • Garrapatas del ciervo - ilustración

    Las garrapatas, por lo general, transmiten enfermedades tales como fiebre de las Montañas Rocosas, fiebre de la garrapata del Colorado, enfermedad de Lyme y turalemia. Otras enfermedades menos frecuentes son el tifus, la fiebre Q, la fiebre recurrente, la encefalitis viral, la fiebre hemorrágica y la babesiosis.

    Garrapatas del ciervo

    ilustración

  • Garrapatas - ilustración

    Hay muchas especies de garrapatas y de éstas muchas son capaces de portar enfermedades, tales como enfermedad de Lyme, ehrliquiosis, fiebre manchada de las Montañas Rocosas, fiebre de garrapata de Colorado, tularemia, tifus, fiebre hemorrágica y encefalitis viral. (Cortesía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades - CDC - de los Estados Unidos).

    Garrapatas

    ilustración

  • Garrapatas incrustadas en la piel - ilustración

    Esta es una fotografía de una garrapata incrustada en la piel, vista de cerca. Las garrapatas trasmiten enfermedades tales como la fiebre manchada de las Montañas Rocosas, la tularemia, la fiebre de garrapata de Colorado y la enfermedad de Lyme, entre otras.

    Garrapatas incrustadas en la piel

    ilustración

  • Anticuerpos - ilustración

    Los antígenos son moléculas grandes, (generalmente proteínas) localizadas en la superficie de las células, virus, hongos, bacterias y algunas sustancias muertas como toxinas, sustancias químicas, medicamentos y partículas extrañas. El sistema inmunológico detecta los antígenos y produce anticuerpos que destruyen las sustancias que los contienen.

    Anticuerpos

    ilustración

  • Bacterias - ilustración

    Las infecciones bacterianas pueden conducir a la formación de pus o a la propagación de la bacteria en la sangre.

    Bacterias

    ilustración

 

Actualizado: 1/3/2019

Versión en inglés revisada por: Jatin M. Vyas, MD, PhD, Assistant Professor in Medicine, Harvard Medical School; Assistant in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital, Boston, MA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos