English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Ántrax

Infección de piel - estafilococo; Infección - piel - estafilococo; Infección cutánea por estafilococo; Ántrax múltiple; Forúnculo

Es una infección de la piel que a menudo compromete un grupo de folículos pilosos. El material infectado forma una protuberancia, la cual se presenta en lo profundo de la piel y generalmente contiene pus.

Cuando una persona tiene muchos ántrax, la afección se denomina ántrax múltiple.

Causas

La mayoría de las lesiones de ántrax son causadas por la bacteria Staphylococcus aureus (S aureus)

Un ántrax está compuesto por (forúnculos) cutáneos apiñados. La masa infectada está llena de líquido, pus y tejido muerto. El líquido puede escapar de la lesión de ántrax, pero algunas veces la masa está tan profundo que no vaciarse por sí sola.

Las lesiones de ántrax pueden aparecer en cualquier parte. Sin embargo, son más comunes en la espalda y la nuca. Los hombres los padecen con más frecuencia que las mujeres.

La bacteria que causa esta afección se disemina con facilidad. Los miembros de la familia pueden presentar ántrax al mismo tiempo. Con frecuencia, no se puede determinar la causa directa de un ántrax.

Usted es más propenso a contraer ántrax si tiene:

  • Fricción por la ropa o por la afeitada
  • Higiene deficiente
  • Mala salud general

Las personas con diabetes, dermatitis y un sistema inmunitario debilitado son más propensas a desarrollar infecciones por estafilococos que pueden causar ántrax.

La bacteria estafilococo se encuentra a veces en la nariz o alrededor de los genitales. El ántrax puede presentarse cuando los antibióticos no pueden tratar la bacteria en esas zonas.

Síntomas

Un ántrax es una protuberancia o masa inflamada debajo de la piel, que puede ser del tamaño de una arveja o tan grande como una pelota de golf. El ántrax puede estar rojo e irritado y podría doler al tocarlo.

Un ántrax generalmente:

  • Se desarrolla en varios días
  • Tener un centro de color blanco o amarillo (contiene pus)
  • Exudar, supurar o formar costra
  • Diseminarse a otras áreas de la piel

Algunas veces, se pueden presentar otros síntomas que pueden abarcar:

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica examinará la piel. El diagnóstico se basa en la apariencia de esta. Se puede enviar una muestra de pus a un laboratorio para determinar la bacteria causante de la infección (cultivo bacteriano). El resultado del examen le ayuda al proveedor a determinar el tratamiento apropiado.

Tratamiento

Usualmente, las lesiones de ántrax deben vaciarse antes de sanar. En la mayoría de los casos, esto ocurre por sí solo en menos de 2 semanas.

Colocar compresas calientes y húmedas en el ántrax ayuda a vaciarlo, lo cual acelera su curación. Aplique un paño limpio, húmedo y caliente varias veces cada día. Nunca exprima un divieso ni intente perforarlo en casa, porque esto puede propagar la infección y empeorarla.

Usted necesita tratamiento si el ántrax:

  • Dura más de 2 semanas
  • Retorna frecuentemente
  • Está localizado en la columna o en la mitad de la cara
  • Ocurre junto con fiebre u otros síntomas

El tratamiento ayuda a reducir las complicaciones relacionadas con una infección. Su proveedor puede prescribir:

  • Jabones antibacteriales
  • Antibióticos para aplicar en la piel o tomar por vía oral
  • Ungüento con antibiótico para tratar la nariz por dentro o alrededor del ano

Los ántrax grandes o profundos pueden requerir limpieza (drenaje) por parte de su proveedor.

La higiene adecuada es muy importante para prevenir la propagación de la infección.

  • Lávese las manos muy bien con agua caliente y jabón después de tocar un ántrax.
  • No reutilice ni comparta los paños y toallas. Esto puede hacer que la infección se disemine.
  • La ropa, los paños, las toallas y las sábanas u otros artículos que están en contacto con zonas infectadas deben lavarse con frecuencia.
  • Se deben cambiar los vendajes con frecuencia y botarlos en una bolsa que se pueda cerrar muy bien.

Expectativas (pronóstico)

Los ántrax pueden sanar por sí solos. Otros generalmente responden bien al tratamiento. 

Posibles complicaciones

Las complicaciones poco frecuentes del ántrax incluyen:

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si:

  • Un ántrax no sana con tratamiento casero al cabo de 2 semanas
  • Los ántrax reaparecen con frecuencia
  • Un ántrax está localizado en la cara o en la piel sobre la columna
  • Presenta fiebre, estrías rojas que se extienden desde la inflamación, mucha hinchazón alrededor del ántrax o si el dolor empeora

Prevención

Una buena salud e higiene general pueden ayudar a evitar algunas infecciones de la piel por estafilococos. Estas infecciones son contagiosas, por lo que se debe tener cuidado para evitar la propagación de la bacteria a otras personas.

Si padece ántrax con frecuencia, su proveedor le puede administrar antibióticos para prevenirlos.

Si usted porta el S aureus, su proveedor le puede dar antibióticos para prevenir infecciones en el futuro.

Referencias

Ambrose G, Berlin D. Incision and drainage. In: Roberts JR, Custalow CB, Thomsen TW, eds. Roberts and Hedges' Clinical Procedures in Emergency Medicine and Acute Care. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap 37.

Habif TP. Bacterial infections. In: Habif TP, ed. Clinical Dermatology: A Color Guide to Diagnosis and Therapy. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 9.

Sommer LL, Reboli AC, Heymann WR. Bacterial diseases. In: Bolognia JL, Schaffer JV, Cerroni L, eds. Dermatology. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2018:chap 74.

Volver arriba Sólo texto

 

Actualizado: 4/16/2019

Versión en inglés revisada por: Michael Lehrer, MD, Clinical Associate Professor, Department of Dermatology, University of Pennsylvania Medical Center, Philadelphia, PA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos