English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Amaurosis fugaz

Ceguera monocular transitoria; Pérdida de visión monocular transitoria; TMVL; Pérdida de la visión monocular transitoria; Pérdida de la visión binocular transitoria; TBVL; Pérdida temporal de la visión - amaurosis fugaz

La amaurosis fugaz es la pérdida temporal de la visión en un ojo debido a la ausencia de circulación de sangre a la retina. La retina es la capa sensible a la luz de tejido detrás del globo ocular.

Causas

La amaurosis fugaz no es una enfermedad en sí misma. En cambio, es un signo de otros trastornos. La amaurosis fugaz puede ocurrir por diferentes causas. Una causa es cuando un coágulo sanguíneo o un pedazo de placa bloquea una arteria en el ojo. El coágulo o la placa usualmente viaja de una arteria más larga, como la arteria carótida en el cuello o una arteria en el corazón, a una arteria en el ojo.

La placa es una sustancia dura que se forma cuando se acumulan grasa, colesterol y otras sustancias en las paredes de las arterias. Los factores de riesgo incluyen: 

  • Enfermedades cardíacas, especialmente latido irregular del corazón
  • Alcoholismo
  • Consumo de cocaína
  • Diabetes
  • Antecedentes familiares de accidente cerebrovascular
  • Presión arterial alta
  • Colesterol alto
  • Edad avanzada
  • Tabaquismo (las personas que fuman un paquete al día tienen un doble riesgo para un accidente cerebrovascular)

La amaurosis fugaz también puede presentarse por otros trastornos, como:

Síntomas

Entre los síntomas se incluye la pérdida súbita de la visión en uno de los ojos. Esto generalmente dura entre algunos segundos y algunos minutos. Posteriormente, la visión vuelve a la normalidad. Algunas personas describen esta pérdida de la visión como una sombra gris o negra que baja por los ojos.

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica realizará una evaluación completa del ojo y del sistema nervioso. En algunos casos, un examen ocular revelará un punto brillante donde el coágulo está bloqueando la arteria retinal.

Las pruebas que se pueden realizar incluyen:

Tratamiento

El tratamiento de la amaurosis fugaz depende de cuál sea su causa. Cuando la amaurosis fugaz se debe a un coágulo sanguíneo o placa, la preocupación es prevenir un accidente cerebrovascular. Lo siguiente puede ayudar a prevenir un accidente cerebrovascular: 

  • Evite los alimentos grasos y lleve una dieta saludable, baja en grasas. NO tome más de 1 a 2 bebidas alcohólicas al día.
  • Haga ejercicio regularmente: 30 minutos al día si no tiene sobrepeso, 60 a 90 minutos al día si tiene sobrepeso. 
  • Deje de fumar. 
  • La mayoría de las personas debe esforzarse por lograr una presión arterial por debajo de 120 a130/80 mm Hg. Si tiene diabetes o ha tenido un accidente cerebrovascular, el médico puede decirle que apunte hacia una presión arterial más baja. 
  • Si tiene diabetes, enfermedad cardíaca o endurecimiento de las arterias, el cholesterol (malo) LDL debe ser inferior a 70 mg/dL. 
  • Siga los planes de tratamiento del médico si tiene presión arterial alta, diabetes, colesterol alto o enfermedad cardíaca.

El médico también puede recomendar:

  • No hacer ningún tratamiento. Se pueden necesitar solo visitas regulares para revisar la salud de su corazón y las arterias carótidas.
  • Ácido acetilsalicílico (aspirin), warfarina (Coumadin) u otros anticoagulantes para disminuir el riesgo para un accidente cerebrovascular.

Si una gran parte de la arteria carótida parece estar bloqueada, se realiza una cirugía de endarterectomía carotídea para eliminar la obstrucción. La decisión de practicar la cirugía también se basa en su salud general.

Expectativas (pronóstico)

La amaurosis fugaz incrementa su riesgo para un accidente cerebrovascular.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con su proveedor si se presenta cualquier tipo de pérdida de la visión. Si los síntomas duran más de unos pocos minutos o si hay otros síntomas además de la pérdida de visión, busque atención médica de inmediato.

Referencias

Biller J, Ruland S, Schneck MJ. Ischemic cerebrovascular disease. In: Daroff RB, Jankovic J, Mazziotta JC, Pomeroy SL, eds. Bradley's Neurology in Clinical Practice. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 65.

Brown GC, Sharma S, Brown MM. Ocular ischemic syndrome. In: Schachat AP, Sadda SVR, Hinton DR, Wilkinson CP, Wiedemann P, eds. Ryan's Retina. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 62.

Meschia JF, Bushnell C, Boden-Albala B, et al. Guidelines for the primary prevention of stroke: a statement for healthcare professionals from the American Heart Association/American Stroke Association. Stroke. 2014;45(12):3754-3832. PMID: 25355838 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25355838.

Volver arriba Sólo texto

  • Retina - ilustración

    La retina es la capa interna del ojo que recibe y transmite imágenes enfocadas. Esta membrana es normalmente de color rojo debido a su abundante suministro sanguíneo.

    Retina

    ilustración

  • Retina - ilustración

    La retina es la capa interna del ojo que recibe y transmite imágenes enfocadas. Esta membrana es normalmente de color rojo debido a su abundante suministro sanguíneo.

    Retina

    ilustración

 

Actualizado: 4/30/2018

Versión en inglés revisada por: Amit M. Shelat, DO, FACP, Attending Neurologist and Assistant Professor of Clinical Neurology, SUNY Stony Brook, School of Medicine, Stony Brook, NY. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos