English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Meningitis neumocócica

Meningitis causada por neumococos; Neumococo - meningitis

La meningitis es una infección de las membranas que recubren el cerebro y la médula espinal. Esta cubierta se denomina meninges.

Las bacterias son un tipo de gérmenes que pueden causar meningitis. El neumococo es un tipo de bacteria que causa la meningitis.

Causas

La meningitis neumocócica es causada por la bacteria Streptococcus pneumoniae (también llamada neumococo o S pneumoniae). Este tipo de bacteria es la causa más común de meningitis bacteriana en los adultos. Es la segunda causa más común de meningitis en niños mayores de 2 años.

Los factores de riesgo incluyen:

  • Consumo de alcohol
  • Diabetes
  • Antecedentes de meningitis
  • Infección de una válvula cardíaca por S pneumoniae
  • Lesiones o traumatismos craneales
  • Meningitis en la cual hay filtración de líquido cefalorraquídeo
  • Infección reciente del oído por S pneumoniae
  • Neumonía reciente por S pneumoniae
  • Infecciones recientes de las vías respiratorias superiores
  • Extirpación del bazo o un bazo que no funciona

Síntomas

Los síntomas por lo general aparecen rápidamente y pueden incluir:

Otros síntomas que pueden ocurrir con esta enfermedad:

La meningitis neumocócica es una causa importante de fiebre en los bebés.

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica hará un examen físico. Las preguntas se concentrarán en los síntomas o en una posible exposición a alguien que podría haber tenido los mismos síntomas, como rigidez en el cuello y fiebre.

Si el proveedor sospecha que la meningitis es posible, se llevará a cabo una punción lumbar (punción raquídea). Esto es para extraer una muestra del líquido cefalorraquídeo (LCR) para su análisis.

Los exámenes que se pueden hacer incluyen:

Tratamiento

Los antibióticos se administrarán tan pronto como sea posible. La ceftriaxona es uno de los antibióticos más comúnmente utilizados.

Si el antibiótico no está haciendo efecto y el proveedor sospecha que hay resistencia a este, se utilizan la vancomicina o la rifampicina. En ocasiones, se pueden utilizar corticosteroides, especialmente en niños.

Expectativas (pronóstico)

La meningitis es una infección peligrosa y puede ser mortal. Cuanto más pronto se trate, mejores son las posibilidades de recuperación. Los niños pequeños y los adultos mayores de 50 años tienen el riesgo más alto de muerte.

Posibles complicaciones

Las complicaciones a largo plazo pueden incluir:

Cuándo contactar a un profesional médico

Acuda a la sala de urgencias o llame al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) si sospecha meningitis en un niño que tenga los siguientes síntomas:

  • Dificultades para alimentarse
  • Llanto chillón
  • Irritabilidad
  • Fiebre persistente e inexplicable

Llame al número local de emergencias si presenta cualquiera de los síntomas graves que aparecen en la lista de arriba. La meningitis puede convertirse de manera rápida en una afección potencialmente mortal.

Prevención

El tratamiento oportuno de la neumonía e infecciones del oído causadas por el neumococo puede disminuir el riesgo de contraer meningitis. Igualmente, hay dos vacunas efectivas disponibles para la prevención de la infección por neumococo.

De acuerdo con las recomendaciones actuales, las siguientes personas deben ser vacunadas:

  • Niños
  • Adultos de 65 años en adelante
  • Personas en alto riesgo de infección por el neumococo

Referencias

Centers for Disease Control and Prevention website. Bacterial meningitis. www.cdc.gov/meningitis/bacterial.html. Updated January 25, 2017. Accessed October 8, 2018.

Tunkel AR, Van de Beek D, Scheld WM. Acute meningitis. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases, Updated Edition. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 89.

Wood JB, Peters TR. Streptococcus pneumoniae (pneumococcus). In: Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme JW, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 182.

Volver arriba Sólo texto

  • Organismo neumococo - ilustración

    Esta fotografía muestra los organismos llamados neumococos. Estas bacterias se presentan por lo general en pares (diplococos) o en cadenas. Los neumococos típicamente causan la neumonía, pero también pueden ocasionar infecciones en otros órganos como el cerebro (meningitis neumocócica) y en el torrente sanguíneo (septicemia neumocócica). (Cortesía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades - CDC - de los Estados Unidos)

    Organismo neumococo

    ilustración

  • Neumonía neumocócica - ilustración

    Esta es una microfotografía del organismo que causa la pneumonía pneumocócica. Las bacterias son redondas, pero se unen para formar cadenas. Con frecuencia, estas bacterias se unen formando pares y se conocen como diplococos; el prefijo di significa dos.

    Neumonía neumocócica

    ilustración

  • Organismo neumococo - ilustración

    Esta fotografía muestra los organismos llamados neumococos. Estas bacterias se presentan por lo general en pares (diplococos) o en cadenas. Los neumococos típicamente causan la neumonía, pero también pueden ocasionar infecciones en otros órganos como el cerebro (meningitis neumocócica) y en el torrente sanguíneo (septicemia neumocócica). (Cortesía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades - CDC - de los Estados Unidos)

    Organismo neumococo

    ilustración

  • Neumonía neumocócica - ilustración

    Esta es una microfotografía del organismo que causa la pneumonía pneumocócica. Las bacterias son redondas, pero se unen para formar cadenas. Con frecuencia, estas bacterias se unen formando pares y se conocen como diplococos; el prefijo di significa dos.

    Neumonía neumocócica

    ilustración

 

Actualizado: 9/22/2018

Versión en inglés revisada por: Jatin M. Vyas, MD, PhD, Assistant Professor in Medicine, Harvard Medical School; Assistant in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital, Boston, MA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos