English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Hepatitis C

Respuesta virológica sostenida - hepatitis C; RVS - hepatitis C

Es una enfermedad viral que lleva a hinchazón (inflamación) del hígado.

Otros tipos de hepatitis viral incluyen:

Causas

La infección por hepatitis C es causada por el virus de la hepatitis C (VHC).

Usted puede contraer la hepatitis C si la sangre de alguien con hepatitis C ingresa a su cuerpo. La exposición puede ocurrir:

Las personas en riesgo de hepatitis C son aquellas que:

  • Se inyectan drogas ilícitas o comparten agujas con alguien que tiene hepatitis C
  • Han estado sometidas a diálisis renal durante mucho tiempo
  • Tienen contacto frecuente con sangre en su trabajo (por ejemplo, un trabajador de la salud)
  • Tienen relaciones sexuales sin protección con una persona que padece hepatitis C
  • Nacieron de una madre infectada con hepatitis C
  • Les hicieron un tatuaje o acupuntura con agujas que no se desinfectaron apropiadamente después de haber sido utilizadas en otra persona (el riesgo es muy bajo con profesionales que tengan una licencia o permiso para hacer tatuajes o acupuntura)
  • Recibieron un trasplante de órganos de un donante con hepatitis C
  • Comparten elementos de uso personal, como cepillos de dientes o máquinas de afeitar, con alguien que tiene hepatitis C (poco común)
  • Recibieron una transfusión de sangre (poco frecuente en los Estados Unidos desde que los análisis de sangre se comenzaron a usar en 1992)

Síntomas

La mayoría de las personas que fueron recientemente infectadas con hepatitis C no tienen síntomas. Algunas personas presentan amarillamiento de la piel (ictericia). La infección crónica a menudo no causa síntomas. Pero se puede presentar fatiga, depresión y otros problemas.

Las personas que tienen una infección prolongada (crónica) a menudo no tienen síntomas hasta que su hígado presenta cicatrización (cirrosis). La mayoría de las personas con esta afección están enfermas y tienen muchos problemas de salud.

Los siguientes síntomas se pueden presentar con la infección debida a hepatitis C:

Pruebas y exámenes

Se hacen exámenes de sangre para verificar si hay hepatitis C:

  • Enzimoinmunoanálisis (EIA) para detectar anticuerpos contra la hepatitis C
  • Análisis del ARN para hepatitis C con el fin de medir los niveles del virus (carga viral)

Todas las personas nacidas entre 1945 y 1965 (la generación del "boom de la natalidad")  se deben hacer el examen único para hepatitis C.

Se hacen pruebas genéticas para verificar el tipo de la hepatitis C (genotipo). Existen seis tipos del virus (genotipos del 1 al 6). Los resultados de los exámenes le pueden ayudar a su médico a escoger el mejor tratamiento para usted.

Los siguientes exámenes se hacen para identificar y monitorear el daño hepático a causa de la hepatitis C:

  • Nivel de albúmina
  • Pruebas de la función hepática
  • Tiempo de protrombina
  • Biopsia del hígado 

Tratamiento

Usted debe hablar con su proveedor de atención médica sobre sus opciones de tratamiento y cuándo debe comenzar el tratamiento.

  • La meta del tratamiento es eliminar el virus del cuerpo. Esto puede prevenir daño hepático que puede provocar insuficiencia hepática o cáncer en el hígado.
  • Su proveedor lo vigilará usando pruebas sanguíneas del hígado, carga viral (la cantidad de virus de la hepatitis C en su sangre), exámenes de imagenología y resultados de biopsias.
  • El tratamiento es especialmente importante para las personas que están mostrando señales de fibrosis o cicatrización hepática.

Los medicamentos antivirales se usan para tratar la hepatitis C. Estos medicamentos ayudan a atacar el virus de la hepatitis C. Los medicamentos antivirales más nuevos:

  • Proporcionan un mejor índice de curación
  • Tienen menos efectos secundarios y son más fáciles de tomar
  • Se toman por vía oral de 8 a 24 semanas

La decisión de cuál medicamento debe tomar depende del genotipo del virus de la hepatitis C que usted tenga.

Un trasplante de hígado se puede recomendar para personas que desarrollen cirrosis y/o cáncer de hígado. Su proveedor puede darle más información sobre dicho trasplante.

Si usted tiene hepatitis C:

  • No tome medicamentos de venta libre que no haya tomado antes sin consultar antes con su proveedor. También pregunte acerca de las vitaminas y otros suplementos.
  • No consuma alcohol ni drogas ilegales. El alcohol puede acelerar el daño a su hígado. También puede reducir la eficacia de los medicamentos.
  • Pregúntele a su proveedor si necesita vacunas para la hepatitis A y B. Si no ha recibido estas vacunas o no ha tenido estos tipos de hepatitis, usted puede necesitar las vacunas.

Grupos de apoyo

Unirse a un grupo de apoyo puede ayudar a aliviar el estrés de padecer hepatitis C. Pregúntele a su proveedor respecto a los grupos de apoyo y recursos para la enfermedad hepática en su área.

Expectativas (pronóstico)

La mayoría de las personas (del 75% al 85%) infectadas con el virus desarrollan hepatitis C crónica. Esta afección tiene un riesgo de padecer cirrosis, cáncer de hígado o ambos. El desenlace clínico de la hepatitis C depende en parte del genotipo.

Una buena respuesta al tratamiento se produce cuando el virus ya no se detecta en la sangre después de 12 semanas o más de tratamiento. Esto se conoce como "respuesta virológica sostenida" (RVS). Hasta el 90% de las personas tratadas por algún genotipo tienen esta respuesta.

Algunas personas no responden al tratamiento inicial. Puede ser necesario tratarlas de nuevo con una clase de medicamentos diferente.

De igual manera, algunas personas pueden volverse a infectar o infectarse con una cepa de un genotipo diferente.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si:

  • Presenta síntomas de hepatitis
  • Cree que ha estado expuesto al virus de la hepatitis C

Prevención

Los pasos que se pueden tomar para ayudar a prevenir la propagación de la hepatitis C de una persona a otra incluyen: 

  • Los trabajadores de salud deben tener precauciones al manipular sangre.
  • No comparta agujas con nadie.
  • No se haga tatuajes ni perforaciones corporales, ni tampoco reciba acupuntura de alguien que no tenga un permiso o licencia.
  • No comparta artículos personales como cuchillas de afeitar y cepillos de dientes.
  • Practique las relaciones sexuales con precaución.

Si usted o su pareja están infectados con hepatitis C y han tenido una relación estable y monógama (sin otros compañeros), el riesgo de transmitir o contraer el virus de la otra persona es bajo.

El virus de la hepatitis C no se contagia por contacto casual, como tomarse de las manos, besarse, toser o estornudar, amamantar, compartir utensilios de comida o vasos para beber.

Actualmente no existe ninguna vacuna para la hepatitis C.

Referencias

AASLD-IDSA HCV Guidance Panel. Hepatitis C Guidance 2018 Update: AASLD-IDSA recommendations for testing, managing, and treating hepatitis C virus infection. Clin Infect Dis. 2018;67(10):1477-1492. PMID: 30215672 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30215672.

Centers for Disease Control and Prevention website. Hepatitis C. www.cdc.gov/hepatitis/hcv/cfaq.htm. Updated November 2, 2018. Accessed June 22, 2019.

Jacobson IM, Lim JK, Fried MW. American Gastroenterological Association Institute clinical practice update-expert review: care of patients who have achieved a sustained virologic response after antiviral therapy for chronic hepatitis C infection. Gastroenterology. 2017;152(6):1578-1587 PMID: 28344022 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28344022.

Ray SC, Thomas DL. Hepatitis C. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases, Updated Edition. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 156.

Wedemeyer H. Hepatitis C. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 80.

Volver arriba Sólo texto

  • El sistema digestivo - ilustración

    El esófago, el estómago y los intestinos grueso y delgado, ayudados por el hígado, la vesícula biliar y el páncreas convierten los componentes nutritivos de los alimentos en energía y descomponen los no nutritivos en desechos para ser excretados.

    El sistema digestivo

    ilustración

  • Hepatitis C - ilustración

    La hepatitis C es una inflamación del hígado causada por un virus, la cual puede producir ictericia, fiebre y cirrosis. Las personas con mayor riesgo de contraer y propagar la hepatitis C son aquellas que comparten agujas para inyectarse drogas y los trabajadores del campo de la salud y personal de las salas de urgencias quienes pueden estar expuestos a sangre contaminada.

    Hepatitis C

    ilustración

  • El sistema digestivo - ilustración

    El esófago, el estómago y los intestinos grueso y delgado, ayudados por el hígado, la vesícula biliar y el páncreas convierten los componentes nutritivos de los alimentos en energía y descomponen los no nutritivos en desechos para ser excretados.

    El sistema digestivo

    ilustración

  • Hepatitis C - ilustración

    La hepatitis C es una inflamación del hígado causada por un virus, la cual puede producir ictericia, fiebre y cirrosis. Las personas con mayor riesgo de contraer y propagar la hepatitis C son aquellas que comparten agujas para inyectarse drogas y los trabajadores del campo de la salud y personal de las salas de urgencias quienes pueden estar expuestos a sangre contaminada.

    Hepatitis C

    ilustración

 

Actualizado: 1/12/2018

Versión en inglés revisada por: Michael M. Phillips, MD, Clinical Professor of Medicine, The George Washington University School of Medicine, Washington, DC. Internal review and update on 07/12/2019 by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos