English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Meningitis

Meningitis - bacteriana; Meningitis - viral; Meningitis - micótica (por hongos); Meningitis - vacuna

Es una infección de las membranas que cubren el cerebro y la médula espinal. La cubierta se llama meningitis.

Causas

Las causas más comunes de meningitis son las infecciones virales. Estas infecciones generalmente mejoran sin tratamiento. Sin embargo, las infecciones meningíticas bacterianas son extremadamente graves. Pueden provocar la muerte o daño cerebral, incluso con tratamiento.

La meningitis también puede ser causada por:

  • Irritación química
  • Alergias a medicamentos
  • Hongos
  • Parásitos 
  • Tumores

Muchos otros tipos de virus pueden causar meningitis: 

  • Enterovirus: estos son virus que también pueden causar enfermedades intestinales.
  • Virus del herpes: son el mismo virus que puede causar el herpes labial y el herpes genital. Sin embargo, las personas con herpes labial o genital no están en mayor riesgo de desarrollar meningitis herpética.
  • Los virus que causan paperas y VIH.
  • Virus del Nilo Occidental: este virus se disemina por medio de las picaduras de mosquitos y se ha convertido en una causa importante de meningitis viral en la mayor parte de los Estados Unidos.

Síntomas

La meningitis enteroviral ocurre con más frecuencia que la meningitis bacteriana y es más leve. Por lo general, se presenta a finales del verano y principios del otoño. Afecta con mayor frecuencia a los niños y a los adultos menores de 30 años. Los síntomas pueden incluir:

La meningitis bacteriana es una emergencia. Necesitará tratamiento inmediato en un hospital. Los síntomas por lo general aparecen rápidamente y pueden incluir:

  • Fiebre y escalofríos, especialmente en recién nacidos y niños
  • Cambios en el estado mental
  • Náuseas y vómitos
  • Sensibilidad a la luz
  • Dolor de cabeza intenso
  • Cuello rígido

Otros síntomas que pueden ocurrir con esta enfermedad:

Usted no puede determinar si tiene meningitis bacteriana o viral por la manera como se siente. Su proveedor de atención médica debe averiguar la causa. Vaya al departamento de emergencias del hospital de inmediato si cree tener síntomas de meningitis.

Pruebas y exámenes

Su proveedor lo examinará. Esto puede mostrar:

  • Frecuencia cardíaca rápida
  • Fiebre
  • Cambios en el estado mental
  • Rigidez en el cuello

Si el proveedor cree que usted tiene meningitis, se debe realizar una punción lumbar (punción raquídea) para extraer una muestra del líquido cefalorraquídeo (conocido como LCR) para su análisis.

Otros exámenes que se pueden hacer incluyen:

Tratamiento

Se usan antibióticos para tratar la meningitis bacteriana. Los antibióticos no tratan la meningitis viral. Pero los medicamentos antivirales pueden administrarse a aquellos con meningitis herpética.

Otros tratamientos incluirán:

Expectativas (pronóstico)

El diagnóstico y tratamiento oportuno de la meningitis bacteriana es esencial para prevenir lesiones neurológicas permanentes. Generalmente, la meningitis viral no es una enfermedad grave y sus síntomas deben desaparecer en cuestión de 2 semanas sin complicaciones duraderas.

Posibles complicaciones

Sin un tratamiento oportuno, la meningitis puede provocar lo siguiente:

Cuándo contactar a un profesional médico

Consiga ayuda médica urgente de inmediato si piensa que usted o su hijo presenta síntomas de meningitis. El tratamiento oportuno es clave para un buen pronóstico.

Prevención

Ciertas vacunas pueden ayudar a prevenir algunos tipos de meningitis bacteriana:

Los miembros del hogar y otros en estrecho contacto con personas que tengan meningitis meningocócica deben recibir antibióticos para evitar infectarse.

Referencias

Nath A. Meningitis: bacterial, viral, and other. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 412.

Tunkel AR, Van de Beek D, Scheld WM. Acute meningitis. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases, Updated Edition. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 89.

Volver arriba Sólo texto

  • Signo de meningitis de Brudzinski - ilustración

    Uno de los síntomas físicamente demostrables de la meningitis es el signo de Brudzinski. La rigidez severa del cuello produce que las rodillas y cadera del paciente se flexionen cuando se flexiona el cuello.

    Signo de meningitis de Brudzinski

    ilustración

  • Signo de meningitis de Kernig - ilustración

    Uno de los síntomas físicamente demostrables de la meningitis es el signo de Kernig. Cierta rigidez de los tendones de la corva produce incapacidad para enderezar la pierna cuando se flexiona la cadera a 90 grados.

    Signo de meningitis de Kernig

    ilustración

  • Punción lumbar (punción raquídea) - ilustración

    Es un procedimiento utilizado para extraer líquido cefalorraquídeo con el fin de verificar si hay presencia de una enfermedad o lesión. Se inserta una aguja raquídea, generalmente entre la tercera y cuarta vértebra lumbar en la parte inferior de la columna. Una vez que la aguja está ubicada apropiadamente en el espacio subaracnoideo (espacio entre la médula espinal y su cubierta, las meninges), se pueden medir las presiones y extraer el líquido para su análisis.

    Punción lumbar (punción raquídea)

    ilustración

  • Meninges del cerebro - ilustración

    Los órganos del sistema nervioso central (cerebro y médula espinal ) están cubiertos por tes capas de tejido conectivo llamadas meninges, las cuales están conformadas por la pia madre (la más cercana a las estructuras del SNC), la duramadre y la aracnoides (las más alejadas del SNC). Las meninges protegen los vasos sanguíneos y contienen líquido cefalorraquídeo. Estas son las estructuras involucradas en la meningitis, o inflamación de las meninges, que de tornarse severa puede convertirse en encefalitis, una inflamación del cerebro.

    Meninges del cerebro

    ilustración

  • Meninges de la columna vertebral - ilustración

    Los órganos del sistema nervioso central (cerebro y médula espinal ) están cubiertos por 3 capas de tejido conectivo llamadas meninges. Conformadas por la pia madre (la más cercana a las estructuras del SNC), la duramadre y la aracnoides (las más alejadas del SNC), las meninges protegen los vasos sanguíneos y contienen líquido cefalorraquídeo. Estas son las estructuras involucradas en la meningitis, la inflamación de las meninges que de tornarse severa puede convertirse en encefalitis, la cual es una inflamación del cerebro.

    Meninges de la columna vertebral

    ilustración

  • Organismo Haemophilus influenza - ilustración

    Esta es una tinción de Gram del líquido cefalorraquídeo de una persona con meningitis. Los organismos en forma de bastoncillos son Haemophilus influenzae, una de las causas más comunes de la meningitis infantil antes de que la vacuna contra el H. influenza fuese de uso común. Los objetos rojos grandes son células en el líquido cefalorraquídeo. La vacuna para prevenir la infección por Haemophilus influenzae (tipo B) es de uso rutinario para las inmunizaciones (Hib) de los niños a los 2, 4 y 12 meses.

    Organismo Haemophilus influenza

    ilustración

  • Signo de meningitis de Brudzinski - ilustración

    Uno de los síntomas físicamente demostrables de la meningitis es el signo de Brudzinski. La rigidez severa del cuello produce que las rodillas y cadera del paciente se flexionen cuando se flexiona el cuello.

    Signo de meningitis de Brudzinski

    ilustración

  • Signo de meningitis de Kernig - ilustración

    Uno de los síntomas físicamente demostrables de la meningitis es el signo de Kernig. Cierta rigidez de los tendones de la corva produce incapacidad para enderezar la pierna cuando se flexiona la cadera a 90 grados.

    Signo de meningitis de Kernig

    ilustración

  • Punción lumbar (punción raquídea) - ilustración

    Es un procedimiento utilizado para extraer líquido cefalorraquídeo con el fin de verificar si hay presencia de una enfermedad o lesión. Se inserta una aguja raquídea, generalmente entre la tercera y cuarta vértebra lumbar en la parte inferior de la columna. Una vez que la aguja está ubicada apropiadamente en el espacio subaracnoideo (espacio entre la médula espinal y su cubierta, las meninges), se pueden medir las presiones y extraer el líquido para su análisis.

    Punción lumbar (punción raquídea)

    ilustración

  • Meninges del cerebro - ilustración

    Los órganos del sistema nervioso central (cerebro y médula espinal ) están cubiertos por tes capas de tejido conectivo llamadas meninges, las cuales están conformadas por la pia madre (la más cercana a las estructuras del SNC), la duramadre y la aracnoides (las más alejadas del SNC). Las meninges protegen los vasos sanguíneos y contienen líquido cefalorraquídeo. Estas son las estructuras involucradas en la meningitis, o inflamación de las meninges, que de tornarse severa puede convertirse en encefalitis, una inflamación del cerebro.

    Meninges del cerebro

    ilustración

  • Meninges de la columna vertebral - ilustración

    Los órganos del sistema nervioso central (cerebro y médula espinal ) están cubiertos por 3 capas de tejido conectivo llamadas meninges. Conformadas por la pia madre (la más cercana a las estructuras del SNC), la duramadre y la aracnoides (las más alejadas del SNC), las meninges protegen los vasos sanguíneos y contienen líquido cefalorraquídeo. Estas son las estructuras involucradas en la meningitis, la inflamación de las meninges que de tornarse severa puede convertirse en encefalitis, la cual es una inflamación del cerebro.

    Meninges de la columna vertebral

    ilustración

  • Organismo Haemophilus influenza - ilustración

    Esta es una tinción de Gram del líquido cefalorraquídeo de una persona con meningitis. Los organismos en forma de bastoncillos son Haemophilus influenzae, una de las causas más comunes de la meningitis infantil antes de que la vacuna contra el H. influenza fuese de uso común. Los objetos rojos grandes son células en el líquido cefalorraquídeo. La vacuna para prevenir la infección por Haemophilus influenzae (tipo B) es de uso rutinario para las inmunizaciones (Hib) de los niños a los 2, 4 y 12 meses.

    Organismo Haemophilus influenza

    ilustración

 

Actualizado: 12/1/2018

Versión en inglés revisada por: Jatin M. Vyas, MD, PhD, Assistant Professor in Medicine, Harvard Medical School; Assistant in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital, Boston, MA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos