English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Daño neurológico y diabetes

Neuropatía diabética; Diabetes - neuropatía; Diabetes - neuropatía periférica

El daño a los nervios ocurre en personas con diabetes y se llama neuropatía diabética. Esta afección es una complicación de la diabetes.

Causas

En personas con diabetes, los nervios en el cuerpo pueden resultar dañados por una disminución del flujo sanguíneo y un nivel de azúcar en la sangre alto. Esta afección es más probable si el nivel de azúcar en la sangre no está bien controlado.

Aproximadamente la mitad de los diabéticos padecen daño neurológico. Los síntomas a menudo no comienzan hasta muchos años después del diagnóstico de diabetes. Algunas personas que tienen diabetes que se desarrolla lentamente ya tienen daño a los nervios cuando se les diagnostica por primera vez.

Las personas con diabetes también están en mayor riesgo de otros problemas de nervios no causados por su diabetes. Estos otros problemas nerviosos no tendrán los mismos síntomas, y evolucionarán de una manera diferente que el daño nervioso causado por la diabetes.

Síntomas

Los síntomas con frecuencia aparecen lentamente durante muchos años. Los tipos de síntomas dependen de los nervios que estén afectados.

Los nervios en los pies y las piernas resultan afectados con mayor frecuencia. Los síntomas generalmente comienzan en los dedos de los pies y en los pies, y abarcan hormigueo o ardor, o dolor profundo. Con el tiempo, también puede presentarse daño a los nervios en los dedos de las manos y en las manos. A medida que el daño empeore, usted probablemente perderá sensibilidad en los pies y en las piernas. Su piel también se volverá insensible. Debido a esto, usted puede:

  • No notar cuando se para sobre algo puntiagudo
  • No saber que tiene una ampolla o una cortadura pequeña
  • No notar cuando las piernas o los pies tocan algo que está demasiado caliente o frío
  • Tener los pies muy resecos y rajados

Cuando los nervios que controlan la digestión resultan afectados, usted puede tener problemas para digerir los alimentos. Esto puede dificultar el control de su diabetes. El daño a los nervios que controlan la digestión casi siempre ocurre en personas con daño neurológico grave en sus pies y piernas. Los síntomas de problemas digestivos abarcan:

  • Sentirse lleno después de comer solo una porción pequeña de alimento
  • Acidez gástrica y distensión
  • Náuseas, estreñimiento o diarrea
  • Problemas para deglutir
  • Vomitar el alimento sin digerir unas horas después de una comida

Cuando hay daño a los nervios en su corazón y vasos sanguíneos, usted puede:

Otros síntomas de daño nervioso son:

  • Problemas sexuales, lo cual puede causar dificultades para lograr erecciones en los hombres y resequedad vaginal y problemas con el orgasmo en las mujeres.
  • No ser capaz de darse cuenta de que su glucemia se pone demasiado baja.
  • Problemas vesicales, lo cual provoca escapes de orina y posiblemente no ser capaz de vaciar la vejiga.
  • Sudar demasiado, incluso cuando la temperatura está fresca, cuando usted está en reposo o en otros momentos inusuales.
  • Mucho sudor en los pies (daño inicial).

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica llevará a cabo un examen físico, en el cual se puede descubrir que usted tiene lo siguiente:

  • Falta de reflejos o reflejos débiles en el tobillo
  • Pérdida de la sensibilidad en los pies (esto se verifica con un instrumento similar a un cepillo llamado un monofilamento)
  • Cambios en la piel, entre ellos resequedad, pérdida de cabello, y piel gruesa o uñas decoloradas
  • Pérdida de la capacidad para sentir el movimiento de las articulaciones (propiosensibilidad)
  • Caída de la presión arterial cuando usted se pone de pie después de estar sentado o acostado

Los exámenes que se pueden ordenar abarcan:

Tratamiento

Siga los consejos de su proveedor sobre cómo reducir el daño a nervios por la diabetes.

Controle su nivel de azúcar (glucosa) en la sangre:

  • Comiendo alimentos saludables.
  • Haciendo ejercicio regular.
  • Revisando su azúcar en la sangre con la frecuencia indicada y llevando un registro de sus números, de manera que usted conozca los tipos de alimentos y las actividades que afectan su nivel de azúcar en la sangre.
  • Tomando medicamentos orales o insulina según lo indique su proveedor.

Para tratar los síntomas de daño neurológico, su proveedor puede recetar medicamentos para:

  • Dolor en los pies, las piernas o brazos
  • Náuseas, vómitos u otros problemas con la digestión
  • Problemas de la vejiga
  • Problemas de erección o resequedad vaginal

Cuando usted tiene daño a los nervios en los pies, se puede reducir la sensibilidad en esta parte. Incluso es posible que no tenga sensibilidad en absoluto. En consecuencia, probablemente los pies sanen bien si se lesionan. El cuidado de los pies puede evitar que problemas menores se conviertan en algo tan serio que usted termine en el hospital.

El cuidado de los pies abarca:

  • Revisarse los pies todos los días
  • Procurar que le hagan un examen de los pies cada vez que vea a su proveedor
  • Usar el tipo correcto de calcetines y zapatos (pregúntele a su proveedor acerca de esto)

Grupos de apoyo

Muchos recursos pueden ayudarle a entender más sobre la diabetes. Usted también puede aprender maneras de manejar su neuropatía diabética:

Expectativas (pronóstico)

El tratamiento alivia el dolor y controla algunos de los síntomas.

Otros problemas que se pueden presentar incluyen:

  • Infecciones de la vejiga y el riñón
  • Úlceras por pie diabético
  • Daño neurológico que oculta los síntomas de un dolor en el pecho (angina) que es una advertencia de una enfermedad cardíaca y un ataque cardíaco
  • Pérdida de un dedo del pie, un pie o una pierna a través de una amputación, generalmente debido a una infección ósea que no sana

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con su proveedor si presenta cualquier síntoma de neuropatía diabética.

Referencias

American Diabetes Association. 11. Microvascular complications and foot care: Standards of medical care in diabetes -2019. Diabetes Care. 2019;42(Suppl 1):S124-S138. PMID: 30559237 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30559237.

Boulton AJM, Malik RA. Diabetes mellitus: neuropathy. In: Jameson JL, De Groot LJ, de Kretser DM, et al, eds. Endocrinology: Adult and Pediatric. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 53.

Katirji B. Disorders of peripheral nerves. In: Daroff RB, Jankovic J, Mazziotta JC, Pomeroy SL, eds. Bradley's Neurology in Clinical Practice. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 107.

Volver arriba Sólo texto

  • La diabetes y el daño a los nervios - ilustración

    La diabetes puede dañar los nervios y causar una complicación llamada neuropatía que generalmente comienza como una pérdida de la sensibilidad en los dedos de los pies y posiblemente los dedos de las manos. Finalmente, la neuropatía se puede desplazar hacia arriba por las piernas o brazos de la persona.

    La diabetes y el daño a los nervios

    ilustración

  • Sistema nervioso central y sistema nervioso periférico - ilustración

    El sistema nervioso central consta del cerebro y la médula espinal. El sistema nervioso periférico está constituido por todos los nervios periféricos.

    Sistema nervioso central y sistema nervioso periférico

    ilustración

  • La diabetes y el daño a los nervios - ilustración

    La diabetes puede dañar los nervios y causar una complicación llamada neuropatía que generalmente comienza como una pérdida de la sensibilidad en los dedos de los pies y posiblemente los dedos de las manos. Finalmente, la neuropatía se puede desplazar hacia arriba por las piernas o brazos de la persona.

    La diabetes y el daño a los nervios

    ilustración

  • Sistema nervioso central y sistema nervioso periférico - ilustración

    El sistema nervioso central consta del cerebro y la médula espinal. El sistema nervioso periférico está constituido por todos los nervios periféricos.

    Sistema nervioso central y sistema nervioso periférico

    ilustración

Los conceptos básicos

 
 

Actualizado: 5/17/2018

Versión en inglés revisada por: Brent Wisse, MD, Associate Professor of Medicine, Division of Metabolism, Endocrinology & Nutrition, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Internal review and update on 04/15/2019 by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos