English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Sarna

Sarna en humanos; Sarcoptes scabiei

Es una enfermedad cutánea de fácil propagación causada por un ácaro muy pequeño.

Causas

La sarna se encuentra en todo el mundo entre personas de todas las razas y edades.

  • Se transmite por contacto de piel a piel con una persona que la tenga.
  • Se propaga fácilmente entre personas que están en contacto cercano. A menudo, familias enteras resultan afectadas.

Los brotes de sarna son más comunes en asilos u hogares de ancianos, residencias universitarias y guarderías.

Los ácaros que causan la sarna excavan la piel y depositan los huevos. Esto forma un agujero que se parece a una marca de lápiz. Los huevos eclosionan a los 21 días. La erupción pruriginosa es una respuesta alérgica a los ácaros.

Las mascotas y animales no propagan la sarna humana. También es muy poco probable que la sarna se propague a través de piscinas. Es difícil que se propague a través de las prendas de vestir o la ropa de cama.

Un tipo de sarna que se denomina sarna costrosa (noruega) es una plaga grave con una gran cantidad de ácaros. Las personas con sistemas inmunitarios debilitados resultan más afectadas.

Síntomas

Los síntomas de la sarna incluyen:

  • Picazón grave, más a menudo en la noche.
  • Erupción cutánea, a menudo entre los dedos de manos y pies, la parte inferior de las muñecas, las axilas, las mamas y los glúteos.
  • Úlceras sobre la piel por el rascado y la excavación.
  • Líneas delgadas (marcas de surcos) en la piel.
  • Los bebés probablemente tendrán erupción cutánea en todo el cuerpo, especialmente en la cabeza, la cara y el cuello, con úlceras en las palmas de las manos y las plantas de los pies.

La sarna no afecta la cara, excepto en los bebés y en las personas con sarna costrosa.

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica examinará la piel en busca de signos de sarna.

Los exámenes que se pueden realizar incluyen:

  • Raspar los agujeros de la piel para retirar los ácaros, sus huevecillos o sus heces con el fin de examinarlos con un microscopio.
  • En algunos casos, se realiza una biopsia de piel.

Tratamiento

CUIDADOS EN CASA

  • Antes del tratamiento, lave la ropa, la ropa interior, las toallas, la ropa de cama y los pijamas en agua caliente y seque a una temperatura de 140°F (60°C) o mayor. El lavado en seco también funciona. De no ser posible lavar de forma tradicional o en seco, mantenga estos artículos lejos del cuerpo durante al menos 72 horas. Los ácaros mueren cuando se mantienen lejos del cuerpo.
  • Aspire los tapetes y muebles tapizados.
  • Use loción de calamina y remoje en un baño frío para aliviar la picazón.
  • Tome un medicamento antihistamínico oral si el proveedor se lo recomienda para una picazón muy intensa.

MEDICAMENTOS RECETADOS POR EL PROVEEDOR DE ATENCIÓN MÉDICA

La familia entera o las parejas sexuales de las personas infectadas deben recibir tratamiento, incluso si no tienen síntomas.

Las cremas recetadas por el proveedor son necesarias para tratar la sarna.

  • La crema que se usa más comúnmente es permetrina al 5%.
  • Otras cremas incluyen benzoato de bencilo, azufre con vaselina y crotamitón.

Aplique el medicamento en todo el cuerpo. Las cremas se pueden usar como un tratamiento por una sola vez o se pueden repetir en 1 semana.

Para casos difíciles de tratar, el proveedor también le puede recetar una pastilla conocida como ivermectina en una dosis única.

Expectativas (pronóstico)

La picazón puede continuar por 2 semanas o más después de iniciado el tratamiento. Desparecerá si usted sigue el plan de tratamiento del proveedor. 

La mayoría de los casos de sarna pueden curarse sin problemas a largo plazo. Un caso grave con mucha descamación o costra puede ser un signo de que el sistema inmunitario de la persona está debilitado.

Posibles complicaciones

El intenso rascado puede causar una infección secundaria de la piel, como el impétigo.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si:

  • Tiene síntomas de sarna.
  • A una persona, con quien usted ha tenido un contacto cercano, le diagnosticaron sarna.

Referencias

Diaz JH. Scabies. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases, Updated Edition. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 295.

Habif TP. Infestations and bites. In: Habif TP, ed. Clinical Dermatology: A Color Guide to Diagnosis and Therapy. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 15. 

Volver arriba Sólo texto

  • Erupción y excoriación en la mano por sarna - ilustración

    Erupción y excoriaciones a consecuencia de una infección por sarna. (Cortesía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades - CDC - de los Estados Unidos)

    Erupción y excoriación en la mano por sarna

    ilustración

  • Microfotografía del ácaro de la escabiosis - ilustración

    Esta es una fotomicrografía del ácaro de la sarna. Este animal hace túneles bajo la piel, depositando en ella tanto huevos como heces. La infestación por sarna causa una picazón (prurito) intensa que lleva al rascado y a daños en la piel (excoriaciones). Si no se la trata, la infestación puede durar por años, por lo que se la llama "picazón de los siete años".

    Microfotografía del ácaro de la escabiosis

    ilustración

  • Microfotografía de las heces del ácaro de la escabiosis - ilustración

    Esta es una microfotografía de las heces de los ácaros de la sarna en raspados de piel. Se piensa que este material causa una reacción de tipo alérgico que puede ser responsable de la picazón intensa. Esta picazón puede durar por mucho tiempo después de que los ácaros de la sarna hayan muerto, debido a que los huevos muertos y las heces de dichos ácaros permanecen en la piel.

    Microfotografía de las heces del ácaro de la escabiosis

    ilustración

  • Microfotografía del ácaro de la escabiosis - ilustración

    Esta es una fotografía de alta resolución del ácaro que causa la sarna.

    Microfotografía del ácaro de la escabiosis

    ilustración

  • Microfotografía del ácaro de la escabiosis - ilustración

    En esta microfotografía aparece el ácaro responsable de la sarna, junto con sus huevos y heces. Los ácaros excavan túneles dentro de la piel, en donde depositan sus huevos y heces. La infestación por sarna produce un prurito intenso que induce al rascado y produce lesiones en la piel (excoriaciones). Sin tratamiento, la enfermedad puede perdurar por muchos años, razón por la cual ha sido llamada "prurito de los siete años".

    Microfotografía del ácaro de la escabiosis

    ilustración

  • Microfotografía del ácaro de la escabiosis, los huevos y el ácaro en las heces - ilustración

    En esta microfotografía aparece el ácaro responsable de la sarna, junto con sus huevos y heces. Los ácaros excavan túneles dentro de la piel, en donde depositan sus huevos y heces. La infestación por sarna produce un prurito intenso que induce al rascado y produce lesiones en la piel (excoriaciones). Sin tratamiento, la enfermedad puede perdurar por muchos años, razón por la cual ha sido llamada "prurito de los siete años".

    Microfotografía del ácaro de la escabiosis, los huevos y el ácaro en las heces

    ilustración

  • Erupción y excoriación en la mano por sarna - ilustración

    Erupción y excoriaciones a consecuencia de una infección por sarna. (Cortesía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades - CDC - de los Estados Unidos)

    Erupción y excoriación en la mano por sarna

    ilustración

  • Microfotografía del ácaro de la escabiosis - ilustración

    Esta es una fotomicrografía del ácaro de la sarna. Este animal hace túneles bajo la piel, depositando en ella tanto huevos como heces. La infestación por sarna causa una picazón (prurito) intensa que lleva al rascado y a daños en la piel (excoriaciones). Si no se la trata, la infestación puede durar por años, por lo que se la llama "picazón de los siete años".

    Microfotografía del ácaro de la escabiosis

    ilustración

  • Microfotografía de las heces del ácaro de la escabiosis - ilustración

    Esta es una microfotografía de las heces de los ácaros de la sarna en raspados de piel. Se piensa que este material causa una reacción de tipo alérgico que puede ser responsable de la picazón intensa. Esta picazón puede durar por mucho tiempo después de que los ácaros de la sarna hayan muerto, debido a que los huevos muertos y las heces de dichos ácaros permanecen en la piel.

    Microfotografía de las heces del ácaro de la escabiosis

    ilustración

  • Microfotografía del ácaro de la escabiosis - ilustración

    Esta es una fotografía de alta resolución del ácaro que causa la sarna.

    Microfotografía del ácaro de la escabiosis

    ilustración

  • Microfotografía del ácaro de la escabiosis - ilustración

    En esta microfotografía aparece el ácaro responsable de la sarna, junto con sus huevos y heces. Los ácaros excavan túneles dentro de la piel, en donde depositan sus huevos y heces. La infestación por sarna produce un prurito intenso que induce al rascado y produce lesiones en la piel (excoriaciones). Sin tratamiento, la enfermedad puede perdurar por muchos años, razón por la cual ha sido llamada "prurito de los siete años".

    Microfotografía del ácaro de la escabiosis

    ilustración

  • Microfotografía del ácaro de la escabiosis, los huevos y el ácaro en las heces - ilustración

    En esta microfotografía aparece el ácaro responsable de la sarna, junto con sus huevos y heces. Los ácaros excavan túneles dentro de la piel, en donde depositan sus huevos y heces. La infestación por sarna produce un prurito intenso que induce al rascado y produce lesiones en la piel (excoriaciones). Sin tratamiento, la enfermedad puede perdurar por muchos años, razón por la cual ha sido llamada "prurito de los siete años".

    Microfotografía del ácaro de la escabiosis, los huevos y el ácaro en las heces

    ilustración

 

Actualizado: 11/3/2017

Versión en inglés revisada por: David L. Swanson, MD, Vice Chair of Medical Dermatology, Associate Professor of Dermatology, Mayo Medical School, Scottsdale, AZ. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos