English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Síndrome nefrítico agudo

Glomerulonefritis - aguda; Glomerulonefritis aguda; Síndrome de nefritis - aguda

Es un grupo de síntomas que se presentan con algunos trastornos que causan hinchazón e inflamación de los glomérulos en el riñón o glomerulonefritis.

Causas

El síndrome nefrítico agudo con frecuencia es ocasionado por una respuesta inmunitaria desencadenada por una infección u otra enfermedad.

Las causas comunes en niños y adolescentes incluyen:

Las causas comunes en adultos incluyen:

La inflamación afecta el funcionamiento de los glomérulos. Esta es la parte del riñón que filtra la sangre para producir orina y eliminar los deshechos. Como resultado, aparece sangre y proteínas en la orina y el líquido sobrante se acumula en el organismo.

La inflamación del cuerpo se produce cuando la sangre pierde una proteína llamada albúmina. La albúmina mantiene el líquido dentro de los vasos sanguíneos. Cuando esta se pierde, el líquido se acumula en los tejidos del cuerpo.

La pérdida de sangre de las estructuras renales dañadas lleva a que se presente sangre en la orina.

Síntomas

Los síntomas comunes del síndrome nefrítico son:

  • Sangre en la orina (orina de aspecto oscuro, de color té o turbia)
  • Disminución del volumen de orina (puede producirse poco o nada de orina)
  • Hinchazón de cara, órbitas, piernas, brazos, manos, pies, abdomen u otras zonas
  • Presión arterial alta

Otros síntomas que pueden ocurrir incluyen:

  • Visión borrosa, generalmente a causa de un vaso sanguíneo de la retina del ojo que revienta
  • Tos que contiene moco o material espumoso y rosado a causa de la acumulación de líquido en los pulmones
  • Dificultad para respirar, a causa de la acumulación de líquido en los pulmones
  • Malestar general (indisposición), somnolencia, confusión, achaques y dolores, dolor de cabeza

Se pueden presentar síntomas de insuficiencia renal aguda o enfermedad renal prolongada (crónica).

Pruebas y exámenes

Durante un examen, su proveedor de atención médica puede encontrar los siguientes signos:

  • Hipertensión arterial
  • Ruidos cardíacos y pulmonares anormales
  • Signos de exceso de líquido (edema) como hinchazón en las piernas, los brazos, la cara y el abdomen
  • Hepatomegalia (hígado agrandado)
  • Venas dilatadas en el cuello

Los exámenes que se pueden hacer incluyen:

Una biopsia renal revelará inflamación de los glomérulos, lo cual podría indicar la causa del trastorno.

Los exámenes para encontrar la causa del síndrome nefrítico agudo pueden incluir:

  • Título de AAN (lupus)
  • Anticuerpo antimembrana basal glomerular
  • Anticuerpos anticitoplásmicos de neutrófilos para vasculitis (AACN)
  • Hemocultivo
  • Cultivo de la garganta o de la piel
  • Complemento sérico (C3 y C4)

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es reducir la inflamación del riñón y controlar la hipertensión arterial. Es posible que usted deba quedarse hospitalizado para el diagnóstico y tratamiento.

Su proveedor de atención puede recomendar:

  • Reposo en cama hasta que se sienta mejor con el tratamiento
  • Una dieta que restrinja la sal, los líquidos y el potasio
  • Medicamentos para controlar la hipertensión arterial, reducir la inflamación o eliminar líquidos del cuerpo
  • Diálisis renal, de ser necesaria

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico depende de la enfermedad que esté causando la nefritis. Cuando la afección mejora, los síntomas de retención de líquidos (como el edema y la tos) y la hipertensión arterial pueden desaparecer en 1 o 2 semanas. Los exámenes de orina tardan meses en volver a la normalidad.

Los niños tienden a tener un mejor pronóstico que los adultos y, por lo general, se recuperan completamente. Solo en pocas ocasiones sufren complicaciones o se agravan y avanzan a glomerulonefritis crónica y enfermedad renal crónica.

Los adultos no se recuperan tan bien ni tan rápido como los niños. Aunque es inusual que la enfermedad reaparezca, en algunos adultos el síndrome nefrítico agudo sí vuelve, y este grupo presentará enfermedad renal terminal y puede necesitar diálisis o trasplante de riñón.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor de atención si presenta síntomas del síndrome nefrítico agudo.

Prevención

A menudo no se puede prevenir el trastorno, aunque el tratamiento de la enfermedad y la infección pueden ayudar a reducir el riesgo.

Referencias

Appel GB, Radhakrishnan J. Glomerular disorders and nephrotic syndromes. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 121.

Pendergraft WF, Nachman PH, Jennette JC, Falk RJ. Primary glomerular disease. In: Skorecki K, Chertow GM, Marsden PA, Taal MW, Yu ASL, eds. Brenner and Rector's The Kidney. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 32.

Volver arriba Sólo texto

  • Anatomía del riñón - ilustración

    Los riñones son responsables de eliminar los desechos del cuerpo, regular el equilibrio electrolítico y estimular la producción de glóbulos rojos.

    Anatomía del riñón

    ilustración

  • Anatomía del riñón - ilustración

    Los riñones son responsables de eliminar los desechos del cuerpo, regular el equilibrio electrolítico y estimular la producción de glóbulos rojos.

    Anatomía del riñón

    ilustración

 

Actualizado: 8/1/2017

Versión en inglés revisada por: Walead Latif, MD, nephrologist and Clinical Associate Professor, Rutgers Medical School, Newark, NJ. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos