English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Queratosis actínica

Queratosis solar; Cambios en la piel inducidos por el sol - queratoris; Queratosis - actínica (solar); Lesión cutánea - queratosis actínica

Es una pequeña zona elevada y áspera de la piel. A menudo estas zonas han estado expuestas al sol durante mucho tiempo.

Algunas queratosis actínicas pueden transformarse en un tipo de cáncer de piel.

Causas

La queratosis actínica es causada por la exposición a la luz solar.

Usted es más propenso a desarrollarla si: 

  • Tiene piel clara, ojos azules o verdes o cabello rojo o rubio.
  • Se sometió a un trasplante de riñón o de otro órgano.
  • Toma medicamentos que inhiben el sistema inmunitario.
  • Pasa mucho tiempo todos los días al sol (por ejemplo, si trabaja al aire libre).
  • Tuvo quemaduras solares graves y múltiples a comienzos de la vida.
  • Es una persona mayor.

Síntomas

Las queratosis actínicas generalmente se encuentran en la cara, el cuero cabelludo, el dorso de las manos, el pecho o lugares que a menudo están expuestos al sol.

  • Los cambios en la piel comienzan como zonas planas y escamosas. Con frecuencia tienen una escama similar a una costra amarilla o blanca en la parte superior.
  • Los tumores pueden ser de color gris, rosado, rojo o del mismo color de la piel. Posteriormente, pueden volverse duros, verrugosos o arenosos y ásperos. 
  • Las zonas afectadas pueden ser más fáciles de sentir que de ver.

Pruebas y exámenes

Su proveedor de atención médica examinará la piel para diagnosticar esta afección. Se puede tomar una biopsia de piel para ver si se trata de cáncer.

Tratamiento

Algunas queratosis actínicas se convierten en cáncer de piel escamocelular. Procure que su proveedor examine todos los tumores cutáneos tan pronto como los encuentre. Su proveedor le dirá cómo tratarlos.

Los tumores o neoplasias se pueden extirpar por medio de:

  • Quemado (electrocauterización)
  • Raspado de la lesión y uso de la electricidad para destruir cualquier célula remanente (llamado legrado y electrodesecación)
  • Extirpación del tumor y suturas para volver a unir la piel (llamado escisión)
  • Congelación (crioterapia, que congela y destruye las células)

Si tiene muchos de estos tumores cutáneos, el doctor puede recomendar:

Expectativas (pronóstico)

Una cantidad pequeña de estos tumores cutáneos se transforman en carcinoma escamocelular.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si observa o siente un punto áspero o descamativo en la piel, o si nota cualquier otro cambio cutáneo. 

Prevención

La mejor manera de reducir el riesgo de queratosis actínica y de cáncer de piel es aprender cómo proteger la piel del sol y de la luz ultravioleta (UV).

Las medidas que se pueden tomar para reducir la exposición a la luz solar incluyen: 

  • Use ropa protectora, como sombreros, camisas de manga larga, faldas o pantalones largos.
  • Trate de evitar la exposición al sol durante el mediodía, cuando la luz ultravioleta es más intensa.
  • Use protectores solares de alta calidad, preferiblemente con un factor de protección solar (FPS) de por lo menos 30. Escoja un protector solar de amplio espectro que bloquee tanto la luz tipo UVA como la tipo UVB.
  • Aplique protectores solares antes de salir al sol y vuelva a aplicarlos con frecuencia, al menos cada 2 horas mientras esté expuesto al sol.
  • Use protectores solares durante todo el año, incluso en invierno.
  • Evite las lámparas solares, las cámaras bronceadoras y las salas de bronceado.

Otros detalles para tener en cuenta con respecto a la exposición al sol:

  • La exposición al sol es más fuerte en o cerca de las superficies que reflejan la luz, como el agua, la arena, el concreto y las áreas pintadas de blanco.
  • La luz solar es más intensa a comienzos del verano.
  • La piel se quema más rápidamente a mayores altitudes.

Referencias

Habif TP. Premalignant and malignant nonmelanoma skin tumors. In: Habif TP, ed. Clinical Dermatology: A Color Guide to Diagnosis and Therapy. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 21.

Soyer HP, Rigel DS, McMeniman E. Actinic keratosis, basal cell carcinoma, and squamous cell carcinoma. In: Bolognia JL, Schaffer JV, Cerroni L, eds. Dermatology. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 108.

Volver arriba Sólo texto

  • Queratosis actínica en el brazo - ilustración

    Las personas con queratosis actínica sufren lesiones cutáneas acumulativas causadas por la exposición repetida a la luz ultravioleta, incluyendo la que se encuentra en los rayos solares. A través de los años, el material genético de las células sufre daños irreparables y se producen lesiones, como la que se aprecia en esta fotografía, que pueden hacerse cancerosas con el tiempo.

    Queratosis actínica en el brazo

    ilustración

  • Primer plano de queratosis actínica - ilustración

    La queratosis actínica es el resultado de lesiones cutáneas acumulativas causadas por la exposición repetitiva a la luz ultravioleta de los rayos solares. Con el transcurso del tiempo, el material genético de las células se deteriora irreparablemente. Como consecuencia aparecen este tipo de lesiones (como las del paciente de la fotografía), las cuales son precancerosas, es decir, que más tarde pueden tornarse cancerosas.

    Primer plano de queratosis actínica

    ilustración

  • Queratosis actínica en el antebrazo - ilustración

    La exposición repetitiva a la luz ultravioleta de los rayos solares produce lesiones cutáneas acumulativas que se presentan en las áreas expuestas frecuentemente al sol, como el cuero cabelludo (en los individuos calvos), el rostro, la nuca y los antebrazos. Con el transcurso del tiempo el material genético de las células se deteriora irreparablemente. Como resultado aparecen lesiones de queratosis actínica (se pueden apreciar en los antebrazos de este paciente), las cuales más adelante pueden volverse cancerosas.

    Queratosis actínica en el antebrazo

    ilustración

  • Queratosis actínica en el cuero cabelludo - ilustración

    La exposición repetitiva a la luz ultravioleta de los rayos solares produce lesiones cutáneas acumulativas que se presentan en las áreas expuestas frecuentemente al sol como el cuero cabelludo (en los individuos calvos), el rostro, la nuca y los antebrazos. Con el transcurso del tiempo el material genético de las células se deteriora irreparablemente. Como resultado aparecen lesiones de queratosis actínica (se pueden apreciar en el cuero cabelludo de este paciente), las cuales más adelante pueden volverse cancerosas.

    Queratosis actínica en el cuero cabelludo

    ilustración

  • Queratosis actínica en el oído - ilustración

    Estas lesiones marrones premalignas corresponden a la queratosis actínica, son escamosas y ásperas y presentan evidencia de sangrado. Aquí se muestran en una típica área de la piel expuesta al sol.

    Queratosis actínica en el oído

    ilustración

  • Queratosis actínica en el brazo - ilustración

    Las personas con queratosis actínica sufren lesiones cutáneas acumulativas causadas por la exposición repetida a la luz ultravioleta, incluyendo la que se encuentra en los rayos solares. A través de los años, el material genético de las células sufre daños irreparables y se producen lesiones, como la que se aprecia en esta fotografía, que pueden hacerse cancerosas con el tiempo.

    Queratosis actínica en el brazo

    ilustración

  • Primer plano de queratosis actínica - ilustración

    La queratosis actínica es el resultado de lesiones cutáneas acumulativas causadas por la exposición repetitiva a la luz ultravioleta de los rayos solares. Con el transcurso del tiempo, el material genético de las células se deteriora irreparablemente. Como consecuencia aparecen este tipo de lesiones (como las del paciente de la fotografía), las cuales son precancerosas, es decir, que más tarde pueden tornarse cancerosas.

    Primer plano de queratosis actínica

    ilustración

  • Queratosis actínica en el antebrazo - ilustración

    La exposición repetitiva a la luz ultravioleta de los rayos solares produce lesiones cutáneas acumulativas que se presentan en las áreas expuestas frecuentemente al sol, como el cuero cabelludo (en los individuos calvos), el rostro, la nuca y los antebrazos. Con el transcurso del tiempo el material genético de las células se deteriora irreparablemente. Como resultado aparecen lesiones de queratosis actínica (se pueden apreciar en los antebrazos de este paciente), las cuales más adelante pueden volverse cancerosas.

    Queratosis actínica en el antebrazo

    ilustración

  • Queratosis actínica en el cuero cabelludo - ilustración

    La exposición repetitiva a la luz ultravioleta de los rayos solares produce lesiones cutáneas acumulativas que se presentan en las áreas expuestas frecuentemente al sol como el cuero cabelludo (en los individuos calvos), el rostro, la nuca y los antebrazos. Con el transcurso del tiempo el material genético de las células se deteriora irreparablemente. Como resultado aparecen lesiones de queratosis actínica (se pueden apreciar en el cuero cabelludo de este paciente), las cuales más adelante pueden volverse cancerosas.

    Queratosis actínica en el cuero cabelludo

    ilustración

  • Queratosis actínica en el oído - ilustración

    Estas lesiones marrones premalignas corresponden a la queratosis actínica, son escamosas y ásperas y presentan evidencia de sangrado. Aquí se muestran en una típica área de la piel expuesta al sol.

    Queratosis actínica en el oído

    ilustración

 

Actualizado: 10/14/2018

Versión en inglés revisada por: Michael Lehrer, MD, Clinical Associate Professor, Department of Dermatology, University of Pennsylvania Medical Center, Philadelphia, PA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos