English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

VIH/sida

Infección por VIH; Infección - VIH; Virus de inmunodeficiencia humana; Síndrome de inmunodeficiencia adquirida

El virus de inmunodeficiencia humana (VIH) es el virus que causa el sida. Cuando una persona se infecta con VIH, el virus ataca y debilita al sistema inmunitario. A medida que el sistema inmunitario se debilita, la persona está en riesgo de contraer infecciones y cánceres que pueden ser mortales. Cuando esto sucede, la enfermedad se llama sida. Una vez que una persona tiene el virus, este permanece dentro del cuerpo de por vida.

Causas

El virus se propaga (transmite) de una persona a otra a través de ciertos fluidos corporales:

  • Sangre
  • Semen y líquido preseminal 
  • Fluidos rectales 
  • Fluidos vaginales
  • Leche materna

El VIH se puede diseminar si estos fluidos entran en contacto con:

  • Membranas mucosas (dentro de la boca, el pene, la vagina, el recto)
  • Tejido dañado (tejido que ha sido cortado o raspado)
  • Inyección en el torrente sanguíneo

El VIH no se puede diseminar a través del sudor, la saliva o la orina.

En los Estados Unidos, el VIH se disemina principalmente:

  • A través del sexo anal o vaginal con alguien que tenga VIH sin usar un condón o que no tome medicamentos para tratar o prevenir el VIH
  • Por medio de compartir agujas u otro equipo usado para inyectarse drogas con alguien que tiene VIH

Con menos frecuencia, el VIH se disemina: 

  • De la madre al hijo. Una mujer embarazada puede propagar el virus a su feto a través de la circulación sanguínea compartida o una mamá lactante lo puede pasar a su bebé por medio de la leche materna. La evaluación y el tratamiento de las madres que son VIH positivas ha ayudado a disminuir el número de bebés que tienen VIH.
  • A través de agujas o de otros instrumentos filosos que estén contaminados con VIH (principalmente trabajadores de la atención médica).
El virus NO se disemina por:
  • Contacto casual, como un abrazo o besos con la boca cerrada
  • Mosquitos o mascotas
  • Participación en deportes
  • Tocar cosas que hayan sido tocadas por una persona infectada con el virus
  • Comer alimentos manipulados por una persona con VIH

El VIH y la donación de sangre u órganos:

  • El VIH no se transmite a una persona que done sangre u órganos. Las personas que donan órganos nunca entran en contacto directo con las personas que los reciben. De la misma manera, alguien que dona sangre nunca tiene contacto con el que la recibe. En todos estos procedimientos se utilizan agujas e instrumentos estériles.
  • Si bien es poco frecuente, en el pasado el VIH se ha transmitido a la persona que recibe sangre u órganos de un donante infectado. Sin embargo, el riesgo es muy pequeño debido a que los bancos de sangre y los programas de donación de órganos hacen chequeos (exámenes) minuciosos a los donantes, la sangre y los tejidos.

Los factores de riesgo para contraer el VIH incluyen:

  • Tener sexo anal o vaginal sin protección. Recibir sexo anal es el más riesgoso. Tener parejas múltiples también incrementa el riesgo. Usar correctamente un condón nuevo cada vez que tenga relaciones sexuales ayudará enormemente a disminuir este riesgo.
  • Consumir drogas y compartir agujas o jeringas.
  • Tener una pareja sexual con VIH que no esté tomando medicamentos para el VIH.
  • Tener una enfermedad de transmisión sexual (ETS).

Síntomas

Los síntomas relacionados con la infección aguda por VIH (cuando una persona se infecta por primera vez) pueden ser similares a la gripe u otras enfermedades virales. Estas incluyen:

  • Fiebre y dolor muscular
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de garganta
  • Sudoración nocturna
  • Úlceras bucales, incluso infección por hongos (candidiasis)
  • Ganglios linfáticos inflamados
  • Diarrea

Muchas personas no tienen síntomas cuando sucede la infección con VIH.

La infección aguda por VIH progresa durante unas semanas hasta meses para convertirse en una infección por VIH asintomática (sin síntomas). Esta etapa puede durar 10 años o más. Durante este período, la persona podría no tener ninguna razón para sospechar que porta el virus, pero puede transmitirlo a otras personas.

De no recibir tratamiento, casi todas las personas infectadas con el VIH contraerán el sida. Algunas personas desarrollan sida en un período de pocos años después de la infección. Otras permanecen completamente saludables después de 10 o incluso 20 años.

El sistema inmunitario de una persona con sida ha sido dañado por el VIH. Estas personas tienen un riesgo muy alto de contraer infecciones que son poco frecuentes en personas con un sistema inmunitario saludable. Estas infecciones se denominan oportunistas. Pueden ser causadas por bacterias, virus, hongos o protozoos y pueden afectar cualquier parte del cuerpo. Las personas con sida también tienen un riesgo más alto de padecer ciertos tipos de cáncer, especialmente linfomas y un tipo de cáncer de piel llamado sarcoma de Kaposi.

Los síntomas dependen del tipo de infección particular y de la parte del cuerpo que esté infectada. Las infecciones pulmonares son comunes en casos de sida y normalmente causan tos, fiebre, y dificultad para respirar. Las infecciones intestinales también son comunes y pueden causar diarrea, dolor abdominal, vómito, o problemas para tragar. La pérdida de peso, fiebre, transpiraciones, erupciones, y ganglios inflamados son comunes en personas con infecciones de VIH y sida.

Pruebas y exámenes

PRUEBAS DE DIAGNÓSTICO

Estas son pruebas que se hacen para revisar si usted ha resultado infectado con el virus. En general, las pruebas están compuestas por un proceso de 2 pasos:

  • Pruebas de detección. Existen muchos tipos de pruebas. Algunas son pruebas de sangre, mientras que otras son exámenes de líquidos de la boca. Estos buscan anticuerpos contra el virus del VIH, el antígeno del VIH o ambos. Algunos exámenes de detección pueden ofrecer resultados en 30 minutos o menos.
  • Pruebas de seguimiento. También se denominan pruebas de confirmación. A menudo se lleva a cabo cuando la prueba de detección tiene un resultado positivo.

Están disponibles pruebas caseras para detectar el VIH. Si planea utilizar una, revise para corroborar que esta ha sido aprobada por la FDA. Siga las instrucciones en el empaque para asegurarse de que los resultados sean tan precisos como sea posible.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) recomiendan que todas las personas de entre 15 y 65 años de edad se sometan a una prueba de detección de VIH. Las personas que tienen comportamientos de riesgo deben realizarse pruebas regularmente. Las mujeres embarazadas también deben someterse a pruebas de detección.

PRUEBAS LUEGO DE UN DIAGNÓSTICO DE VIH

Las personas con sida generalmente se hacen análisis de sangre periódicos para verificar su conteo de células CD4:

  • Las CD4 son las células sanguíneas que el VIH ataca. También se llaman células T4 o "linfocitos T cooperadores".
  • Conforme el VIH daña el sistema inmunitario, el conteo de CD4 disminuye. Un conteo normal de CD4 es de 500 a 1,500 células/mm3 de sangre.
  • Las personas normalmente presentan síntomas cuando su conteo de CD4 desciende por debajo de 350. Las complicaciones más graves ocurren cuando el conteo de CD4 desciende a 200. Cuando el conteo está por debajo de 200 se considera que la persona tiene sida.

Otros exámenes incluyen:

  • Nivel de ARN para VIH, o carga viral, para verificar la cantidad de VIH que está en la sangre
  • Una prueba de resistencia para ver si el virus tiene resistencia a los medicamentos utilizados para tratar el VIH
  • Conteo sanguíneo completo, química sanguínea y pruebas de orina
  • Exámenes de otras infecciones de transmisión sexual
  • Prueba de tuberculosis
  • Citología vaginal (prueba de Papanicolaou) para detectar el cáncer de cuello uterino
  • Prueba de Papanicolaou anal para detectar cáncer de ano

Tratamiento

El VIH/sida se trata con medicamentos que evitan que el virus se reproduzca. Este tratamiento se denomina terapia antirretroviral (TARV).

En el pasado, las personas infectadas con VIH comenzaban el tratamiento antirretroviral luego de que su conteo de CD4 descendía o de que desarrollaban complicaciones relacionadas con el VIH. Hoy en día, el tratamiento para el VIH se recomienda para todas las personas infectadas, incluso si su conteo de CD4 aún es normal.

Son necesarios exámenes de sangre regulares para asegurarse de que el nivel de virus en la sangre (la carga viral) se mantenga bajo, o suprimido. El objetivo del tratamiento es reducir el virus de VIH en la sangre a un nivel que sea tan bajo que una prueba no pueda detectarlo. Esto se denomina carga viral indetectable.

Si el conteo de CD4 ya ha descendido antes del inicio del tratamiento, normalmente aumentará de forma gradual. Las complicaciones por VIH a menudo desaparecen conforme el sistema inmunitario se recupera.

Grupos de apoyo

Unirse a un grupo de apoyo donde los miembros comparten experiencias y problemas en común con frecuencia puede ayudar a disminuir el estrés emocional de tener una enfermedad crónica.

Expectativas (pronóstico)

Con tratamiento, la mayoría de las personas que presentan VIH/sida puede llevar una vida normal y saludable.

Los tratamientos actuales no curan la infección. Los medicamentos solo funcionan siempre que se tomen todos los días. Si estos se suspenden, la carga viral aumentará y el conteo de CD4 descenderá. Si los medicamentos no se toman regularmente, el virus puede volverse resistente a uno o más de los fármacos y el tratamiento puede dejar de funcionar.

Las personas que están tomando el tratamiento deben consultar a sus proveedores de atención médica regularmente. Esto se hace para asegurarse de que los medicamentos estén funcionando y buscar efectos secundarios.

Cuándo contactar a un profesional médico

Solicite una cita con su proveedor si tiene cualquiera de los factores de riesgo para la infección por VIH. Llame igualmente si presenta síntomas de sida. Por ley, los resultados de las pruebas para el VIH deben ser confidenciales (privados). Su proveedor revisará los resultados con usted.

Prevención

Prevenir el VIH/sida:

  • Hágase pruebas de detección. Las personas que no saben que están infectadas con VIH y que se ven y se sienten saludables son más propensas a transmitirlo a otras personas.
  • NO use drogas ilícitas y no comparta agujas ni jeringas. Muchas comunidades tienen programas de intercambio de jeringas, donde usted puede desechar las jeringas usadas y recibir jeringas nuevas y estériles. El personal de estos programas también puede remitirlo a un tratamiento de la adicción.
  • Evite el contacto con la sangre de otra persona. En lo posible, use ropa protectora, una máscara y gafas de seguridad cuando atienda a personas lesionadas.
  • Si usted obtiene un resultado positivo en el examen para VIH, puede transmitirle el virus a otros. No debe donar sangre, plasma, órganos ni esperma.
  • Las mujeres VIH positivas que podrían quedar embarazadas deben hablar con su proveedor sobre los riesgos para el feto. También deben analizar métodos para evitar que el bebé resulte infectado, como tomar medicamentos antirretrovirales durante el embarazo.
  • La lactancia materna se debe evitar para prevenir la transmisión del VIH al bebé a través de la leche materna.

Las prácticas sexuales con precaución, como el uso de condones de látex, son efectivas para prevenir la transmisión del VIH. Sin embargo, existe el riesgo de contraer la infección incluso con el uso de condones (por ejemplo, los condones se pueden desgarrar). 

En gente que no está infectada por el virus, pero que están en alto riesgo de contraerlo, tomar un fármaco llamado Truvada puede ayudar a prevenir la infección. Este tratamiento se conoce como profilaxis preexposición o PrPEP. Hable con su proveedor si piensa que la PrPEP podría ser adecuada para usted.

Las personas VIH positivas que estén tomando medicamentos antirretrovirales y no tienen el virus en la sangre no lo transmiten.

El suministro de sangre en los Estados Unidos está entre los más seguros del mundo. Casi todas las personas infectadas con VIH a través de transfusiones de sangre recibieron esas transfusiones antes de 1985, año en el que comenzaron las pruebas para el VIH para toda la sangre donada.

Si usted cree que ha estado expuesto al VIH, busque atención médica de inmediato. NO se demore. Empezar los medicamentos antivirales inmediatamente después de la exposición (hasta 3 días después) puede reducir las probabilidades de que resulte infectado. Esto se denomina profilaxis post exposición (PPE). Se ha utilizado para prevenir la transmisión en trabajadores de la salud lesionados por medio de punciones con agujas.

Referencias

Centers for Disease Control and Prevention website. About HIV/AIDS. www.cdc.gov/hiv/basics/whatishiv.html. Updated: October 31, 2018. Accessed: November 1, 2018.

DiNenno EA, Prejean J, Irwin K, et al. Recommendations for HIV screening of gay, bisexual, and other men who have sex with men - United States, 2017. MMWR Morb Mortal Wkly Rep. 2017;66:830-832. www.cdc.gov/mmwr/volumes/66/wr/mm6631a3.htm.

Gulick RM. Antiretroviral therapy of human immunodeficiency virus and acquired immunodeficiency syndrome. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 388.

Moyer VA; US Preventive Services Task Force. Screening for HIV: US Preventive Services Task Force recommendation statement. Ann Intern Med. 2013;159(1):51-60. PMID: 23698354 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23698354.

Reitz MS, Gallo RC. Human immunodeficiency viruses. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases, Updated Edition. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 171.

Simonetti FR, Dewar R, Maldarelli F. Diagnosis of human immunodeficiency virus infection. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases, Updated Edition.  8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 122.

US Department of Health and Human Services website. Guidelines for the use of antiretroviral agents in adults and adolescents living with HIV. aidsinfo.nih.gov/guidelines/brief-html/1/adult-and-adolescent-arv/0. Updated May 30, 2018. Accessed July 8, 2018.

Verma A, Berger JR. Neurological manifestations of human immunodeficiency virus infection in adults. In: Daroff RB, Jankovic J, Mazziotta JC, Pomeroy SL, eds. Bradley's Neurology in Clinical Practice. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 77.

Volver arribaSólo texto

  • ETS y nichos ecológicos - ilustración

    Muchas enfermedades de transmisión sexual (ETS) invaden el huésped y residen en él por largos períodos de tiempo sin matarlo. La sífilis es un buen ejemplo, la cual puede permanecer en su huésped de 30 a 50 años. El VIH también puede tomar 10 años o más para matar a su huésped, permitiendo así que la infección se propague durante mucho tiempo.

    ETS y nichos ecológicos

    ilustración

  • VIH - ilustración

    El VIH (virus de inmunodeficiencia humana) es una infección viral que destruye gradualmente el sistema inmunitario. El uso de métodos seguros y efectivos en las relaciones sexuales reduce considerablemente el riesgo de transmisión de la enfermedad.

    VIH

    ilustración

  • Infección primaria por VIH - ilustración

    El VIH o virus de inmunodeficiencia humana se transmite con mayor frecuencia a través de la práctica del sexo sin protección o al compartir agujas contaminadas. La transmisión de la madre al feto o a través de productos de la sangre ha disminuido significativamente en los Estados Unidos.

    Infección primaria por VIH

    ilustración

  • Úlcera de la boca (úlcera aftosa) - ilustración

    Las llagas ulcerosas (úlceras aftosas) son muy comunes. Típicamente, son úlceras superficiales con una base de color blanco o amarillo blancuzco rodeada por un borde rojizo. Esta forma grave de úlcera aftosa puede ser vista delante y debajo de los dientes inferiores de un individuo con sida.

    Úlcera de la boca (úlcera aftosa)

    ilustración

  • Infección por Mycobacterium marinum en la mano - ilustración

    Esta infección bacteriana es causada por el Mycobacterium marinum, un pariente del organismo que causa la tuberculosis y a menudo se identifica como granuloma de las piscinas. Las infecciones micobacterianas atípicas pueden causar una enfermedad potencialmente mortal en personas con un sistema inmunológico debilitado (individuos inmunocomprometidos).

    Infección por Mycobacterium marinum en la mano

    ilustración

  • Dermatitis - seborreica en la cara - ilustración

    Esta es una dermatitis seborreica en la cara, con enrojecimiento (eritema) y escamosidad leve. Los individuos con sida frecuentemente desarrollan dermatitis seborreica u otros tipos de erupciones, como se ve en este individuo seropositivo.

    Dermatitis - seborreica en la cara

    ilustración

  • Sida - ilustración

    La causa del sida (síndrome de inmunodeficiencia humana) es el VIH (virus de inmunodeficiencia humana). El sida vuelve al cuerpo vulnerable a una gama de enfermedades de alto riesgo contra la vida y es incurable, aunque el tratamiento con medicamentos antivirales puede aliviar los síntomas. Es mortal a nivel mundial, en especial debido a la proliferación de infecciones oportunistas.

    Sida

    ilustración

  • Vista de cerca de sarcoma de Kaposi - ilustración

    El sarcoma de Kaposi solía ser una malignidad rara de los vasos sanguíneos, pero ahora se le asocia con el sida y ocurre más frecuentemente en hombres homosexuales que en drogadictos por vía intravenosa. Una investigación reciente sugiere que puede ser ocasionado por un virus del herpes descubierto hace poco. Esta malignidad se traduce en lesiones de color purpúreo, planas o en forma de uva, que cubren la piel, el tracto gastrointestinal y otros órganos.

    Vista de cerca de sarcoma de Kaposi

    ilustración

  • Herpes zóster diseminado - ilustración

    El herpes zoster normalmente se presenta en un área limitada después de in dermatoma (ver la imagen dermatome). En individuos con un sistema inmunológico deficiente, el herpes zoster puede dispersarse (herpes diseminado), provocando enfermedades serias. Lo causa el mismo virus de la varicela.

    Herpes zóster diseminado

    ilustración

  • Histoplasmosis, diseminada en paciente HIV - ilustración

    Esta lesión de la piel es el resultado de una histoplasmosis diseminada. Aunque la histoplasmosis es más común como una infección pulmonar, puede infectar la piel o extenderse (diseminarse) hacia los órganos internos.

    Histoplasmosis, diseminada en paciente HIV

    ilustración

  • Molusco en el tórax - ilustración

    Estas lesiones, presentes en una persona con el sistema inmune debilitado (inmunocomprometido), corresponden al molusco contagioso, enfermedad causada por el virus del molusco, perteneciente a la familia de los poxvirus. Se caracteriza por pequeñas lesiones cutáneas levantadas y perladas que se presentan con mayor frecuencia en los niños que en los adultos, en los cuales se considera una enfermedad de transmisión sexual. Los pacientes inmunocomprometidos pueden sufrir brotes graves de estas lesiones, como el que se observa en la fotografía.

    Molusco en el tórax

    ilustración

  • Sarcoma de Kaposi en la espalda - ilustración

    El sarcoma de Kaposi solía ser una malignidad rara de los vasos sanguíneos, pero ahora se le asocia con el sida y ocurre más frecuentemente en hombres homosexuales que en drogadictos por vía intravenosa. Una investigación reciente sugiere que puede ser ocasionado por un virus del herpes descubierto hace poco. Esta malignidad se traduce en lesiones de color purpúreo y en forma de uva que cubren la piel, el tracto gastrointestinal y otros órganos.

    Sarcoma de Kaposi en la espalda

    ilustración

  • Sarcoma de Kaposi en el muslo - ilustración

    El sarcoma de Kaposi, que observamos aquí en el muslo de un paciente, es una malignidad de los vasos sanguíneos que genera lesiones en forma de uva de color violáceo a rojo purpúreo y que se localizan en la piel, el tracto gastrointestinal y otros órganos. Era muy rara hasta hace algunos años, pero en la actualidad se la asocia al sida y ocurre con más frecuencia en los hombres homosexuales con sida que en quienes se han contagiado de sida mediante el uso de drogas intravenosas.

    Sarcoma de Kaposi en el muslo

    ilustración

  • Molusco contagioso en la cara - ilustración

    El molusco contagioso se presenta con mayor frecuencia en los niños, aunque también puede afectar a los adultos y producir una infección extensa en las personas con un sistema inmune debilitado. En esta fotografía, se observan múltiples moluscos pequeños cubriendo la mejilla, la parte superior del cuello y las patillas.

    Molusco contagioso en la cara

    ilustración

  • Anticuerpos - ilustración

    Los antígenos son moléculas grandes, (generalmente proteínas) localizadas en la superficie de las células, virus, hongos, bacterias y algunas sustancias muertas como toxinas, sustancias químicas, medicamentos y partículas extrañas. El sistema inmunológico detecta los antígenos y produce anticuerpos que destruyen las sustancias que los contienen.

    Anticuerpos

    ilustración

  • Tuberculosis pulmonar - ilustración

    La tuberculosis es causada por un grupo de organismos, Mycobacterium tuberculosis, M bovis, M africanum y otros subtipos menos comunes. Por lo general infecta los pulmones, pero puede afectar otros órganos del cuerpo. Recientemente han aparecido cepas de tuberculosis resistentes a los antibióticos. Hoy en día, debido al número creciente de individuos inmunocomprometidos con sida, y de indigentes sin cuidado médico, los casos de tuberculosis han ido en aumento.(Cortesía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades - CDC - de los Estados Unidos.)

    Tuberculosis pulmonar

    ilustración

  • Sarcoma de Kaposi - lesión en la piel - ilustración

    Sarcoma de Kaposi lesión en la piel. Es una malignidad de los vasos sanguíneos que solía presentarse muy raramente, pero ahora se asocia con el sida, más frecuentemente en hombres homosexuales que en drogadictos por vía intravenosa. La malignidad se traduce en una lesión plana o en forma de uva, de color purpúreo a púrpura rojizo, en la piel, en el tracto gastrointestinal y en otros órganos.

    Sarcoma de Kaposi - lesión en la piel

    ilustración

  • Sarcoma de Kaposi - perianal - ilustración

    El sarcoma de Kaposi por lo general se presenta en hombres homosexuales con sida. Las lesiones pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, en forma de tumores prominentes de color púrpura. Este sarcoma está localizado cerca del ano (perianal).

    Sarcoma de Kaposi - perianal

    ilustración

  • Vista de cerca de dermatitis seborreica - ilustración

    Este es un acercamiento de una dermatitis seborreica que presenta enrojecimiento (eritema) y una escamosidad leve. Los individuos con sida frecuentemente desarrollan dermatitis seborreica u otros tipos de erupciones, como se ve en esta persona.

    Vista de cerca de dermatitis seborreica

    ilustración

  • ETS y nichos ecológicos - ilustración

    Muchas enfermedades de transmisión sexual (ETS) invaden el huésped y residen en él por largos períodos de tiempo sin matarlo. La sífilis es un buen ejemplo, la cual puede permanecer en su huésped de 30 a 50 años. El VIH también puede tomar 10 años o más para matar a su huésped, permitiendo así que la infección se propague durante mucho tiempo.

    ETS y nichos ecológicos

    ilustración

  • VIH - ilustración

    El VIH (virus de inmunodeficiencia humana) es una infección viral que destruye gradualmente el sistema inmunitario. El uso de métodos seguros y efectivos en las relaciones sexuales reduce considerablemente el riesgo de transmisión de la enfermedad.

    VIH

    ilustración

  • Infección primaria por VIH - ilustración

    El VIH o virus de inmunodeficiencia humana se transmite con mayor frecuencia a través de la práctica del sexo sin protección o al compartir agujas contaminadas. La transmisión de la madre al feto o a través de productos de la sangre ha disminuido significativamente en los Estados Unidos.

    Infección primaria por VIH

    ilustración

  • Úlcera de la boca (úlcera aftosa) - ilustración

    Las llagas ulcerosas (úlceras aftosas) son muy comunes. Típicamente, son úlceras superficiales con una base de color blanco o amarillo blancuzco rodeada por un borde rojizo. Esta forma grave de úlcera aftosa puede ser vista delante y debajo de los dientes inferiores de un individuo con sida.

    Úlcera de la boca (úlcera aftosa)

    ilustración

  • Infección por Mycobacterium marinum en la mano - ilustración

    Esta infección bacteriana es causada por el Mycobacterium marinum, un pariente del organismo que causa la tuberculosis y a menudo se identifica como granuloma de las piscinas. Las infecciones micobacterianas atípicas pueden causar una enfermedad potencialmente mortal en personas con un sistema inmunológico debilitado (individuos inmunocomprometidos).

    Infección por Mycobacterium marinum en la mano

    ilustración

  • Dermatitis - seborreica en la cara - ilustración

    Esta es una dermatitis seborreica en la cara, con enrojecimiento (eritema) y escamosidad leve. Los individuos con sida frecuentemente desarrollan dermatitis seborreica u otros tipos de erupciones, como se ve en este individuo seropositivo.

    Dermatitis - seborreica en la cara

    ilustración

  • Sida - ilustración

    La causa del sida (síndrome de inmunodeficiencia humana) es el VIH (virus de inmunodeficiencia humana). El sida vuelve al cuerpo vulnerable a una gama de enfermedades de alto riesgo contra la vida y es incurable, aunque el tratamiento con medicamentos antivirales puede aliviar los síntomas. Es mortal a nivel mundial, en especial debido a la proliferación de infecciones oportunistas.

    Sida

    ilustración

  • Vista de cerca de sarcoma de Kaposi - ilustración

    El sarcoma de Kaposi solía ser una malignidad rara de los vasos sanguíneos, pero ahora se le asocia con el sida y ocurre más frecuentemente en hombres homosexuales que en drogadictos por vía intravenosa. Una investigación reciente sugiere que puede ser ocasionado por un virus del herpes descubierto hace poco. Esta malignidad se traduce en lesiones de color purpúreo, planas o en forma de uva, que cubren la piel, el tracto gastrointestinal y otros órganos.

    Vista de cerca de sarcoma de Kaposi

    ilustración

  • Herpes zóster diseminado - ilustración

    El herpes zoster normalmente se presenta en un área limitada después de in dermatoma (ver la imagen dermatome). En individuos con un sistema inmunológico deficiente, el herpes zoster puede dispersarse (herpes diseminado), provocando enfermedades serias. Lo causa el mismo virus de la varicela.

    Herpes zóster diseminado

    ilustración

  • Histoplasmosis, diseminada en paciente HIV - ilustración

    Esta lesión de la piel es el resultado de una histoplasmosis diseminada. Aunque la histoplasmosis es más común como una infección pulmonar, puede infectar la piel o extenderse (diseminarse) hacia los órganos internos.

    Histoplasmosis, diseminada en paciente HIV

    ilustración

  • Molusco en el tórax - ilustración

    Estas lesiones, presentes en una persona con el sistema inmune debilitado (inmunocomprometido), corresponden al molusco contagioso, enfermedad causada por el virus del molusco, perteneciente a la familia de los poxvirus. Se caracteriza por pequeñas lesiones cutáneas levantadas y perladas que se presentan con mayor frecuencia en los niños que en los adultos, en los cuales se considera una enfermedad de transmisión sexual. Los pacientes inmunocomprometidos pueden sufrir brotes graves de estas lesiones, como el que se observa en la fotografía.

    Molusco en el tórax

    ilustración

  • Sarcoma de Kaposi en la espalda - ilustración

    El sarcoma de Kaposi solía ser una malignidad rara de los vasos sanguíneos, pero ahora se le asocia con el sida y ocurre más frecuentemente en hombres homosexuales que en drogadictos por vía intravenosa. Una investigación reciente sugiere que puede ser ocasionado por un virus del herpes descubierto hace poco. Esta malignidad se traduce en lesiones de color purpúreo y en forma de uva que cubren la piel, el tracto gastrointestinal y otros órganos.

    Sarcoma de Kaposi en la espalda

    ilustración

  • Sarcoma de Kaposi en el muslo - ilustración

    El sarcoma de Kaposi, que observamos aquí en el muslo de un paciente, es una malignidad de los vasos sanguíneos que genera lesiones en forma de uva de color violáceo a rojo purpúreo y que se localizan en la piel, el tracto gastrointestinal y otros órganos. Era muy rara hasta hace algunos años, pero en la actualidad se la asocia al sida y ocurre con más frecuencia en los hombres homosexuales con sida que en quienes se han contagiado de sida mediante el uso de drogas intravenosas.

    Sarcoma de Kaposi en el muslo

    ilustración

  • Molusco contagioso en la cara - ilustración

    El molusco contagioso se presenta con mayor frecuencia en los niños, aunque también puede afectar a los adultos y producir una infección extensa en las personas con un sistema inmune debilitado. En esta fotografía, se observan múltiples moluscos pequeños cubriendo la mejilla, la parte superior del cuello y las patillas.

    Molusco contagioso en la cara

    ilustración

  • Anticuerpos - ilustración

    Los antígenos son moléculas grandes, (generalmente proteínas) localizadas en la superficie de las células, virus, hongos, bacterias y algunas sustancias muertas como toxinas, sustancias químicas, medicamentos y partículas extrañas. El sistema inmunológico detecta los antígenos y produce anticuerpos que destruyen las sustancias que los contienen.

    Anticuerpos

    ilustración

  • Tuberculosis pulmonar - ilustración

    La tuberculosis es causada por un grupo de organismos, Mycobacterium tuberculosis, M bovis, M africanum y otros subtipos menos comunes. Por lo general infecta los pulmones, pero puede afectar otros órganos del cuerpo. Recientemente han aparecido cepas de tuberculosis resistentes a los antibióticos. Hoy en día, debido al número creciente de individuos inmunocomprometidos con sida, y de indigentes sin cuidado médico, los casos de tuberculosis han ido en aumento.(Cortesía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades - CDC - de los Estados Unidos.)

    Tuberculosis pulmonar

    ilustración

  • Sarcoma de Kaposi - lesión en la piel - ilustración

    Sarcoma de Kaposi lesión en la piel. Es una malignidad de los vasos sanguíneos que solía presentarse muy raramente, pero ahora se asocia con el sida, más frecuentemente en hombres homosexuales que en drogadictos por vía intravenosa. La malignidad se traduce en una lesión plana o en forma de uva, de color purpúreo a púrpura rojizo, en la piel, en el tracto gastrointestinal y en otros órganos.

    Sarcoma de Kaposi - lesión en la piel

    ilustración

  • Sarcoma de Kaposi - perianal - ilustración

    El sarcoma de Kaposi por lo general se presenta en hombres homosexuales con sida. Las lesiones pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, en forma de tumores prominentes de color púrpura. Este sarcoma está localizado cerca del ano (perianal).

    Sarcoma de Kaposi - perianal

    ilustración

  • Vista de cerca de dermatitis seborreica - ilustración

    Este es un acercamiento de una dermatitis seborreica que presenta enrojecimiento (eritema) y una escamosidad leve. Los individuos con sida frecuentemente desarrollan dermatitis seborreica u otros tipos de erupciones, como se ve en esta persona.

    Vista de cerca de dermatitis seborreica

    ilustración

 

Actualizado: 6/5/2018

Versión en inglés revisada por: Jatin M. Vyas, MD, PhD, Assistant Professor in Medicine, Harvard Medical School; Assistant in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital, Boston, MA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team. Editorial update 11/05/2018.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos