English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Enterocolitis por salmonela

Salmonelosis; Salmonela no tifoidea; Intoxicación por alimentos - salmonela; Gastroenteritis - salmonela

Es una infección bacteriana en el revestimiento del intestino delgado causada por la bacteria salmonela. Es un tipo de intoxicación por alimentos.

Causas

La infección por salmonela es uno de los tipos más comunes de intoxicación alimentaria. Esto ocurre cuando usted consume alimentos o agua que contienen la bacteria salmonela.

Los microorganismos de la salmonela pueden penetrar en el alimento que usted come de varias maneras.

Usted tiene mayor probabilidad de contraer este tipo de infección si:

  • Consume alimentos como pavo, relleno para pavo, pollo o huevos mal cocidos o inadecuadamente almacenados
  • Está alrededor de miembros de la familia con infección reciente por salmonela
  • Ha estado o ha trabajado en un hospital, asilo de ancianos u otras instituciones de convalecencia
  • Tiene como mascota una iguana u otros lagartos, tortugas o serpientes (los reptiles y los anfibios son portadores de salmonela)
  • Manipula aves de corral vivas
  • Tiene el sistema inmunitario debilitado
  • Ha empleado regularmente medicamentos que bloquean la producción de ácido en el estómago
  • Tiene enfermedad de Crohn o colitis ulcerativa
  • Ha tomado antibióticos últimamente

Síntomas

El tiempo comprendido entre resultar infectado y tener síntomas es de 8 a 72 horas. Los síntomas incluyen:

Pruebas y exámenes

Su proveedor de atención médica llevará a cabo un examen físico. Usted puede tener sensibilidad en el abdomen y desarrollar diminutos puntos rosados en la piel llamados puntos rosa.

Los exámenes que se pueden hacer incluyen:

Tratamiento

El objetivo es hacer que usted se sienta mejor y evitar la deshidratación. Deshidratación significa que su cuerpo no tiene tanta agua y líquidos como debiera. 

Estas medidas pueden ayudarle a sentirse mejor si tiene diarrea:

  • Tomar de 8 a 10 vasos de líquidos claros todos los días. El agua es lo mejor.
  • Tomar al menos 1 taza (240 mililitros) de líquido cada vez que tenga una deposición suelta.
  • Consumir comidas pequeñas a lo largo del día, en lugar de las 3 comidas grandes.
  • Comer algunos alimentos salados, tales como rosquillas, sopa y bebidas rehidratantes.
  • Consumir algunos alimentos ricos en potasio, como plátanos (bananas), patatas (papas) sin cáscara y jugos de frutas diluidos en agua.

Si su hijo tiene salmonela, es importante evitar que se deshidrate. Al principio, pruebe con 1 onza (2 cucharadas o 30 mililitros) de líquido cada 30 a 60 minutos.

  • Los bebés deben seguir amamantándose y recibir soluciones para reponer los electrólitos como lo recomiende su proveedor.
  • Usted puede usar una bebida de venta libre, como Pedialyte o Infalyte. No diluya estas bebidas en agua.
  • Usted también puede probar con paletas de hielo de Pedialyte.
  • Los jugos de fruta o el caldo diluidos en agua también pueden servir.

Los medicamentos que disminuyen la diarrea a menudo no se administran porque pueden hacer que la infección dure más tiempo. Si tiene síntomas graves, su proveedor puede recetarle antibióticos si usted:

  • Tiene diarrea más de 9 o 10 veces al día
  • Tiene fiebre alta
  • Necesita estar en el hospital

Si toma pastillas de agua o diuréticos, posiblemente necesite dejar de tomarlos cuando tenga diarrea. Pregúntele a su proveedor.

Expectativas (pronóstico)

En personas por lo demás saludables, los síntomas deben desaparecer en 2 a 5 días, pero pueden durar de 1 a 2 semanas.

Las personas que han estado bajo tratamiento para la salmonela pueden continuar eliminando la bacteria a través de las heces durante meses y hasta un año después de la infección. Los manipuladores de alimentos que llevan la salmonela en su cuerpo pueden transmitirle la infección a las personas que consumen los alimentos que ellos han manipulado. 

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si:

  • Hay sangre o pus en las heces.
  • Tiene diarrea y no puede beber líquidos debido a las náuseas o vómitos.
  • Tiene una fiebre por encima de 101°F (38.3ºC) y diarrea.
  • Tiene signos de deshidratación (sed, vértigo, mareo).
  • Recientemente ha viajado a un país extranjero y tuvo diarrea.
  • La diarrea no mejora en 5 días o empeora.
  • Tiene dolor abdominal fuerte.

Si su hijo tiene síntomas, llame a su proveedor si:

  • Tiene fiebre por encima de 100.4°F (38ºC) y diarrea.
  • Tiene diarrea que no mejora en 2 días o que empeora.
  • Ha estado vomitando durante más de 12 horas (en un recién nacido, menor de 3 meses, debe llamar tan pronto como el vómito o la diarrea empiece).
  • Presenta disminución del gasto urinario, ojos hundidos, boca seca o pegajosa, o no produce lágrimas cuando llora.

Prevención

Aprender cómo prevenir la intoxicación alimentaria puede reducir el riesgo de esta infección. Siga estas medidas de seguridad:

  • Manejar y almacenar adecuadamente los alimentos.
  • Lavarse bien las manos es importante al manipular huevos, aves de corral y otros alimentos.
  • Si usted posee un reptil, use guantes al manipular el animal o sus excrementos, ya que la salmonela se puede transmitir fácilmente a los humanos.

Referencias

Bhutta ZA. Acute gastroenteritis in children. In: Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme JW, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 340.

DuPont HL. Approach to the patient with suspected enteric infection. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 283.

Haines CF, Sears CL. Infectious enteritis and proctocolitis. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 110.

Semrad CE. Approach to the patient with diarrhea and malabsorption. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 140.

Volver arriba Sólo texto

  • Organismo Salmonella typhi - ilustración

    El agente causante de la fiebre tifoidea es la bacteria Salmonella typhi. (Cortesía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades - CDC - de los Estados Unidos.)

    Organismo Salmonella typhi

    ilustración

  • El sistema digestivo - ilustración

    El esófago, el estómago y los intestinos grueso y delgado, ayudados por el hígado, la vesícula biliar y el páncreas convierten los componentes nutritivos de los alimentos en energía y descomponen los no nutritivos en desechos para ser excretados.

    El sistema digestivo

    ilustración

  • Órganos del sistema digestivo - ilustración

    Los órganos del sistema digestivo que están en la cavidad abdominal son el hígado, la vesícula biliar, el estómago y los intestinos delgado y grueso.

    Órganos del sistema digestivo

    ilustración

  • Organismo Salmonella typhi - ilustración

    El agente causante de la fiebre tifoidea es la bacteria Salmonella typhi. (Cortesía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades - CDC - de los Estados Unidos.)

    Organismo Salmonella typhi

    ilustración

  • El sistema digestivo - ilustración

    El esófago, el estómago y los intestinos grueso y delgado, ayudados por el hígado, la vesícula biliar y el páncreas convierten los componentes nutritivos de los alimentos en energía y descomponen los no nutritivos en desechos para ser excretados.

    El sistema digestivo

    ilustración

  • Órganos del sistema digestivo - ilustración

    Los órganos del sistema digestivo que están en la cavidad abdominal son el hígado, la vesícula biliar, el estómago y los intestinos delgado y grueso.

    Órganos del sistema digestivo

    ilustración

 

Actualizado: 2/24/2018

Versión en inglés revisada por: Jatin M. Vyas, MD, PhD, Assistant Professor in Medicine, Harvard Medical School; Assistant in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital, Boston, MA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos