English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Mucormicosis

Infección por hongos - mucormicosis; Zigomicosis

Es una infección micótica (hongos) de los senos paranasales, el cerebro o los pulmones. Se presenta en algunas personas con un sistema inmunitario debilitado.

Causas

La mucormicosis es causada por diferentes tipos de hongos que suelen encontrarse en la materia orgánica en descomposición. Esta materia incluye pan, frutas y vegetales en descomposición al igual que pilas de tierra y abono. La mayoría de las personas entra en contacto con estos hongos en algún momento.

Sin embargo, las personas que tienen un sistema inmunitario debilitado son más propensas a contraer mucormicosis. Esto incluye a personas con cualquiera de las siguientes afecciones:

  • Sida
  • Quemaduras
  • Diabetes (por lo regular diabetes mal controlada)
  • Leucemia y linfoma
  • Uso prolongado de esteroides
  • Acidosis metabólica
  • Mala alimentación (desnutrición)
  • Uso de algunos medicamentos

La mucormicosis puede involucrar:

  • Una infección de los senos paranasales y del cerebro llamada infección rinocerebral: puede empezar como una infección sinusal y luego provocar inflamación de los nervios que provienen del cerebro. También puede causar coágulos de sangre que bloquean los vasos hacia el cerebro.
  • Una infección de los pulmones llamada mucormicosis pulmonar: neumonía que empeora rápidamente y que se puede diseminar a la cavidad torácica, el corazón y el cerebro.
  • Otras partes del cuerpo: mucormicosis del tracto gastrointestinal, la piel y los riñones.

Síntomas

Los síntomas de mucormicosis rinocerebral incluyen:

  • Ojos que se hinchan y sobresalen (protrusión)
  • Formación de costras oscuras en las cavidades nasales
  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Cambios en el estado mental
  • Enrojecimiento de la piel que está sobre los senos paranasales
  • Dolor o congestión sinusal

Los síntomas de la mucormicosis pulmonar incluyen:

  • Tos
  • Tos con sangre (ocasionalmente)
  • Fiebre
  • Dificultad para respirar

Los síntomas de mucormicosis gastrointestinal incluyen:

  • Dolor abdominal
  • Sangre en las heces
  • Diarrea
  • Vómitos con sangre

Los síntomas de la mucormicosis del riñón (renal) incluyen:

  • Fiebre
  • Dolor en la parte superior del abdomen o la espalda

Los síntomas de la mucormicosis de la piel (cutánea) abarcan: una zona de piel única, dolorosa y endurecida que puede tener un centro ennegrecido.

Pruebas y exámenes

Su proveedor de atención médica le hará un examen. Consulte con un otorrinolaringólogo (médico especialista en nariz, garganta y oídos) si tiene problemas sinusales.

Las pruebas dependen de los síntomas, pero pueden incluir los siguientes exámenes de diagnóstico por imágenes:

Se debe realizar una biopsia para hacer un diagnóstico de la mucormicosis. Una biopsia es la extracción de una pequeña porción de tejidos para examinarla en el laboratorio e identificar el hongo.

Tratamiento

Se debe realizar de inmediato una cirugía para extraer todo tejido infectado y muerto. La cirugía puede llevar a la desfiguración, debido a que puede involucrar la extirpación del paladar, partes de la nariz o partes del ojo. Pero, las posibilidades de sobrevivir disminuyen enormemente sin dicha cirugía agresiva.

Usted también recibirá medicamentos antimicóticos, por lo general anfotericina B, a través de una vena. Una vez que la infección esté bajo control, es posible que cambien ese medicamento por otro, como posaconazol o isavuconazol.

Expectativas (pronóstico)

La mucormicosis tiene una tasa de mortalidad muy alta, incluso con una intervención quirúrgica agresiva. El riesgo de morir depende de la zona del cuerpo afectada y su salud general.

Posibles complicaciones

Pueden presentarse las siguientes complicaciones:

  • Ceguera (si hay compromiso del nervio óptico)
  • Coagulación u obstrucción de los vasos sanguíneos cerebrales o pulmonares
  • Muerte
  • Daño neurológico

Cuándo contactar a un profesional médico

Las personas con sistemas inmunitarios debilitados y trastornos inmunitarios (incluso la diabetes) deben buscar atención médica si presentan:

  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Dolor sinusal
  • Inflamación ocular
  • O cualquiera de los síntomas anteriormente mencionados

Prevención

Debido a que los hongos que ocasionan la mucormicosis se diseminan fácilmente, la mejor manera de prevenir esta infección es mejorar el control de las enfermedades asociadas con la mucormicosis.

Referencias

Kontoyiannis DP, Lewis RE. Agents of mucormycosis and entomophthoramycosis. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases, Updated Edition. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 260.

Patterson JW. Mycoses and algal infections. In: Patterson JW, ed. Weedon's Skin Pathology. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Churchill Livingstone; 2015:chap 25.

Volver arriba Sólo texto

  • Hongo - ilustración

    Las infecciones micóticas son causadas por organismos microscópicos (hongos) que pueden vivir en la piel. Dichos organismos pueden vivir en los tejidos muertos del cabello, las uñas y las capas externas de la piel.

    Hongo

    ilustración

  • Hongo - ilustración

    Las infecciones micóticas son causadas por organismos microscópicos (hongos) que pueden vivir en la piel. Dichos organismos pueden vivir en los tejidos muertos del cabello, las uñas y las capas externas de la piel.

    Hongo

    ilustración

 

Actualizado: 12/1/2018

Versión en inglés revisada por: Jatin M. Vyas, MD, PhD, Assistant Professor in Medicine, Harvard Medical School; Assistant in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital, Boston, MA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos