English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Síndrome del ovario poliquístico

Ovarios poliquísticos, Enfermedad del ovario poliquístico; Síndrome de Stein-Leventhal; Enfermedad ovárica polifolicular, SOP

El síndrome del ovario poliquístico (SOP) es una enfermedad en la cual una mujer tiene un niveles muy elevados de hormonas (andrógenos). Se pueden presentar muchos problemas como resultado de este aumento en las hormonas, incluyendo:

  • Irregularidades menstruales
  • Infertilidad
  • Problemas de la piel como acné y aumento de vello 
  • Aumento en el número de pequeños quistes en los ovarios 

Causas

El síndrome del ovario poliquístico está ligado a cambios en los niveles hormonales que le dificultan a los ovarios la liberación de óvulos maduros. Las razones para estos cambios no son claras. Las hormonas afectadas son:

  • Los estrógenos y la progesterona, las hormonas femeninas que le ayudan a los ovarios de una mujer a liberar óvulos.
  • Los andrógenos, una hormona masculina que se encuentra en pequeñas cantidades en las mujeres.

Normalmente, se liberan uno o más óvulos durante el ciclo menstrual de una mujer, lo cual se conoce como ovulación. En la mayoría de los casos, la liberación de los óvulos ocurre aproximadamente dos semanas después de la iniciación del ciclo menstrual.

En el síndrome del ovario poliquístico, los óvulos maduros no se liberan. En lugar de esto, permanecen en los ovarios circundados por una pequeña cantidad de líquido. Puede haber muchos de ellos. Sin embargo, no todas las mujeres que padecen esta afección tendrán ovarios con este aspecto.

Estos problemas con la liberación de los óvulos pueden contribuir a la esterilidad. Los otros síntomas de este trastorno se deben a los niveles de hormonas masculinas.

La mayoría de las veces, el síndrome del ovario poliquístico se diagnostica en mujeres a los 20 o 30 años. Sin embargo, también puede afectar a las niñas adolescentes. Los síntomas a menudo empiezan cuando se inician los periodos de una niña. Las mujeres con este trastorno con frecuencia tienen una madre o hermana con síntomas similares.

Síntomas

Los síntomas del síndrome del ovario poliquístico incluyen cambios en el ciclo menstrual, tales como:

  • Ausencia del periodo menstrual después de haber tenido uno o más periodos menstruales normales durante la pubertad (amenorrea secundaria).
  • Periodos menstruales irregulares, que pueden ser intermitentes y pueden ser desde muy ligeros hasta muy abundantes.

Otros síntomas del síndrome del ovario poliquístico abarcan:

  • Vello corporal extra que crece en el pecho, el abdomen y la cara, al igual que alrededor de los pezones.
  • Acné en cara, tórax o espalda.
  • Cambios en la piel tales como marcas y pliegues cutáneos gruesos u oscuros alrededor de las axilas, la ingle, el cuello y las mamas.

El desarrollo de las características masculinas no es típico de síndrome de ovario poliquístico y puede indicar un problema diferente. Los siguientes cambios pueden indicar un problema aparte de SOP:

  • Adelgazamiento del cabello de la cabeza en el área de la sien denominado patrón de calvicie masculina.
  • Agrandamiento del clítoris.
  • Engrosamiento de la voz.
  • Disminución del tamaño de las mamas.

Pruebas y exámenes

Su proveedor de atención médica le realizará un examen físico, lo cual incluye un examen pélvico, que puede revelar:

  • Notará en el ultrasonido que los ovarios están agrandados y que tienen pequeños quistes
  • Inflamación del clítoris (poco frecuente) 

Las siguientes afecciones son comunes en mujeres con el síndrome del ovario poliquístico:

Su proveedor revisarán el peso, el índice de masa corporal (IMC) y medirán el tamaño del abdomen.

Se pueden hacer exámenes de sangre para verificar los niveles hormonales, que pueden incluir: 

Otros exámenes de sangre que se puede hacer abarcan:

Su proveedor también puede ordenar un ultrasonido pélvico para observar sus ovarios. 

Tratamiento

El aumento de peso y la obesidad es común en las personas con síndrome del ovario poliquístico. Bajar de peso, incluso en poca cantidad, puede ayudar a tratar:

Cambios hormonales

Problemas de salud como la diabetes, la hipertensión arterial o el colesterol alto

Su proveedor puede recetar píldoras anticonceptivas para hacer que los periodos menstruales sean más regulares. Tales píldoras también pueden ayudar a reducir el crecimiento anormal de vello y el acné si los toma por unos meses.

Un medicamento para la diabetes, llamado Glucophage (metformina) también se puede recetar para:

  • Hacer que los periodos sean regulares.
  • Prevenir la diabetes tipo 2.
  • Ayudarla a bajar de peso.

Otros medicamentos que se pueden recetar para ayudar a que los periodos sean regulares y ayudarle a quedar embarazada son:

  • Análogos de la hormona liberadora de hormona luteinizante (HLHL).
  • Citrato de clomifeno, o letrozole, puede hacer que sus ovarios liberen óvulos y mejoren la posibilidad de quedar en embarazo.

Estos medicamentos funcionan mejor si su índice de masa corporal (IMC) es de 30 o menos (por debajo del rango de obesidad).

Su proveedor también puede sugerir otros tratamientos para el crecimiento anormal de vello. Algunos son:

  • Píldoras de espironolactona o flutamida
  • Crema de eflornitina

Los métodos de eliminación efectiva del vello incluyen  la electrólisis y la depilación con láser. Sin embargo, se pueden necesitar muchos tratamientos. Estos son costosos y los resultados con frecuencia no son permanentes.

Se puede hacer una laparoscopia pélvica para alterar un ovario con el fin de tratar la esterilidad. Mejora la posibilidad de liberar un óvulo. Los efectos son temporales.

Expectativas (pronóstico)

Con tratamiento, las mujeres con SOP con mucha frecuencia pueden quedar embarazadas. dURANTE EL EMBARAZO, Existe un mayor riesgo de:

  • Aborto espontáneo
  • Hipertensión arterial
  • Diabetes gestacional

Posibles complicaciones

Las mujeres con síndrome del ovario poliquístico son más propensas a desarrollar:

  • Cáncer endometrial
  • Esterilidad
  • Diabetes
  • Obesidad relacionada con las complicaciones

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con su proveedor si tiene síntomas de este trastorno.

Referencias

Bulun SE. Physiology and pathology of the female reproductive axis. In: Melmed S, Polonsky KS, Larsen PR, Kronenberg HM, eds. Williams Textbook of Endocrinology. 13th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 17.

Lobo RA. Polycystic ovary syndrome. In: Lobo RA, Gershenson DM, Lentz GM, Valea FA, eds. Comprehensive Gynecology. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 41.

Rebar RW, Catherino WH. Reproductive endocrinology and infertility. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 236.

Rosenfield RL, Barnes RB, Ehrmann DA. Hyperandrogenism, hirsutism, and polycystic ovary syndrome. In: Jameson JL, De Groot LJ, de Kretser DM, et al, eds. Endocrinology: Adult and Pediatric. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 133.

Volver arriba Sólo texto

  • Glándulas endocrinas - ilustración

    Las glándulas endocrinas segregan hormonas (mensajeros químicos) en el torrente sanguíneo, para que éste las transporte a diversos órganos y tejidos en todo el cuerpo. Por ejemplo, el páncreas segrega insulina, que le permite al cuerpo regular los niveles de azúcar en la sangre. La glándula tiroides recibe instrucciones de la pituitaria para segregar hormonas que determinan de la tasa de metabolism en el cuerpo (a más hormonas en la sangre, más rápida es la actividad química y, a menos hormonas, más lenta es ésta).

    Glándulas endocrinas

    ilustración

  • La laparoscopia pélvica - ilustración

    Se recurre a la laparoscopia cuando quiere practicarse una cirugía menos invasiva. Este procedimiento también es llamado cirugía de la curita porque sólo requiere que se hagan pequeñas incisiones que permitan la introducción de los pequeños instrumentos quirúrgicos que se utilizan para observar los contenidos abdominales y realizar la cirugía.

    La laparoscopia pélvica

    ilustración

  • Anatomía reproductora femenina - ilustración

    Las estructuras externas de la anatomía reproductora femenina comprenden los labios menores y los mayores, la vagina y el clítoris. Las estructuras internas son el útero, los ovarios y el cuello uterino.

    Anatomía reproductora femenina

    ilustración

  • Síndrome de Stein-Leventhal - ilustración

    El síndrome de Stein-Leventhal consiste en una acumulación de folículos ováricos de formación incompleta. Algunos de los síntomas característicos de la condición son ciclos menstruales irregulares, ausencia de menstruación, múltiples quistes ováricos e infertilidad.

    Síndrome de Stein-Leventhal

    ilustración

  • Útero - ilustración

    El útero es un órgano muscular hueco que se ubica en la pelvis femenina, entre la vejiga y el recto. Los ovarios producen los óvulos, que se desplazan a través de las trompas de Falopio. Una vez que el óvulo abandona el ovario puede ser fertilizado y se implanta en las paredes del útero. La principal función del útero es alimentar al feto en desarrollo antes del nacimiento.

    Útero

    ilustración

  • Desarrollo del folículo - ilustración

    Se muestran las etapas del desarrollo de la liberación normal del óvulo desde los ovarios.

    Desarrollo del folículo

    ilustración

  • Glándulas endocrinas - ilustración

    Las glándulas endocrinas segregan hormonas (mensajeros químicos) en el torrente sanguíneo, para que éste las transporte a diversos órganos y tejidos en todo el cuerpo. Por ejemplo, el páncreas segrega insulina, que le permite al cuerpo regular los niveles de azúcar en la sangre. La glándula tiroides recibe instrucciones de la pituitaria para segregar hormonas que determinan de la tasa de metabolism en el cuerpo (a más hormonas en la sangre, más rápida es la actividad química y, a menos hormonas, más lenta es ésta).

    Glándulas endocrinas

    ilustración

  • La laparoscopia pélvica - ilustración

    Se recurre a la laparoscopia cuando quiere practicarse una cirugía menos invasiva. Este procedimiento también es llamado cirugía de la curita porque sólo requiere que se hagan pequeñas incisiones que permitan la introducción de los pequeños instrumentos quirúrgicos que se utilizan para observar los contenidos abdominales y realizar la cirugía.

    La laparoscopia pélvica

    ilustración

  • Anatomía reproductora femenina - ilustración

    Las estructuras externas de la anatomía reproductora femenina comprenden los labios menores y los mayores, la vagina y el clítoris. Las estructuras internas son el útero, los ovarios y el cuello uterino.

    Anatomía reproductora femenina

    ilustración

  • Síndrome de Stein-Leventhal - ilustración

    El síndrome de Stein-Leventhal consiste en una acumulación de folículos ováricos de formación incompleta. Algunos de los síntomas característicos de la condición son ciclos menstruales irregulares, ausencia de menstruación, múltiples quistes ováricos e infertilidad.

    Síndrome de Stein-Leventhal

    ilustración

  • Útero - ilustración

    El útero es un órgano muscular hueco que se ubica en la pelvis femenina, entre la vejiga y el recto. Los ovarios producen los óvulos, que se desplazan a través de las trompas de Falopio. Una vez que el óvulo abandona el ovario puede ser fertilizado y se implanta en las paredes del útero. La principal función del útero es alimentar al feto en desarrollo antes del nacimiento.

    Útero

    ilustración

  • Desarrollo del folículo - ilustración

    Se muestran las etapas del desarrollo de la liberación normal del óvulo desde los ovarios.

    Desarrollo del folículo

    ilustración

 

Actualizado: 1/14/2018

Versión en inglés revisada por: John D. Jacobson, MD, Professor of Obstetrics and Gynecology, Loma Linda University School of Medicine, Loma Linda Center for Fertility, Loma Linda, CA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos