English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Síndrome del intestino corto

Insuficiencia del intestino delgado; Síndrome del intestino delgado; Enterocolitis necrotizante - intestino delgado

El síndrome del intestino corto es una afección que ocurre cuando falta parte del intestino delgado o lo han extirpado durante una cirugía. Como resultado, los nutrientes no se absorben apropiadamente en el cuerpo.

Causas

El intestino delgado absorbe muchos de los nutrientes que se encuentran en los alimentos que comemos. Cuando dos terceras partes del intestino delgado no está presente, el cuerpo no puede absorber suficiente alimento para mantenerse saludable y mantener su peso.

Algunos bebés nacen sin parte o gran parte del intestino delgado.

Generalmente, el síndrome del intestino delgado se debe a que gran parte del intestino delgado se retira durante la cirugía. Se puede necesitar esta cirugía:

Síntomas

Los síntomas pueden incluir:

Pruebas y exámenes

Se pueden realizar las siguientes pruebas:

Tratamiento

El tratamiento está encaminado a aliviar los síntomas y asegurarse que el cuerpo reciba suficientes nutrientes.

Una dieta alta en calorías que suministra:

Si es necesario, se suministrarán inyecciones de algunas vitaminas o minerales y de algunos factores de crecimiento especiales.

Se puede tratar con medicamentos que desaceleran el tránsito normal del intestino. Esto puede permitir que la comida se quede más tiempo en el intestino.

Si el cuerpo no es capaz de absorber suficientes nutrientes, se intenta con nutrición parenteral total (NPT). Esto le ayudará a usted o a su niño a tener nutrición de una fórmula especial a través de una vena del cuerpo. Su proveedor de atención médica seleccionará la cantidad correcta de calorías y la solución NPT. Algunas veces, también puede comer y beber a la vez que tiene nutrición de NPT.

En algunos casos, el trasplante de intestino delgado es una opción.

Expectativas (pronóstico)

Esta afección puede mejorar con el tiempo si se debe a una cirugía. La absorción de nutrientes puede mejorar lentamente.

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden incluir:

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con su proveedor si presenta síndrome del intestino corto, particularmente después de haberse tenido una cirugía de los intestinos.

Referencias

Buchman AL. Short bowel syndrome. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 106.

Kaufman SS. Short bowel syndrome. In: Wyllie R, Hyams JS, Kay M, eds. Pediatric Gastrointestinal and Liver Disease. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 35.

Semrad CE. Approach to the patient with diarrhea and malabsorption. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 140.

Volver arriba Sólo texto

  • El sistema digestivo - ilustración

    El esófago, el estómago y los intestinos grueso y delgado, ayudados por el hígado, la vesícula biliar y el páncreas convierten los componentes nutritivos de los alimentos en energía y descomponen los no nutritivos en desechos para ser excretados.

    El sistema digestivo

    ilustración

  • Órganos del sistema digestivo - ilustración

    Los órganos del sistema digestivo que están en la cavidad abdominal son el hígado, la vesícula biliar, el estómago y los intestinos delgado y grueso.

    Órganos del sistema digestivo

    ilustración

  • El sistema digestivo - ilustración

    El esófago, el estómago y los intestinos grueso y delgado, ayudados por el hígado, la vesícula biliar y el páncreas convierten los componentes nutritivos de los alimentos en energía y descomponen los no nutritivos en desechos para ser excretados.

    El sistema digestivo

    ilustración

  • Órganos del sistema digestivo - ilustración

    Los órganos del sistema digestivo que están en la cavidad abdominal son el hígado, la vesícula biliar, el estómago y los intestinos delgado y grueso.

    Órganos del sistema digestivo

    ilustración

 

Actualizado: 4/3/2018

Versión en inglés revisada por: Michael M. Phillips, MD, Clinical Professor of Medicine, The George Washington University School of Medicine, Washington, DC. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos