English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Meningitis por Gram negativas

Meningitis por bacterias Gram negativas

La meningitis se presenta cuando las membranas que cubren el cerebro y la médula espinal se hinchan e inflaman. Estas cubiertas se llaman meninges.

Las bacterias son un tipo de gérmenes que pueden causar la meningitis. Las bacterias Gram negativas tienen un comportamiento similar una vez que entran en el cuerpo. Estas bacterias se tornan de color rosado cuando se prueban en el laboratorio con una tinción especial llamada tinción de Gram.

Causas

La meningitis bacteriana aguda puede ser causada por diferentes bacterias Gram negativas, incluyendo el meningococo y la H. influenzae .

Este artículo cubre las meningitis por Gram negativas causadas por las siguientes bacterias:

  • Escherichia coli
  • Klebsiella pneumoniae
  • Pseudomonas aeruginosa
  • Serratia marsescens

La meningitis por Gram negativas es más común en los bebés que en los adultos. Sin embargo, también puede presentarse en adultos, especialmente en aquellos con uno o más factores de riesgo. Entre los factores de riesgo en adultos y niños se pueden mencionar:

  • Infección (especialmente en el abdomen o el tracto urinario)
  • Cirugía cerebral reciente
  • Traumatismo craneal reciente
  • Anomalías de la columna
  • Colocación de una derivación para líquido cefalorraquídeo después de una cirugía del cerebro
  • Anomalías de las vías urinarias
  • Infección urinaria
  • Sistema inmunitario debilitado

Síntomas

Los síntomas por lo general aparecen de manera rápida y pueden incluir:

Otros síntomas que pueden ocurrir con esta enfermedad:

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médico hará un examen físico. Las preguntas se centrarán en los síntomas o en una posible exposición a alguien que podría haber tenido los mismos síntomas como rigidez en el cuello y fiebre.

Si el proveedor piensa que usted puede tener meningitis, se debe llevar a cabo una punción lumbar (punción raquídea) para extraer una muestra del líquido cefalorraquídeo (LCR) para su análisis.

Otros exámenes que se pueden hacer abarcan:

Tratamiento

Los antibióticos se administrarán lo más pronto posible. La ceftriaxona, la ceftazidima y la cefepima son los antibióticos que más frecuentemente se usan para este tipo de meningitis. Se pueden emplear otros antibióticos, según el tipo de bacteria.

Si tiene una derivación, puede que se la remuevan.

Expectativas (pronóstico)

Cuanto antes se inicie el tratamiento, mejores serán los resultados.

Muchas personas se recuperan completamente. Pero muchas también sufren daño cerebral permanente o mueren a causa de este tipo de meningitis. Los niños pequeños y los adultos de más de 50 años son quienes tienen el mayor riesgo de muerte. El pronóstico depende de:

  • Su edad
  • La prontitud con la que se inicie el tratamiento
  • Su salud general

Posibles complicaciones

Las complicaciones a largo plazo pueden incluir:

Cuándo contactar a un profesional médico

Acuda a la sala de urgencias o llame al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) si sospecha meningitis en un niño que tenga los siguientes síntomas:

  • Dificultades para alimentarse
  • Llanto chillón
  • Irritabilidad
  • Fiebre persistente e inexplicable

Llame al número local de emergencias si presenta cualquiera de los síntomas graves que aparecen en la lista de arriba. La meningitis puede convertirse de manera rápida en una afección potencialmente mortal.

Prevención

El tratamiento oportuno de las infecciones conexas puede reducir el riesgo de desarrollo de meningitis.

Referencias

Centers for Disease Control and Prevention website. Bacterial meningitis. www.cdc.gov/meningitis/bacterial.html. Updated January 25, 2017. Accessed October 8, 2018.

Nath A. Meningitis: bacterial, viral, and other. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 412.

Tunkel AR, Van de Beek D, Scheld WM. Acute meningitis. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases, Updated Edition. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 89.

Volver arriba Sólo texto

  • Sistema nervioso central y sistema nervioso periférico - ilustración

    El sistema nervioso central consta del cerebro y la médula espinal. El sistema nervioso periférico está constituido por todos los nervios periféricos.

    Sistema nervioso central y sistema nervioso periférico

    ilustración

  • Conteo de células del LCR - ilustración

    El LCR (líquido cefalorraquídeo) es un líquido transparente que circula en el espacio que rodea a la médula espinal y el encéfalo. El conteo de células del LCR es un examen para medir el número de glóbulos blancos y rojos presentes en él.

    Conteo de células del LCR

    ilustración

  • Sistema nervioso central y sistema nervioso periférico - ilustración

    El sistema nervioso central consta del cerebro y la médula espinal. El sistema nervioso periférico está constituido por todos los nervios periféricos.

    Sistema nervioso central y sistema nervioso periférico

    ilustración

  • Conteo de células del LCR - ilustración

    El LCR (líquido cefalorraquídeo) es un líquido transparente que circula en el espacio que rodea a la médula espinal y el encéfalo. El conteo de células del LCR es un examen para medir el número de glóbulos blancos y rojos presentes en él.

    Conteo de células del LCR

    ilustración

 

Actualizado: 9/22/2018

Versión en inglés revisada por: Jatin M. Vyas, MD, PhD, Assistant Professor in Medicine, Harvard Medical School; Assistant in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital, Boston, MA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos