English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Glomerulonefritis

Glomerulonefritis - crónica; Nefritis crónica; Enfermedad glomerular; Glomerulonefritis necrosante; Glomerulonefritis - semilunar; Glomerulonefritis semilunar; Glomerulonefritis rápidamente progresiva

Es un tipo de enfermedad renal en la cual la parte de los riñones que ayuda a filtrar los desechos y líquidos de la sangre se daña.

Causas

La unidad filtrante del riñón se llama glomérulo. Cada riñón tiene miles de glomérulos. Los glomérulos ayudan al organismo a desechar las substancias dañinas.

La glomerulonefritis puede ser causada por problemas con el sistema inmunitario del cuerpo. A menudo se desconoce la causa exacta de este padecimiento.

El daño a los glomérulos provoca la pérdida de sangre y proteína en la orina.

La afección se puede desarrollar rápidamente y la función renal se pierde al cabo semanas o meses. Esto se denomina glomerulonefritis rápidamente progresiva.

Algunas personas con glomerulonefritis crónica no tienen antecedentes de enfermedad renal.

Lo siguiente incrementa el riesgo de padecer esta afección:

Muchas afecciones causan o aumentan el riesgo de glomerulonefritis, entre ellas:

Síntomas

Los síntomas comunes de glomerulonefritis son:

  • Sangre en la orina (orina oscura, de color rojizo o café)
  • Orina espumosa debido al exceso de proteína en la orina)
  • Hinchazón (edema) de la cara, los ojos, los tobillos, los pies, las piernas o el abdomen

Entre los síntomas también se pueden incluir los siguientes:

  • Dolor abdominal
  • Sangre en el vómito o en las heces
  • Tos y dificultad respiratoria
  • Diarrea
  • Micción excesiva
  • Fiebre
  • Sensación de malestar general, fatiga y pérdida del apetito
  • Dolores articulares o musculares
  • Hemorragia nasal

Los síntomas de la enfermedad renal pueden aparecer con el tiempo.

Los síntomas de insuficiencia renal crónica pueden manifestarse gradualmente.

Pruebas y exámenes

Debido a que los síntomas se pueden presentar gradualmente, el trastorno se puede descubrir cuando un análisis de orina que da resultado anormal durante un examen físico de rutina o un examen para otro trastorno.

Los signos de glomerulonefritis pueden incluir:

Una biopsia del riñón confirma el diagnóstico.

Posteriormente, se pueden observar signos de enfermedad renal crónica, que incluyen:

  • Inflamación de los nervios (polineuropatía)
  • Signos de sobrecarga de líquidos (hipervolemia), que incluyen ruidos anormales del corazón y de los pulmones
  • Hinchazón (edema)

Los exámenes imagenológicos que se pueden llevar a cabo incluyen:

El análisis de orina y otros exámenes de orina incluyen:

Esta enfermedad también puede ocasionar resultados anormales de los siguientes exámenes de sangre:

Tratamiento

El tratamiento depende de la causa de la enfermedad y del tipo y gravedad de los síntomas. El control de la hipertensión usualmente es el aspecto más importante del tratamiento.

Los medicamentos que se pueden recetar incluyen:

  • Fármacos para la presión arterial, en la mayoría de los casos inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina o bloqueadores de los receptores de angiotensina.
  • Corticosteroides
  • Fármacos que inhiben el sistema inmunitario

Algunas veces, se puede emplear un procedimiento llamado plasmaféresis para glomerulonefritis causada por problemas inmunitarios. La parte líquida de la sangre que contiene anticuerpos se extrae y se reemplaza por líquidos intravenosos o plasma donado (que no contiene anticuerpos). La extracción de los anticuerpos puede reducir la inflamación en los tejidos del riñón.

Es posible que usted deba restringir el consumo de sodio, líquidos, proteínas y otras sustancias.

Las personas con esta afección deben vigilarse cuidadosamente en busca de signos de insuficiencia renal. Con el tiempo, puede ser necesario un tratamiento de diálisis o un trasplante de riñón.

Grupos de apoyo

A menudo, usted puede aliviar el estrés causado por la enfermedad uniéndose a un grupo de apoyo, donde los integrantes comparten experiencias y problemas en común.

Expectativas (pronóstico)

La glomerulonefritis puede ser temporal y reversible o puede empeorar. La glomerulonefritis progresiva puede llevar a:

Si usted tiene síndrome nefrótico y se puede controlar, es posible que también se puedan controlar otros síntomas. En caso de no poder controlarlo, usted puede padecer enfermedad renal terminal.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor de atención médica si:

  • Presenta un trastorno que aumenta su riesgo de glomerulonefritis.
  • Manifiesta síntomas de glomerulonefritis.

Prevención

La mayoría de casos de glomerulonefritis no pueden prevenirse. Algunos casos se pueden prevenir evitando o limitando el contacto con disolventes orgánicos, mercurio y antinflamatorios no esteroides (AINE).

Referencias

Appel GB, Radhakrishnan J, D'Agati V. Secondary glomerular disease. In: Skorecki K, Chertow GM, Marsden PA, Taal MW, Yu ASL, eds. Brenner and Rector's The Kidney. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 33.

Cattran D, Reich HN, Hladunewich MA. Overview of therapy for glomerular disease. In: Skorecki K, Chertow GM, Marsden PA, Taal MW, Yu ASL, eds. Brenner and Rector's The Kidney. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 34.

Pendergraft WF, Nachman PH, Jennette JC, Falk RJ. Primary glomerular disease. In: Skorecki K, Chertow GM, Marsden PA, Taal MW, Yu ASL, eds. Brenner and Rector's The Kidney. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 32.

Volver arriba Sólo texto

  • Anatomía del riñón - ilustración

    Los riñones son responsables de eliminar los desechos del cuerpo, regular el equilibrio electrolítico y estimular la producción de glóbulos rojos.

    Anatomía del riñón

    ilustración

  • Anatomía del riñón - ilustración

    Los riñones son responsables de eliminar los desechos del cuerpo, regular el equilibrio electrolítico y estimular la producción de glóbulos rojos.

    Anatomía del riñón

    ilustración

 

Actualizado: 8/1/2017

Versión en inglés revisada por: Walead Latif, MD, Nephrologist and Clinical Associate Professor, Rutgers Medical School, Newark, NJ. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos