English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Abstinencia alcohólica

Desintoxicación alcohólica; Desintoxicación del alcohol

Se refiere a los síntomas que se pueden presentar cuando una persona que ha estado consumiendo alcohol en exceso regularmente de pronto deja de beber alcohol.

Causas

La abstinencia alcohólica se presenta con mayor frecuencia en adultos. Sin embargo, puede darse en adolescentes o en niños.

Cuanto más beba usted regularmente, más propenso será a presentar los síntomas de abstinencia alcohólica cuando deje de tomar.

Usted puede tener síntomas de abstinencia más graves si presenta algunos otros problemas de salud.

Síntomas

Los síntomas de abstinencia del alcohol se presentan por lo regular al cabo de 8 horas después del último trago, pero pueden ocurrir días más tarde. Por lo general, alcanzan su punto máximo en 24 a 72 horas, pero pueden continuar durante semanas.

Los síntomas comunes incluyen:

Otros síntomas pueden incluir:

Una forma grave de abstinencia alcohólica llamada delirium tremens puede causar:

Pruebas y exámenes

Su proveedor de atención médica llevará a cabo un examen físico. Esto puede revelar:

  • Movimientos anormales de los ojos
  • Ritmos cardíacos anormales
  • Deshidratación (insuficiencia de líquidos en el cuerpo)
  • Fiebre
  • Respiración rápida
  • Frecuencia cardíaca rápida
  • Manos temblorosas

Se pueden realizar exámenes de sangre y orina, como un examen toxicológico.

Tratamiento

El objetivo del tratamiento incluye:

  • Reducir los síntomas de abstinencia
  • Prevenir complicaciones del consumo de alcohol
  • Terapia para lograr que usted deje de tomar (abstinencia)

TRATAMIENTO HOSPITALARIO

Las personas con síntomas de abstinencia de alcohol de moderados a graves pueden necesitar tratamiento como paciente interno en un hospital u otro centro que trate este tipo de abstinencia. A usted lo vigilarán muy de cerca para ver si se presentan alucinaciones y otros signos de delirium tremens.

El tratamiento puede incluir:

  • Monitoreo de la presión arterial, la temperatura corporal, la frecuencia cardíaca y los niveles sanguíneos de diferentes químicos en el cuerpo
  • Líquidos o medicamentos suministrados a través de una vena (IV)
  • Sedación empleando medicinas hasta que la abstinencia sea completa

TRATAMIENTO AMBULATORIO

Si usted tiene síntomas de abstinencia de alcohol de leves a moderados, a menudo puede recibir tratamiento en forma ambulatoria. Durante este proceso, será necesario alguien que se quede a su lado y que esté pendiente de usted. Es probable que necesite visitar diariamente a su proveedor hasta que usted se estabilice.

El tratamiento generalmente incluye:

  • Sedantes para ayudar a mitigar los síntomas de abstinencia
  • Exámenes de sangre
  • Asesoría al paciente y a la familia para abordar el problema del alcoholismo a largo plazo
  • Pruebas y tratamiento para otros problemas de salud asociados con el consumo de alcohol

Es importante que viva en un contexto que le sirva de apoyo para mantenerse sobrio. Algunas áreas cuentan con alojamiento que brinda un ambiente de apoyo para aquellas personas que tratan de permanecer sobrias.

La abstinencia permanente y de por vida del alcohol es el mejor tratamiento para aquellas personas que han sufrido los síntomas de la supresión de esta bebida.

Grupos de apoyo

Las siguientes organizaciones son buenos recursos para obtener información sobre el alcoholismo:

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico de una persona depende de la cantidad de daño a órganos y si la persona puede dejar de beber por completo. La abstinencia alcohólica puede ir desde un trastorno leve y molesto hasta una afección seria y potencialmente mortal.

Los síntomas como cambios en el sueño, cambios rápidos en el estado de ánimo y fatiga pueden durar meses. Las personas que continúan bebiendo demasiado pueden desarrollar problemas de salud como enfermedades del hígado, el corazón y el sistema nervioso.

La mayoría de las personas que sufre de abstinencia alcohólica se recupera por completo. Sin embargo, es posible que ocurra la muerte, especialmente si se presenta delirium tremens.

Cuándo contactar a un profesional médico

La abstinencia alcohólica es una afección seria que puede convertirse de manera rápida en una situación potencialmente mortal.

Llame a su proveedor o acuda a la sala de urgencias si piensa que podría estar en un estado de abstinencia alcohólica, especialmente si estuvo consumiendo alcohol con frecuencia y recientemente lo dejó. Solicite una cita con el proveedor de atención si los síntomas persisten después del tratamiento.

Igualmente, acuda al servicio de urgencias o llame al número local de emergencias (como el 911 en Estados Unidos) si se presentan convulsiones, fiebre, confusión grave, alucinaciones o latidos cardíacos irregulares.

Si usted va al hospital por otras razones, dígale a su proveedor si ha estado bebiento mucho para que puedan moritar sus síntomas por abstinencia alcohólica.

Prevención

Reduzca o evite el alcohol. Si sufre de un problema con la bebida, debe dejar el alcohol por completo.

Referencias

Finnell JT. Alcohol-related disease. In: Walls RM, Hockberger RS, Gausche-Hill M, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 142.

Kelly JF, Renner JA. Alcohol-related disorders. In: Stern TA, Fava M, Wilens TE, Rosenbaum JF, eds. Massachusetts General Hospital Comprehensive Clinical Psychiatry. 2nd ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 26.

Mirijello A, D'Angelo C, Ferrulli A, et al. Identification and management of alcohol withdrawal syndrome. Drugs. 2015;75(4):353-365. PMID: 25666543 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25666543.

O'Connor PG. Alcohol use disorders. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 33.

Volver arriba Sólo texto

 

Actualizado: 1/10/2019

Versión en inglés revisada por: David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos