English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Piojos del pubis

Pediculosis - piojos del pubis; Piojos - púbicos; Ladillas; Pediculosis púbica; Pthirus pubis

Los piojos del pubis son diminutos insectos sin alas que infectan la zona vellosa de la región púbica y ponen sus huevos allí. Estos piojos también se pueden encontrar en el vello axilar, en las cejas, bigotes, barba, alrededor del ano y en las pestañas (en los niños).

Causas

Los piojos del pubis se propagan más comúnmente durante la actividad sexual.

En muy pocos casos, los piojos del pubis se pueden propagar a través del contacto con objetos como tazas de baño, sábanas, frazadas o trajes de baño (que se pueda probar en una tienda). 

Los animales no les pueden propagar los piojos a los humanos.

Otros tipos de piojos incluyen:

Usted está en mayor riesgo de infectarse con piojos del pubis si: 

  • Tiene múltiples parejas sexuales (alta incidencia en hombres que tienen sexo con hombres)
  • Tiene contacto sexual con una persona infectada
  • Comparte la ropa de cama o la ropa de uso personal con una persona infectada

Síntomas

Los piojos del pubis causan comezón en la zona cubierta por el vello púbico. La picazón con frecuencia empeora por la noche. Puede empezar poco después de resultar infectado con los piojos o puede no comenzar sino hasta 2 a 4 semanas después del contacto.

Otros síntomas pueden incluir:

  • Reacciones cutáneas locales a las picaduras que provocan que la piel se torne roja o de un color azul grisáceo
  • Úlceras en la zona genital debido a picaduras y al rascado

Pruebas y exámenes

Su proveedor de atención médica realizará un examen para buscar:

  • Los piojos
  • Pequeños huevos ovalados de color gris claro (liendres), adheridos al tallo del vello que se encuentra en los límites de la zona genital
  • Marcas de rascado o signos de una infección cutánea

Debido a que los piojos púbicos pueden causar una infección ocular en los niños pequeños, se deben examinar sus pestañas con una lupa potente. Siempre se debe considerar la transmisión sexual y la posibilidad de abuso sexual si se encuentran piojos púbicos en niños.

Los piojos adultos son fáciles de identificar con un dispositivo especial de aumento llamado dermoscopio. A los piojos del pubis con frecuencia se les denomina "los cangrejos" debido a su apariencia.

Los adolescentes y los adultos con piojos del pubis pueden necesitar que les hagan exámenes para detectar otras infecciones de transmisión sexual (ITS).

Tratamiento

MEDICAMENTOS 

Los piojos del pubis a menudo se tratan con medicamentos que contienen una sustancia llamada permetrina. Para usar este medicamento:

  • Aplique el medicamento en todo el vello púbico y la zona circundante. Déjelo reposar por al menos de 5 a 10 minutos o como le indique su proveedor.
  • Enjuague bien.
  • Cepille el vello púbico con un peine de dientes finos para retirar los huevos (liendres). La aplicación de vinagre al vello púbico antes de peinarlo puede ayudar a aflojar las liendres.

En los casos de infestación en las pestañas, aplicar vaselina tres veces al día de 1 a 2 semanas puede ayudarle. 

La mayoría de las personas necesita solo un tratamiento. Si se requiere un segundo tratamiento, se debe hacer de 4 días a 1 semana después.

Algunos de los medicamentos de venta libre para el tratamiento de los piojos son Rid, Nix y LiceMD, entre otros. La loción de malatión es otra opción.

Las parejas sexuales deben recibir tratamiento al mismo tiempo. 

OTROS CUIDADOS 

Mientras se esté realizando el tratamiento para los piojos púbicos: 

  • Lave todas las prendas de vestir y la ropa de cama en agua caliente. 
  • Rocíe los objetos que no se puedan lavar con un aerosol medicado que se puede comprar en la tienda. También puede sellar los objetos en bolsas plásticas durante un período de 10 a 14 días para sofocar los piojos. 

Expectativas (pronóstico)

El tratamiento adecuado, que incluye una limpieza minuciosa, debe eliminar los piojos.

El rascado puede hacer que la piel resulte en carne viva o causar una infección cutánea.

Cuándo contactar a un profesional médico

Solicite una cita con el proveedor si:

  • Usted o su pareja sexual tiene síntomas de los piojos del pubis
  • Usted prueba con tratamientos de venta libre contra los piojos y no son efectivos
  • Los síntomas continúan después del tratamiento

Prevención

Evite el contacto sexual o íntimo con personas que tienen piojos en el pubis hasta que hayan recibido tratamiento.

Báñese o dúchese con frecuencia y mantenga la ropa de cama limpia. Evite probarse trajes de baño al ir de compras. Sin embargo, si se los tiene que probar, asegúrese de llevar puesta la ropa interior. Esto puede impedir que usted contraiga o propague este tipo de piojos.

Referencias

Burkhart CN, Burkhart CG, Morrell DS. Infestations. In: Bolognia JL, Schaffer JV, Cerroni L, eds. Dermatology. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 84.

Katsambas A, Dessinioti C. Parasitic diseases of the skin. In: Kellerman RD, Bope ET, eds. Conn's Current Therapy 2018. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:976-982.

Marcdante KJ, Kliegman RM. Cutaneous infestations. In: Marcdante KJ, Kleigman RM, eds. Nelson Essentials of Pediatrics. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap 196.

Volver arriba Sólo texto

  • Ladilla hembra - ilustración

    Esta es una microfotografía de una hembra del piojo púbico, el cual se conoce como cangrejo debido a su parecido con este crustáceo. El cuerpo del piojo púbico es más pequeño y redondo que el de los piojos de la cabeza. (Cortesía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades CDC de los Estados Unidos.)

    Ladilla hembra

    ilustración

  • Piojo macho del pubis - ilustración

    Esta es una microfotografía de un macho del piojo púbico, el cual se conoce como cangrejo por su parecido con este crustáceo. El cuerpo del piojo púbico es más pequeño y redondo que el de los piojos de la cabeza.

    Piojo macho del pubis

    ilustración

  • Ladillas - ilustración

    Esta fotografía muestra un piojo púbico (la pequeña mota blanquecina) colgando de un pelo. Las áreas superficiales rojizas con costras (áreas excoriadas) son producto del rascado. (Cortesía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades - CDC - de los Estados Unidos.)

    Ladillas

    ilustración

  • Piojo de cabeza y piojo púbico - ilustración

    Esta imagen compara el tamaño relativo de la cabeza y la forma de un piojo de la cabeza con los de un piojo púbico.

    Piojo de cabeza y piojo púbico

    ilustración

  • Ladilla hembra - ilustración

    Esta es una microfotografía de una hembra del piojo púbico, el cual se conoce como cangrejo debido a su parecido con este crustáceo. El cuerpo del piojo púbico es más pequeño y redondo que el de los piojos de la cabeza. (Cortesía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades CDC de los Estados Unidos.)

    Ladilla hembra

    ilustración

  • Piojo macho del pubis - ilustración

    Esta es una microfotografía de un macho del piojo púbico, el cual se conoce como cangrejo por su parecido con este crustáceo. El cuerpo del piojo púbico es más pequeño y redondo que el de los piojos de la cabeza.

    Piojo macho del pubis

    ilustración

  • Ladillas - ilustración

    Esta fotografía muestra un piojo púbico (la pequeña mota blanquecina) colgando de un pelo. Las áreas superficiales rojizas con costras (áreas excoriadas) son producto del rascado. (Cortesía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades - CDC - de los Estados Unidos.)

    Ladillas

    ilustración

  • Piojo de cabeza y piojo púbico - ilustración

    Esta imagen compara el tamaño relativo de la cabeza y la forma de un piojo de la cabeza con los de un piojo púbico.

    Piojo de cabeza y piojo púbico

    ilustración

 

Actualizado: 10/14/2018

Versión en inglés revisada por: Michael Lehrer, MD, Clinical Associate Professor, Department of Dermatology, University of Pennsylvania Medical Center, Philadelphia, PA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos