English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Tiroiditis subaguda

Tiroiditis de DeQuervain; Tiroiditis no supurativa subaguda; Tiroiditis de células gigantes; Tiroiditis granulomatosa subaguda; Hipertiroidismo - tiroiditis subaguda

Es una reacción inmunitaria de la glándula tiroides que a menudo se presenta después de una infección de las vías respiratorias superiores.

La glándula tiroides está ubicada en el cuello, justo en el medio, sobre donde se encuentran las clavículas.

Causas

La tiroiditis subaguda es una enfermedad poco común. Se cree que es resultado de una infección viral. La afección a menudo ocurre pocas semanas después de una infección viral de las vías respiratorias altas, como paperas y gripe o un resfriado común.

La tiroiditis subaguda se presenta más frecuentemente en mujeres de mediana edad con síntomas de una infección viral de las vías respiratorias superiores en el pasado mes.

Síntomas

El síntoma más obvio de la tiroiditis subaguda es el dolor en el cuello, causado por la glándula tiroides hinchada e inflamada. Algunas veces, el dolor puede extenderse (irradiarse) a la mandíbula o a los oídos. La glándula tiroides puede estar dolorida e hinchada por semanas o, en pocos casos, meses. 

Otros síntomas incluyen:

La glándula tiroides inflamada puede liberar demasiada hormona tiroidea, causando síntomas de hipertiroidismo, incluyendo:

A medida que la glándula tiroides sana, puede liberar muy poca hormona tiroidea, causando síntomas de hipotiroidismo, que incluyen:

  • Intolerancia al frío
  • Estreñimiento
  • Fatiga
  • Períodos menstruales irregulares (muy abundantes)
  • Pérdida de peso
  • Piel seca
  • Cambios de humor

La función de la glándula tiroides a menudo vuelve a la normalidad después de unos meses. Es posible que durante este tiempo necesite tratamiento para su tiroides hipoactiva. En pocos casos, el hipotiroidismo puede ser permanente.

Pruebas y exámenes

Los exámenes de laboratorio que se pueden hacer abarcan:

En algunos casos, se puede hacer una biopsia de tiroides.

Tratamiento

El propósito del tratamiento es reducir el dolor y la inflamación y tratar el hipertiroidismo si se presenta. Los medicamentos antinflamatorios, como el ácido acetilsalicílico o el ibuprofeno, se emplean para controlar el dolor en los casos leves.

Los casos más serios pueden requerir un tratamiento temporal con esteroides (por ejemplo, prednisona) para controlar la inflamación. Los síntomas de hipertiroidismo se tratan con un tipo de medicamentos denominados betabloqueantes.

Si la tiroides se vuelve hipoactiva durante la fase de recuperación es posible que necesite hormonas tiroideas de reemplazo.

Expectativas (pronóstico)

Aunque se espera que la afección mejore por sí sola, puede durar meses. Generalmente, no se presentan complicaciones graves ni prolongadas.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con su proveedor de atención médica si:

  • Tiene síntomas de este trastorno.
  • Presenta tiroiditis y los síntomas no mejoran con el tratamiento.

Prevención

Las vacunas que previenen las afecciones virales, como la gripe, pueden ayudar a prevenir la tiroiditis subaguda. Es posible que otras causas no sean prevenibles.

Referencias

Davies TF, Laurberg P, Bahn RS. Hyperthyroid disorders. In: Melmed S, Polonsky KS, Larsen PR, Kronenberg HM, eds. Williams Textbook of Endocrinology. 13th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 12.

Guimaraes VC. Subacute and Riedel's thyroiditis. In: Jameson JL, De Groot LJ, de Kretser DM, et al, eds. Endocrinology: Adult and Pediatric. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 87.

Volver arriba Sólo texto

  • Glándulas endocrinas - ilustración

    Las glándulas endocrinas segregan hormonas (mensajeros químicos) en el torrente sanguíneo, para que éste las transporte a diversos órganos y tejidos en todo el cuerpo. Por ejemplo, el páncreas segrega insulina, que le permite al cuerpo regular los niveles de azúcar en la sangre. La glándula tiroides recibe instrucciones de la pituitaria para segregar hormonas que determinan de la tasa de metabolism en el cuerpo (a más hormonas en la sangre, más rápida es la actividad química y, a menos hormonas, más lenta es ésta).

    Glándulas endocrinas

    ilustración

  • Glándula tiroides - ilustración

    La glándula tiroidea, parte del sistema endocrino u hormonal, juega un papel fundamental en la regulación del metabolismo del cuerpo.

    Glándula tiroides

    ilustración

  • Glándulas endocrinas - ilustración

    Las glándulas endocrinas segregan hormonas (mensajeros químicos) en el torrente sanguíneo, para que éste las transporte a diversos órganos y tejidos en todo el cuerpo. Por ejemplo, el páncreas segrega insulina, que le permite al cuerpo regular los niveles de azúcar en la sangre. La glándula tiroides recibe instrucciones de la pituitaria para segregar hormonas que determinan de la tasa de metabolism en el cuerpo (a más hormonas en la sangre, más rápida es la actividad química y, a menos hormonas, más lenta es ésta).

    Glándulas endocrinas

    ilustración

  • Glándula tiroides - ilustración

    La glándula tiroidea, parte del sistema endocrino u hormonal, juega un papel fundamental en la regulación del metabolismo del cuerpo.

    Glándula tiroides

    ilustración

 

Actualizado: 2/22/2018

Versión en inglés revisada por: Brent Wisse, MD, Associate Professor of Medicine, Division of Metabolism, Endocrinology & Nutrition, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos