English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Nivel bajo de sodio en sangre

Hiponatremia; Hiponatremia por dilución; Hiponatremia euvolémica; Hiponatremia hipervolémica; Hiponatremia hipovolémica

El nivel bajo de sodio en sangre es una afección en la cual la cantidad de sodio en la sangre es más baja de lo normal. El nombre médico de esta afección es hiponatremia.

Causas

El sodio se encuentra sobre todo en los líquidos corporales por fuera de las células. Es un electrólito (mineral). Este es muy importante para mantener la presión arterial. El sodio también se necesita para que los nervios, los músculos y otros tejidos corporales trabajen apropiadamente.

Cuando la cantidad de sodio en los líquidos por fuera de las células llega debajo de lo normal, el agua se traslada hacia estas para equilibrar los niveles. Esto provoca que las células se hinchen con demasiada agua. Las células del cerebro son especialmente sensibles a la hinchazón y esto provoca muchos de los síntomas de bajo nivel de sodio.

Cuando se tiene un nivel bajo de sodio en sangre (hiponatremia), este desequilibrio de líquidos con el sodio es causado por una de tres afecciones:

  • Hiponatremia euvolémica: el agua corporal total se incrementa, pero el contenido de sodio del cuerpo permanece igual.
  • Hiponatremia hipervolémica: el contenido tanto de agua como de sodio en el cuerpo aumentan, pero es mayor el aumento del agua.
  • Hiponatremia hipovolémica: el cuerpo pierde tanto agua como sodio, pero la pérdida de sodio es mayor.

El nivel bajo de sodio en sangre puede ser causado por:

Síntomas

Entre los síntomas comunes se encuentran:

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica llevará a cabo un examen físico completo y hará preguntas acerca de sus síntomas. Igualmente, se realizarán exámenes de sangre y orina.

Los siguientes exámenes de laboratorio pueden confirmar y ayudar a diagnosticar un nivel bajo de sodio incluyen:

Tratamiento

Se debe diagnosticar y tratar la causa del nivel bajo de sodio. Si el cáncer es la causa de la afección, la radioterapia, la quimioterapia o la cirugía para extirpar el tumor pueden corregir el desequilibrio de sodio.

Otros tratamientos dependen del tipo específico de hiponatremia.

Los tratamientos pueden incluir:

  • Líquidos por vía intravenosa (IV)
  • Medicamentos para aliviar los síntomas
  • Limitar la ingesta de agua

Expectativas (pronóstico)

El desenlace clínico depende de la afección que esté causando el problema. Un nivel bajo de sodio que ocurre en menos de 48 horas (hiponatremia aguda), es más peligrosa que el nivel bajo de sodio que se desarrolla lentamente con el tiempo. Cuando los niveles de sodio disminuyen lentamente durante un período de días o semanas (hiponatremia crónica), las células del cerebro tienen tiempo de adaptarse y la hinchazón es mínima.

Posibles complicaciones

En casos graves, el nivel bajo de sodio puede llevar a:

Cuándo contactar a un profesional médico

Cuando el nivel de sodio en el cuerpo es demasiado bajo, puede ser una emergencia potencialmente mortal. Llame a su proveedor si tiene síntomas de esta afección.

Prevención

Tratar la afección que está causando el nivel bajo de sodio puede ayudar.

Si usted practica cualquier deporte u otra actividad vigorosa, tome líquidos como bebidas para deportista que contengan electrólitos para mantener el nivel de sodio en el cuerpo en un rango saludable.

Referencias

Dineen R, Hannon MJ, Thompson CJ. Hyponatremia and hypernatremia. In: Jameson JL, De Groot LJ, de Kretser DM, et al, eds. Endocrinology: Adult and Pediatric. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 112.

Little M. Metabolic emergencies. In: Cameron P, Jelinek G, Kelly A-M, Brown A, Little M, eds. Textbook of Adult Emergency Medicine. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2015:section 12.

Volver arriba Sólo texto

 

Actualizado: 4/8/2019

Versión en inglés revisada por: David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos