English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Meningitis criptocócica

Meningitis por criptococos

La meningitis criptocócica es una infección micótica de los tejidos que cubren el cerebro y la médula espinal. Esos tejidos se llaman meninges.

Causas

En la mayor parte de los casos, la meningitis criptocócica es causada por el hongo Cryptococcus neoformans. Este hongo se encuentra en los suelos de todo el mundo. El hongo Cryptococcus gattii también puede causar meningitis.

Este tipo de meningitis no se contagia de una persona a otra. Por lo general, se contagia a través del torrente sanguíneo al cerebro desde otro lugar en el cuerpo que tenga la infección. 

La meningitis criptocócica ataca con más frecuencia a personas que tienen el sistema inmunitario debilitado, lo que incluye a las que tienen:

La enfermedad es poco común en personas que tienen un sistema inmunitario normal y ningún problema de salud a largo plazo.

Síntomas

Esta forma de meningitis aparece lentamente, en un período que va de unos días a unas semanas. Los síntomas pueden ser, por ejemplo:

Pruebas y exámenes

Su proveedor de atención médica lo examinará y preguntará acerca de sus síntomas.

Una punción lumbar (punción raquídea) se usa para diagnosticar la meningitis. En esta prueba, se toma una muestra de líquido cefalorraquídeo (LCR) de su columna vertebral y se analiza.

Otras pruebas que se pueden hacer incluyen:

Tratamiento

Esta forma de meningitis se trata con medicamentos antimicóticos. La terapia intravenosa (IV, a través de una vena) con anfotericina B es el tratamiento más común. A menudo se combina con un medicamento antimicótico oral que se llama 5-flucitosina.

Existe otro fármaco oral, el fluconazol, tomado en dosis altas también puede ser efectivo. Se recetará más tarde en el curso de la enfermedad, si es necesario.

Expectativas (pronóstico)

Las personas que se recuperan de una meningitis criptocócica necesitan tratamiento a largo plazo con medicamentos para prevenir la reaparición de la infección. Las personas con sistemas inmunitarios debilitados, como quienes padecen de VIH/sida, también necesitarán tratamiento a largo plazo para fortalecer su sistema inmunitario.

Posibles complicaciones

Esta infección puede traer las siguientes complicaciones:

La anfotericina B puede tener efectos secundarios, tales como:

  • Náusea y vómito
  • Fiebre y escalofríos
  • Dolor muscular y de las articulaciones
  • Daño renal 

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su número local de emergencias (como el 911) si presenta cualquiera de los síntomas graves que aparecen en la lista de arriba. La meningitis puede convertirse de manera rápida en una afección potencialmente mortal.

Vaya a una sala de emergencias o llame a su número local de emergencias si sospecha que un niño pequeño que tiene los siguientes síntomas puede tener meningitis:

  • Dificultades para alimentarse
  • Llanto chillón
  • Irritabilidad
  • Fiebre inexplicable y que no baja

Referencias

Centers for Disease Control and Prevention website. Fungal meningitis. www.cdc.gov/meningitis/fungal.html. Updated April 15, 2016. Accessed December 14, 2018.

Kauffman CA. Cryptococcosis. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 336.

Perfect JR. Cryptococcosis (Cryptococcus neoformans and Cryptococcus gattii). In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases, Updated Edition. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 264.

Volver arriba Sólo texto

  • Sistema nervioso central y sistema nervioso periférico - ilustración

    El sistema nervioso central consta del cerebro y la médula espinal. El sistema nervioso periférico está constituido por todos los nervios periféricos.

    Sistema nervioso central y sistema nervioso periférico

    ilustración

  • Sistema nervioso central y sistema nervioso periférico - ilustración

    El sistema nervioso central consta del cerebro y la médula espinal. El sistema nervioso periférico está constituido por todos los nervios periféricos.

    Sistema nervioso central y sistema nervioso periférico

    ilustración

 

Actualizado: 12/1/2018

Versión en inglés revisada por: Jatin M. Vyas, MD, PhD, Assistant Professor in Medicine, Harvard Medical School; Assistant in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital, Boston, MA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos