English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Obstrucción de la vena hepática (Budd-Chiari)

Síndrome de Budd-Chiari; Enfermedad venooclusiva hepática

Es un bloqueo de la vena hepática, la cual saca la sangre desde el hígado.

Causas

La obstrucción de la vena hepática impide que la sangre salga del hígado y regrese al corazón. Esta obstrucción puede causar daño hepático. La obstrucción de esta vena puede ser causada por un tumor o crecimiento que ejerce presión sobre el vaso o por un coágulo en el vaso (trombosis de la vena hepática).

Con mucha frecuencia, esto es causado por afecciones que incrementan la probabilidad de formación de coágulos sanguíneos, como:

  • Proliferación anormal de células en la médula ósea (trastornos mieloproliferativos)
  • Cánceres
  • Enfermedades autoinmunitarias o inflamatorias crónicas
  • Infecciones
  • Problemas hereditarios o adquiridos con la coagulación sanguínea
  • Anticonceptivos orales
  • Embarazo

La obstrucción de la vena hepática es la causa más común del síndrome de Budd-Chiari.

Síntomas

Los síntomas incluyen:

  • Estiramiento o hinchazón abdominal debido al líquido en el abdomen
  • Dolor en el cuadrante superior derecho del abdomen
  • Vómitos con sangre
  • Coloración amarillenta de la piel (ictericia)

Pruebas y exámenes

Uno de los signos es la hinchazón del abdomen a raíz de la acumulación de líquido (ascitis). El hígado a menudo está hinchado y sensible.

Los exámenes incluyen:

Tratamiento

El tratamiento varía dependiendo de la causa de la obstrucción.

Su proveedor de atención médica puede recomendar los siguientes medicamentos:

  • Anticoagulantes
  • Medicamentos para disolver coágulos (tratamiento trombolítico)
  • Medicamentos para tratar una enfermedad hepática, lo que incluye ascitis

Puede que se recomiende cirugía. Esta puede incluir: 

Posibles complicaciones

La obstrucción de la vena hepática puede empeorar y llevar a cirrosis y a insuficiencia hepática. Esto puede ser mortal.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con su proveedor si:

  • Tiene síntomas de obstrucción de la vena hepática.
  • Se está sometiendo a un tratamiento para esta afección y desarrolla nuevos síntomas.

Referencias

Hauser SC. Vascular diseases of the gastrointestinal tract. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 143.

Valla DC. Vascular disease of the liver. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 85.

Volver arriba Sólo texto

  • El sistema digestivo - ilustración

    El esófago, el estómago y los intestinos grueso y delgado, ayudados por el hígado, la vesícula biliar y el páncreas convierten los componentes nutritivos de los alimentos en energía y descomponen los no nutritivos en desechos para ser excretados.

    El sistema digestivo

    ilustración

  • Órganos del sistema digestivo - ilustración

    Los órganos del sistema digestivo que están en la cavidad abdominal son el hígado, la vesícula biliar, el estómago y los intestinos delgado y grueso.

    Órganos del sistema digestivo

    ilustración

  • Formación de coágulos sanguíneos - ilustración

    La coagulación sanguínea normalmente se presenta cuando hay un daño a un vaso sanguíneo. Las plaquetas comienzan a adherirse inmediatamente a los bordes del vaso donde se ha producido el corte y liberan químicos para atraer aún más plaquetas. De esta manera, se forma un tapón plaquetario y el sangrado externo se detiene. Acto seguido, pequeñas moléculas denominadas factores de coagulación, hacen que las hebras de materiales de transmisión hemática, denominados fibrinas, se unan y sellen el interior de la herida. Finalmente, el vaso sanguíneo lesionado sana y se disuelve el coágulo luego de unos pocos días.

    Formación de coágulos sanguíneos

    ilustración

  • Coágulos sanguíneos - ilustración

    Los coágulos sanguíneos (coágulos de fibrina) son las masas que se forman cuando la sangre se coagula.

    Coágulos sanguíneos

    ilustración

  • El sistema digestivo - ilustración

    El esófago, el estómago y los intestinos grueso y delgado, ayudados por el hígado, la vesícula biliar y el páncreas convierten los componentes nutritivos de los alimentos en energía y descomponen los no nutritivos en desechos para ser excretados.

    El sistema digestivo

    ilustración

  • Órganos del sistema digestivo - ilustración

    Los órganos del sistema digestivo que están en la cavidad abdominal son el hígado, la vesícula biliar, el estómago y los intestinos delgado y grueso.

    Órganos del sistema digestivo

    ilustración

  • Formación de coágulos sanguíneos - ilustración

    La coagulación sanguínea normalmente se presenta cuando hay un daño a un vaso sanguíneo. Las plaquetas comienzan a adherirse inmediatamente a los bordes del vaso donde se ha producido el corte y liberan químicos para atraer aún más plaquetas. De esta manera, se forma un tapón plaquetario y el sangrado externo se detiene. Acto seguido, pequeñas moléculas denominadas factores de coagulación, hacen que las hebras de materiales de transmisión hemática, denominados fibrinas, se unan y sellen el interior de la herida. Finalmente, el vaso sanguíneo lesionado sana y se disuelve el coágulo luego de unos pocos días.

    Formación de coágulos sanguíneos

    ilustración

  • Coágulos sanguíneos - ilustración

    Los coágulos sanguíneos (coágulos de fibrina) son las masas que se forman cuando la sangre se coagula.

    Coágulos sanguíneos

    ilustración

Los conceptos básicos

 
 

Actualizado: 4/3/2018

Versión en inglés revisada por: Michael M. Phillips, MD, Clinical Professor of Medicine, The George Washington University School of Medicine, Washington, DC. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos