English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Cistitis aguda

Infección no complicada de las vías urinarias; IVU - cistitis aguda; Infección aguda de la vejiga; Cistitis bacteriana aguda

Es una infección de la vejiga o las vías urinarias inferiores. Aguda significa que la infección comienza de manera súbita.

Causas

La cistitis es causada por microbios, por lo regular bacterias. Estos microorganismos ingresan a la uretra y luego a la vejiga y pueden causar una infección. La infección comúnmente se desarrolla en la vejiga y también puede diseminarse (llegar) a los riñones.

La mayoría de las veces, el cuerpo puede deshacerse de estas bacterias cuando usted orina. Sin embargo, las bacterias pueden adherirse a la pared de la uretra o la vejiga o multiplicarse tan rápido que algunas de ellas permanecen en la vejiga.

Las mujeres tienden a contraer infecciones con más frecuencia que los hombres. Esto sucede debido a que su uretra es más corta y está más cercana al ano. Las mujeres son más propensas a contraer una infección después de las relaciones sexuales o al usar un diafragma para el control de la natalidad. La menopausia también aumenta el riesgo de una infección urinaria.

Lo siguiente también aumenta las probabilidades de padecer cistitis:

La mayoría de los casos son causados por Escherichia coli (E. coli). Que es un tipo de bacteria que se encuentra en los intestinos.

Síntomas

Los síntomas de una infección vesical incluyen:

  • Orina turbia o con sangre
  • Orina con olor fuerte o fétido
  • Febrícula (no todo mundo tendrá fiebre)
  • Dolor o ardor al orinar
  • Presión o calambres en la parte baja del abdomen o en la espalda
  • Necesidad imperiosa de orinar con frecuencia, incluso inmediatamente después haber vaciado la vejiga

Con frecuencia, en las personas de edad avanzada, los cambios mentales o la confusión son los únicos signos de una posible infección urinaria.

Pruebas y exámenes

En la mayoría de los casos, se recoge una muestra de orina para realizar los siguientes exámenes:

  • Análisis de orina -- Este examen se hace para buscar glóbulos blancos, glóbulos rojos, bacterias y evaluar ciertos químicos, como nitritos en la orina. La mayoría de las veces, su proveedor de atención médica puede diagnosticar una infección mediante un análisis de orina.
  • Urocultivo -- Se puede necesitar una muestra de orina limpia. Esta prueba se realiza para identificar la bacteria en la orina y decidir sobre el antibiótico correcto.

Tratamiento

Los antibióticos tomados por vía oral. Casi siempre se administran para evitar la propagación de la infección a los riñones.

Para una infección vesical simple, usted tomará antibióticos durante 3 días (mujeres) o de 7 a 14 días (hombres). Para una infección de la vejiga con complicaciones, como embarazo o diabetes, o una infección renal leve, usted por lo general tomará los antibióticos durante 7 a 14 días.

Es importante que termine todos los antibióticos recetados. Terminelos incluso si se siente mejor antes de finalizar el tratamiento. Si no lo hace, puede desarrollar una infección que es más difícil de tratar.

Indíquele a su proveedor si usted está embarazada.

Su proveedor también puede recetar medicamentos para aliviar la molestia. El clorhidrato de fenazopiridina (Pyridium) es el más común de este tipo de fármacos. Usted igualmente necesitará tomar antibióticos.

Toda persona con una infección vesical debe tomar mucha agua.

Algunas mujeres tienen infecciones vesicales repetitivas. Su proveedor puede sugerir tratamientos como:

  • Tomar una sola dosis de un antibiótico después del contacto sexual. Esto puede prevenir infecciones de transmisión sexual.
  • Mantener una tanda de antibióticos por 3 días. Se le administrarán con base en los síntomas.
  • Tomar una sola dosis diaria de un antibiótico. Esta dosis prevendrá infecciones.

Se pueden recomendar productos de venta libre que aumentan el ácido en la orina, como ácido ascórbico o jugo de arándano. Estos medicamentos disminuyen la concentración de bacterias en la orina.

El control puede abarcar urocultivos. Estas pruebas servirán para verificar que la infección bacteriana haya desaparecido.

Los cambios en el estilo de vida pueden ayudar a prevenir algunas infecciones urinarias.

Expectativas (pronóstico)

La mayoría de los casos de cistitis son incómodos, pero desaparecen sin complicaciones después del tratamiento.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con su proveedor si:

  • Tiene síntomas de cistitis
  • Ya se le ha diagnosticado y los síntomas empeoran
  • Presenta síntomas nuevos como fiebre, dolor de espalda, dolor de estómago o vómitos

Referencias

Nicolle LE, Norrby SR. Approach to the patient with urinary tract infection. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 284.

Schaeffer AJ, Matulewicz RS, Klumpp DJ. Infections of the urinary tract. In: Wein AJ, Kavoussi LR, Partin AW, Peters CA, eds. Campbell-Walsh Urology. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 12.

Sobel JD, Kaye D. Urinary tract infections. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases Updated Edition. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 74.

Volver arriba Sólo texto

  • Tracto urinario femenino - ilustración

    El tracto urinario del hombre y el de la mujer son esencialmente iguales, a excepción de la longitud de la uretra.

    Tracto urinario femenino

    ilustración

  • Tracto urinario masculino - ilustración

    El tracto urinario del hombre y el de la mujer son esencialmente iguales, a excepción de la longitud de la uretra.

    Tracto urinario masculino

    ilustración

  • Tracto urinario femenino - ilustración

    El tracto urinario del hombre y el de la mujer son esencialmente iguales, a excepción de la longitud de la uretra.

    Tracto urinario femenino

    ilustración

  • Tracto urinario masculino - ilustración

    El tracto urinario del hombre y el de la mujer son esencialmente iguales, a excepción de la longitud de la uretra.

    Tracto urinario masculino

    ilustración

 

Actualizado: 6/28/2018

Versión en inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Clinical Associate Professor, Department of Family Medicine, UW Medicine, School of Medicine, University of Washington, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos