English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Síndrome de seudotumor cerebral

Hipertensión intracraneal benigna; Hipertensión intracraneal idiopática

Es una afección en la cual la presión interna del cráneo se incrementa. Esto afecta el cerebro y hace que la enfermedad parezca un tumor, aunque no lo sea.

Causas

La afección ocurre con mayor frecuencia en las mujeres que en los hombres, especialmente en mujeres jóvenes con obesidad de entre 20 y 40 años de edad. Es rara en los bebés, pero se puede presentar en niños. Antes de la pubertad, se presenta igualmente en niños y niñas.

La causa se desconoce.

Ciertos medicamentos pueden incrementar el riesgo de desarrollar esta afección. Estos medicamentos incluyen:

  • Amiodarona
  • Píldoras anticonceptivas como levonorgestrel (Norplant)
  • Ciclosporina
  • Citarabina
  • Hormona del crecimiento
  • Isotretinoína
  • Levotiroxina (niños)
  • Carbonato de litio
  • Minociclina
  • Ácido nalidíxico
  • Nitrofurantoína
  • Fenitoína
  • Esteroides (comenzarlos o suspenderlos)
  • Antibióticos con sulfas
  • Tamoxifeno
  • Tetraciclina
  • Ciertos fármacos que contienen vitamina A, como ácido cis-retinoico (Accutane)

Los siguientes factores también están relacionados con esta afección:

Síntomas

Los síntomas pueden incluir cualquiera de los siguientes:

  • Dolores de cabeza punzantes, diarios, irregulares y que empeoran en la mañana
  • Dolor de cuello
  • Visión borrosa
  • Zumbido en los oídos (tinnitus)
  • Mareo
  • Visión doble (diplopía)
  • Náuseas, vómitos
  • Problemas visuales, como luces centellantes e incluso pérdida de la visión
  • Dolor en la espalda baja, que se irradia a ambas piernas

Los dolores de cabeza pueden empeorar durante la actividad física, especialmente cuando tensiona los músculos del estómago.al toser o hacer un gran esfuerzo.

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica llevará a cabo un examen físico. Los signos de esta afección incluyen:

Aunque hay un aumento de la presión en el cráneo, no hay un cambio en la lucidez mental.

Los exámenes que se pueden realizar incluyen:

El diagnóstico se hace descartando otros problemas de salud. Esto incluye afecciones que pueden causar aumento de la presión intracraneal, como:

Tratamiento

El tratamiento está dirigido a la causa del seudotumor. El objetivo principal de los tratamientos es preservar la visión y disminuir la gravedad de los dolores de cabeza.

Una punción lumbar puede ayudar a aliviar la presión dentro del cerebro y prevenir problemas de visión. Las punciones lumbares repetitivas son beneficiosas para las mujeres embarazadas, ya que demoran la cirugía hasta después del parto.

Otros tratamientos pueden incluir:

  • Restricción de líquidos o de sal
  • Medicamentos como corticosteroides, acetazolamida, furosemida y topiramato
  • Procedimientos de derivación para aliviar la presión a raíz de la acumulación de líquido cefalorraquídeo
  • Cirugía para aliviar la presión en el nervio óptico
  • Pérdida de peso
  • Tratamiento de la causa subyacente, como sobredosis de vitamina A

Las personas necesitarán un control minucioso de la visión. Puede haber pérdida de la visión, lo cual algunas veces es permanente. Igualmente, se pueden realizar resonancias magnéticas y tomografías computarizadas de control para descartar problemas como tumores e hidrocefalia (acumulación de líquido dentro del cráneo).

En algunos casos, la presión dentro del cerebro permanece alta por muchos años. Los síntomas pueden reaparecer en algunas personas. Un pequeño número de personas presentan síntomas que empeoran lentamente y llevan a la ceguera. 

Expectativas (pronóstico)

Algunas veces, la afección desaparece por sí sola dentro de los 6 meses siguientes. Sin embargo, los síntomas pueden volver en entre 10 y 20% de las personas. Una pequeña cantidad de personas presenta síntomas que empeoran lentamente y llevan a la ceguera.

Posibles complicaciones

La pérdida de la visión es una complicación grave de esta afección.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si usted o su hijo tienen los síntomas que aparecen en la lista de arriba.

Referencias

Miller NR. Pseudotumor cerebri. In: Winn HR, ed. Youmans and Winn Neurological Surgery. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 164.

Rosenberg GA. Brain edema and disorders of cerebrospinal fluid circulation. In: Daroff RB, Jankovic J, Mazziotta JC, Pomeroy SL, eds. Bradley's Neurology in Clinical Practice. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 88.

Varma R, Williams SD. Neurology. In: Zitelli BJ, McIntire SC, Nowalk AJ, eds. Zitelli and Davis' Atlas of Pediatric Physical Diagnosis. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier, 2018:chap 16.

Volver arriba Sólo texto

  • Sistema nervioso central y sistema nervioso periférico - ilustración

    El sistema nervioso central consta del cerebro y la médula espinal. El sistema nervioso periférico está constituido por todos los nervios periféricos.

    Sistema nervioso central y sistema nervioso periférico

    ilustración

  • Sistema nervioso central y sistema nervioso periférico - ilustración

    El sistema nervioso central consta del cerebro y la médula espinal. El sistema nervioso periférico está constituido por todos los nervios periféricos.

    Sistema nervioso central y sistema nervioso periférico

    ilustración

Los conceptos básicos

 
 

Actualizado: 11/22/2017

Versión en inglés revisada por: Luc Jasmin, MD, PhD, FRCS (C), FACS, Department of Surgery at Providence Medical Center, Medford OR; Department of Surgery at Ashland Community Hospital, Ashland OR; Department of Maxillofacial Surgery at UCSF, San Francisco, CA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos