English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Infección crónica del oído

Infección del oído medio - crónica; Otitis media - crónica; Otitis media crónica; Infección crónica del oído

La infección crónica del oído es el líquido, inflamación o una infección por detrás del tímpano que no desaparece o que sigue reapareciendo. Causa daño crónico o permanente al oído. Generalmente involucra a un agujero en el tímpano que no sana.

Causas

La trompa de Eustaquio va desde la mitad de cada oído hasta la parte posterior de la garganta. Esta trompa drena líquido que se produce en el oído medio. Si la trompa de Eustaquio se obstruye, se puede acumular líquido. Cuando esto sucede, se puede presentar infección. Una infección crónica del oído ocurre cuando el líquido o una infección por detrás del tímpano no desaparece.

Una infección crónica del oído puede ser causada por:

La "otitis crónica supurativa" es una frase que los proveedores de atención médica utilizan para describir un tímpano que continúa rompiéndose, drenando, o inflamándose, en el oído medio o en el área mastoidea y que no desaparece.

Las infecciones del oído son más comunes en los niños dado que las trompas de Eustaquio son más cortas, más estrechas y más horizontales que en los adultos. Las infecciones crónicas del oído son mucho menos comunes que las infecciones agudas del oído.

Síntomas

Los síntomas de una infección crónica del oído pueden ser menos graves que los de una infección aguda. El problema puede pasar inadvertido y sin tratamiento por un largo tiempo.

Los síntomas pueden abarcar:

Los síntomas pueden ser constantes o intermitentes. Pueden ocurrir en uno o en ambos oídos.

Pruebas y exámenes

El proveedor le examinará los oídos. Este examen puede mostrar:

  • Opacidad, enrojecimiento del oído medio
  • Burbujas de aire en el oído medio
  • Líquido espeso en el oído medio
  • Tímpano que se pega a los huesos en el oído medio
  • Supuración de líquido del tímpano
  • Un agujero (perforación) en el tímpano
  • Tímpano que protruye o se retrae hacia adentro (colapsa)

Los exámenes pueden abarcar:

  • Los cultivos de la secreción pueden mostrar la presencia de bacterias, y éstas pueden ser más difíciles de tratar que las bacterias comúnmente involucradas en una infección aguda del oído.
  • Una tomografía computarizada de la cabeza o del hueso mastoideo pueden mostrar propagación de la infección más allá del oído medio.
  • Se pueden necesitar audiometrías.

Tratamiento

El médico puede recetar antibióticos si la infección es ocasionada por bacterias. Es posible que estos medicamentos deban tomarse por largo tiempo. Se pueden administrar por vía oral o en la vena (vía intravenosa).

Si hay un agujero en el tímpano, se utilizan gotas óticas antibióticas. El médico puede recomendar el uso de una solución ácida suave (por ejemplo, de agua y vinagre) para un oído infectado difícil de tratar que tenga un agujero (perforación). El cirujano posiblemente necesite limpiar (desbridar) el tejido que se haya acumulado dentro del oído.

Otras cirugías que se pueden necesitar abarcan:

Expectativas (pronóstico)

Las infecciones crónicas del oído la mayoría de las veces responden al tratamiento. Sin embargo, es posible que su hijo deba seguir tomando medicamentos por algunos meses.

Las infecciones crónicas del oído no son potencialmente mortales. Sin embargo, pueden ser incómodas y pueden causar pérdida auditiva (hipoacusia) y otras complicaciones serias.

Posibles complicaciones

Una infección crónica del oído puede causar cambios permanentes al oído y huesos cercanos, como:

La hipoacusia debido a daño del oído medio puede llevar a un desarrollo lento del lenguaje o del habla. Esto es más probable si ambos oídos están afectados.

La hipoacusia permanente es infrecuente, pero el riesgo aumenta con la cantidad y la duración de las infecciones.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con su proveedor si:

  • Usted o su hijo tienen signos de infección crónica del oído
  • Una infección del oído no responde al tratamiento
  • Se presentan síntomas nuevos durante o después del tratamiento

Prevención

El hecho de conseguir tratamiento oportuno para una infección aguda del oído puede reducir el riesgo de desarrollo de una infección crónica. Asista a un examen médico de control después del tratamiento de una infección del oído para verificar que esté completamente curada.

Referencias

Chole RA. Chronic otitis media, mastoiditis, and petrositis. In: Flint PW, Haughey BH, Lund V, et al, eds. Cummings Otolaryngology: Head & Neck Surgery. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 139.

Haddad J, Dodhia SN. General considerations in evaluation of the ear. In: Kliegman RM, St. Geme JW, Schor NF, et al. eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 21st ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 654.

Marcdante KJ, Kliegman RM. Otitis media. In: Marcdante KJ, Kliegman RM, eds. Nelson Essentials of Pediatrics. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap 105.

Rosenfeld RM, Schwartz SR, Pynnonen MA, et al. Clinical practice guideline: Tympanostomy tubes in children. Otolaryngol Head Neck Surg. 2013;149(1 Suppl):S1-S35. PMID: 23818543 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23818543.

Rosenfled RM, Shin JJ, Schwartz SR, et al. Clinical practice guideline: otitis media with effusion (update). Otolaryngol Head Neck Surg. 2016;154(1 Suppl):S1-S41. PMID: 26832942 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26832942.

Steele DW, Adam GP, Di M, Halladay CH, Balk EM, Trikalinos TA. Effectiveness of tympanostomy tubes for otitis media: a meta-analysis. Pediatrics. 2017;139(6). pii: e20170125. PMID: 28562283 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28562283.

Venekamp RP, Burton MJ, van Dongen TM, van der Heijden GJ, van Zon A, Schilder AG. Antibiotics for otitis media with effusion in children. Cochrane Database Syst Rev. 2016;12;(6):CD009163. PMID: 27290722 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27290722.

Volver arriba Sólo texto

  • Anatomía del oído - ilustración

    El oído consta de estructuras externas, medias e internas. El tímpano y los 3 huesecillos conducen el sonido desde el tímpano hasta la cóclea (caracol).

    Anatomía del oído

    ilustración

  • Infección del oído medio (otitis media) - ilustración

    La otitis media es una inflamación o infección del oído medio. La otitis media aguda (infección aguda del oído) se presenta cuando hay una infección viral o bacterial del fluido del oído medio que causa producción de fluido o pus. La otitis media crónica se presenta cuando la trompa de Eustaquio se bloquea repetidamente debido a alergias, infecciones múltiples, trauma del oído o inflamación de las adenoides.

    Infección del oído medio (otitis media)

    ilustración

  • Infección del oído medio - ilustración

    Una infección del oído medio también se conoce como otitis media y es una de las infecciones más comunes en las infancia. En esta enfermedad, el oído medio resulta enrojecido, inflamado e hinchado debido a bacterias atrapadas en la trompa de Eustaquio.

    Infección del oído medio

    ilustración

  • Trompa de Eustaquio - ilustración

    Las infecciones del oído son más comunes en los niños porque las trompas de Eustaquio son más cortas, más estrechas y más horizontales que en los adultos, haciendo que el movimiento del aire y el líquido sea difícil. Las bacterias pueden quedar atrapadas cuando el tejido de la trompa de Eustaquio resulta inflamado a causa de resfriados o alergias. Las bacterias atrapadas en la trompa de Eustaquio pueden producir una infección en el oído que ejerce presión sobre el tímpano, haciendo que éste se torne rojo, hinchado y que presente dolor.

    Trompa de Eustaquio

    ilustración

  • Inserción de un tubo en el oído - serie - Anatomía normal

    Presentación

  •  
  • Anatomía del oído - ilustración

    El oído consta de estructuras externas, medias e internas. El tímpano y los 3 huesecillos conducen el sonido desde el tímpano hasta la cóclea (caracol).

    Anatomía del oído

    ilustración

  • Infección del oído medio (otitis media) - ilustración

    La otitis media es una inflamación o infección del oído medio. La otitis media aguda (infección aguda del oído) se presenta cuando hay una infección viral o bacterial del fluido del oído medio que causa producción de fluido o pus. La otitis media crónica se presenta cuando la trompa de Eustaquio se bloquea repetidamente debido a alergias, infecciones múltiples, trauma del oído o inflamación de las adenoides.

    Infección del oído medio (otitis media)

    ilustración

  • Infección del oído medio - ilustración

    Una infección del oído medio también se conoce como otitis media y es una de las infecciones más comunes en las infancia. En esta enfermedad, el oído medio resulta enrojecido, inflamado e hinchado debido a bacterias atrapadas en la trompa de Eustaquio.

    Infección del oído medio

    ilustración

  • Trompa de Eustaquio - ilustración

    Las infecciones del oído son más comunes en los niños porque las trompas de Eustaquio son más cortas, más estrechas y más horizontales que en los adultos, haciendo que el movimiento del aire y el líquido sea difícil. Las bacterias pueden quedar atrapadas cuando el tejido de la trompa de Eustaquio resulta inflamado a causa de resfriados o alergias. Las bacterias atrapadas en la trompa de Eustaquio pueden producir una infección en el oído que ejerce presión sobre el tímpano, haciendo que éste se torne rojo, hinchado y que presente dolor.

    Trompa de Eustaquio

    ilustración

  • Inserción de un tubo en el oído - serie - Anatomía normal

    Presentación

  •  

Los conceptos básicos

 
 

Actualizado: 2/19/2018

Versión en inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Internal review and update on 03/28/19 by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos