English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Anemia ferropénica

Anemia - deficiencia de hierro

La anemia es una afección en la cual el cuerpo no tiene suficientes glóbulos rojos sanos. Los glóbulos rojos le proporcionan el oxígeno a los tejidos corporales. Existen muchos tipos de anemia.

La anemia ferropénica ocurre cuando el cuerpo no tiene suficiente cantidad hierro. El hierro ayuda a producir glóbulos rojos. La anemia por deficiencia de hierro es la forma más común de anemia.

Causas

Los glóbulos rojos llevan oxígeno a los tejidos del cuerpo. Los glóbulos rojos sanos se producen en la médula ósea. Los glóbulos rojos circulan por el cuerpo durante 3 a 4 meses. Partes del cuerpo, tales como el bazo, eliminan los glóbulos viejos.

El hierro es una parte importante de los glóbulos rojos. Sin hierro, la sangre no puede transportar oxígeno eficazmente. Su cuerpo normalmente obtiene hierro a través de la alimentación. También reutiliza el hierro de los glóbulos rojos viejos.

La anemia por deficiencia de hierro se presenta cuando sus reservas corporales bajan. Esto puede ocurrir debido a que:

  • Usted pierde más glóbulos sanguíneos y hierro de lo que su cuerpo puede reponer
  • Su cuerpo no hace un buen trabajo absorbiendo hierro
  • Su cuerpo puede absorber el hierro, pero usted no está consumiendo suficientes alimentos que contengan este elemento
  • Su cuerpo necesita más hierro de lo normal (por ejemplo, si está embarazada o amamantando)

El sangrado puede causar pérdida de hierro. Las causas comunes de sangrado son:

Es posible que el cuerpo no absorba suficiente hierro de la dieta debido a:

Es posible que usted no obtenga suficiente hierro en la dieta si:

  • Es un vegetariano estricto
  • Usted no consume suficientes alimentos que contengan hierro

Síntomas

Es posible que usted no tenga ningún síntoma si la anemia es leve.

La mayoría de las veces, los síntomas al principio son leves y aparecen lentamente. Los síntomas pueden incluir:

  • Sentirse débil o cansado con más frecuencia de lo normal, o con el ejercicio
  • Dolores de cabeza
  • Mareos
  • Palpitaciones 
  • Problemas para concentrarse o pensar

A medida que la anemia empeora, los síntomas pueden incluir:

Los síntomas de las afecciones (asociadas con el sangrado) que causan la anemia ferropénica incluyen:

  • Heces oscuras, alquitranadas o heces con sangre
  • Sangrado menstrual abundante (mujeres)
  • Dolor en la parte superior del abdomen (por las úlceras)
  • Pérdida de peso (en personas con cáncer)

Pruebas y exámenes

Para diagnosticar la anemia, su proveedor de atención médica puede ordenar estos análisis de sangre:

  • Conteo sanguíneo completo
  • Conteo de reticulocitos

Para chequear los niveles de hierro, su proveedor puede ordenar:

Para verificar la causa de la (pérdida de sangre) deficiencia de hierro, su proveedor puede ordenar:

Tratamiento

El tratamiento puede incluir tomar suplementos de hierro y comer alimentos ricos en hierro.

Los suplementos de hierro (casi siempre sulfato ferroso) acumulan las reservas de hierro en el organismo. La mayoría de las veces, su proveedor medirá el nivel de hierro antes de que usted empiece a tomar suplementos.

Si usted no puede tolerar el hierro por vía oral, posiblemente deba recibirlo a través de una vena (por vía intravenosa) o por medio de una inyección intramuscular.

Las mujeres embarazadas y lactantes necesitarán tomar hierro adicional, debido a que a menudo no pueden obtener la cantidad suficiente de su alimentación normal.

El hematocrito debe normalizarse después de 6 semanas de terapia con hierro. Usted deberá seguir tomando hierro por otros 6 a 12 meses para reponer las reservas corporales de este elemento en la médula ósea.

Los suplementos de hierro en su mayoría se toleran bien, pero pueden causar:

  • Nauseas
  • Vómitos
  • Estreñimiento

Los alimentos ricos en hierro incluyen:

  • Pollo y pavo
  • Lentejas, guisantes y frijoles secos
  • Pescado
  • Carnes (el hígado es la fuente más alta)
  • Frijiol de soya, frijol cocido y garbanzos
  • Pan integral

Otras fuentes incluyen:

  • Avena
  • Uvas pasas, ciruelas pasas, albaricoques y maní
  • Espinaca, col rizada y otras verduras

La vitamina C ayuda a su organismo a absorber el hierro. Los productos que son fuente de vitamina C son:

  • Naranja
  • Toronja
  • Kiwi
  • Fresa
  • Brócoli
  • Tomate

Expectativas (pronóstico)

Con tratamiento, el desenlace clínico probablemente sea bueno, pero eso dependerá de la causa.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si:

  • Tiene síntomas de deficiencia de hierro.
  • Nota sangre en las heces.

Prevención

Una alimentación equilibrada debe incluir suficiente hierro. Las carnes rojas, el hígado y la yema de huevo son fuentes ricas en este elemento. La harina, el pan y algunos cereales están fortificados con hierro. Si su proveedor lo recomienda, tome suplementos de hierro si no está recibiendo suficiente cantidad de hierro en la alimentación.

Referencias

Brandow AM. Pallor and anemia. In: Kleigman RM, Lye PS, Bordini BJ, Toth H, Basel D, eds. Nelson Pediatric Symptom-Based Diagnosis. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 37.

Bunn HF. Approach to anemias. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 158.

US Department of Health and Human Services; National Heart, Lung, and Blood Institute website. Iron-deficiency anemia. www.nhlbi.nih.gov/health-topics/iron-deficiency-anemia. Accessed April 9, 2018.

Volver arriba Sólo texto

  • Reticulocitos - ilustración

    Ante la presencia de algunas anemias, el organismo incrementa la producción de glóbulos rojos (GR) y los envía al torrente sanguíneo antes de que hayan alcanzado su madurez. Estas células inmaduras se denominan reticulocitos y se caracterizan por presentar una red de filamentos y gránulos. Normalmente representan el 1% del conteo de GR, pero pueden exceder el 4% cuando compensan la anemia.

    Reticulocitos

    ilustración

  • Células sanguíneas - ilustración

    La sangre consta de glóbulos rojos, plaquetas y diversos tipos de glóbulos blancos.

    Células sanguíneas

    ilustración

  • Hemoglobina - ilustración

    La hemoglobina es el componente más importante de los glóbulos rojos y está compuesto de una proteína llamada hemo, que fija el oxígeno, para ser intercambiado en los pulmones por dióxido de carbono. Anomalías de un individuo del valor de hemoglobina puede indicar defectos en el balance normal entre los glóbulos rojos de producción y la destrucción. Ambos bajos y altos valores puede indicó enfermedad estados.

    Hemoglobina

    ilustración

  • Reticulocitos - ilustración

    Ante la presencia de algunas anemias, el organismo incrementa la producción de glóbulos rojos (GR) y los envía al torrente sanguíneo antes de que hayan alcanzado su madurez. Estas células inmaduras se denominan reticulocitos y se caracterizan por presentar una red de filamentos y gránulos. Normalmente representan el 1% del conteo de GR, pero pueden exceder el 4% cuando compensan la anemia.

    Reticulocitos

    ilustración

  • Células sanguíneas - ilustración

    La sangre consta de glóbulos rojos, plaquetas y diversos tipos de glóbulos blancos.

    Células sanguíneas

    ilustración

  • Hemoglobina - ilustración

    La hemoglobina es el componente más importante de los glóbulos rojos y está compuesto de una proteína llamada hemo, que fija el oxígeno, para ser intercambiado en los pulmones por dióxido de carbono. Anomalías de un individuo del valor de hemoglobina puede indicar defectos en el balance normal entre los glóbulos rojos de producción y la destrucción. Ambos bajos y altos valores puede indicó enfermedad estados.

    Hemoglobina

    ilustración

 

Actualizado: 1/19/2018

Versión en inglés revisada por: Richard LoCicero, MD, private practice specializing in hematology and medical oncology, Longstreet Cancer Center, Gainesville, GA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos