English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Infección por nocardia

Nocardiosis

La infección por nocardia (nocardiosis) es un trastorno que afecta los pulmones, la piel o el cerebro. En personas por lo demás sanas, esto se puede presentar como una infección local. Sin embargo, en personas con sistemas inmunitarios debilitados, se puede diseminar en todo el cuerpo.

Causas

La infección por nocardia es causada por bacterias. Generalmente comienza en los pulmones. Puede diseminarse hacia otros órganos, con mayor frecuencia al cerebro y la piel. Igualmente, puede comprometer los riñones, las articulaciones, el corazón, los ojos y los huesos.

Las bacterias nocardias se encuentran en el suelo en todo el mundo. Usted puede contraer la enfermedad al respirar polvo que tenga la bacteria. También puede contraer la enfermedad si tierra que contiene esta bacteria penetra en una herida abierta.

Usted será más propenso a contraer esta infección si tiene enfermedad pulmonar prolongada (crónica) o un sistema inmunitario debilitado, lo cual puede ocurrir con trasplantes, cáncer, VIH/sida o uso prolongado de esteroides.

Síntomas

Los síntomas varían y dependen de los órganos comprometidos:

De presentarse en los pulmones, los síntomas pueden incluir:

  • Dolor torácico al respirar (puede aparecer de una manera repentina o lenta)
  • Tos con sangre
  • Fiebres
  • Sudoración nocturna
  • Pérdida de peso

De presentarse en el cerebro, los síntomas pueden incluir:

  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Convulsiones
  • Coma

En caso de que la piel resulte comprometida, los síntomas pueden incluir:

  • Erosión cutánea y pasaje anormal o conductos que supuran (fistula)
  • Úlceras o nódulos con una infección que algunas veces se disemina a lo largo de los ganglios linfáticos

Algunas personas con infección por nocardia no presentan síntomas.

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica lo examinará y le preguntará sobre sus síntomas.

La infección por nocardia se diagnostica usando exámenes con los que se identifican las bacterias. Por ejemplo, para una infección en los pulmones, se puede realizar un cultivo de esputo.

Dependiendo de la parte del cuerpo que resulte infectada, las pruebas se pueden realizar tomando una muestra de tejido por:

Tratamiento

Usted deberá tomar antibióticos durante 6 meses a un año o por más tiempo. Es posible que necesite más de un antibiótico.

Se puede llevar a cabo una cirugía para quitar el pus que se haya acumulado en la piel o los tejidos (absceso).

Expectativas (pronóstico)

Su pronóstico depende de su salud general y de las partes del cuerpo comprometidas. Una infección que afecta muchas zonas del cuerpo es difícil de tratar, y algunas personas pueden no ser capaces de recuperarse.

Posibles complicaciones

Las complicaciones de las infecciones por nocardia dependen de qué tan comprometido esté el cuerpo.

  • Ciertas infecciones pulmonares pueden ocasionar cicatrización y dificultad respiratoria prolongada (crónica).
  • Las infecciones cutáneas pueden llevar a cicatrización y desfiguración.
  • Los abscesos cerebrales pueden conducir a pérdida de la función neurológica.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si tiene cualquier tipo de síntomas de esta infección. Se trata de síntomas inespecíficos que pueden tener muchas otras causas.

Referencias

Sorrell TC, Mitchell DH, Iredell JR, Chen SC-A. Nocardia species. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett’s Principles and Practice of Infectious Diseases, Updated Edition. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 255.

Southwick FS. Nocardiosis. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 330.

Volver arriba Sólo texto

  • Anticuerpos - ilustración

    Los antígenos son moléculas grandes, (generalmente proteínas) localizadas en la superficie de las células, virus, hongos, bacterias y algunas sustancias muertas como toxinas, sustancias químicas, medicamentos y partículas extrañas. El sistema inmunológico detecta los antígenos y produce anticuerpos que destruyen las sustancias que los contienen.

    Anticuerpos

    ilustración

  • Anticuerpos - ilustración

    Los antígenos son moléculas grandes, (generalmente proteínas) localizadas en la superficie de las células, virus, hongos, bacterias y algunas sustancias muertas como toxinas, sustancias químicas, medicamentos y partículas extrañas. El sistema inmunológico detecta los antígenos y produce anticuerpos que destruyen las sustancias que los contienen.

    Anticuerpos

    ilustración

Los conceptos básicos

 
 

Actualizado: 12/1/2018

Versión en inglés revisada por: Jatin M. Vyas, MD, PhD, Assistant Professor in Medicine, Harvard Medical School; Assistant in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital, Boston, MA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos