English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Celiaquía

Esprúe; Esprúe no tropical; Intolerancia al gluten; Enteropatía sensible al gluten

La enfermedad celíaca es una afección causada por el daño al revestimiento del intestino delgado. Este daño proviene de una reacción a la ingestión de gluten. Esta es una sustancia que se encuentra en el trigo, la cebada, el centeno y posiblemente la avena. Y también en alimentos elaborados con estos ingredientes.

El intestino dañado puede absorber los nutrientes de los alimentos.

Causas

Se desconoce la causa exacta de la enfermedad celíaca. El revestimiento de los intestinos tiene pequeñas proyecciones que contienen zonas llamadas vellosidades, que se proyectan al exterior en la abertura del intestino. Estas estructuras ayudan a absorber los nutrientes.

Cuando las personas con enfermedad celíaca consumen alimentos con gluten, su sistema inmunitario reacciona causando daño a las vellosidades intestinales. Debido a ese daño, las vellosidades son incapaces de absorber el hierro, las vitaminas y los nutrientes en forma apropiada. En consecuencia, pueden presentarse una serie de síntomas y problemas de salud.

La enfermedad se puede manifestar en cualquier momento de la vida desde la lactancia hasta la adultez avanzada.

Las personas con familiares que padecen celiaquía están en mayor riesgo de presentar la enfermedad. Este trastorno es más común en las personas de origen europeo. Asimismo, las mujeres resultan afectadas con mayor frecuencia que los hombres.

Las personas con celiaquía son más propensas a tener:

Síntomas

Los síntomas de celiaquía pueden ser diferentes de una persona a otra. Esto puede dificultar el diagnóstico. Por ejemplo, una persona puede presentar estreñimiento, una segunda puede tener diarrea y una tercera puede no presentar ningún problema con las deposiciones.

Los síntomas gastrointestinales abarcan:

Otros problemas que se pueden presentar con el tiempo debido a que los intestinos no absorben nutrientes claves abarcan:

Los niños con celiaquía puede tener:

  • Defectos en el esmalte dental y cambio de color en los dientes
  • Retraso en la pubertad
  • Pérdida de masa muscular
  • Diarrea, estreñimiento, heces fétidas o grasas, náuseas o vómitos
  • Comportamiento irritable o melindroso
  • Aumento deficiente de peso
  • Crecimiento lento y estatura por debajo de lo normal para su edad

Pruebas y exámenes

Se pueden realizar las siguientes pruebas:

  • Densidad ósea
  • Colesterol (puede estar bajo)
  • Conteo sanguíneo completo (CSC, examen para anemia)
  • Grupo de pruebas metabólicas completas
  • Nivel de folato (suero)
  • Nivel de hierro (suero)
  • Nivel de fertilidad
  • Tiempo de protrombina
  • Nivel de vitamina B12 (suero)
  • Nivel de vitamina D

Los exámenes de sangre pueden detectar algunos anticuerpos especiales, llamados anticuerpos contra la transglutaminasa tisular (tTGA, por sus siglas en inglés) o anticuepos antiendomisio (EMA, por sus siglas en inglés), con los cuales se puede detectar la afección. El proveedor ordenará estos exámenes de anticuerpos si hay sospecha de celiaquía.

Si los exámenes dan resultado positivo, a menudo se lleva a cabo una endoscopia de vías digestivas altas para obtener una muestra de un pedazo de tejido (biopsia) de la primera parte del intestino delgado (duodeno). La biopsia puede mostrar un aplanamiento de las vellosidades en las partes del intestino que están por debajo del duodeno.

También se pueden hacer pruebas genéticas de la sangre para ayudar a detectar quién puede estar en riesgo de padecer celiaquía. Es poco probable que quienes tengan resultados negativos de la variante genética común la desarrollen.

Se puede ordenar una biopsia de control o análisis de sangre varios meses después del diagnóstico y el tratamiento. Estos exámenes evalúan su respuesta al tratamiento. Los resultados normales significan que usted ha reaccionado favorablemente al tratamiento, lo cual confirma el diagnóstico. Sin embargo, esto no significa que la enfermedad haya sido curada.

Tratamiento

La celiaquía no se puede curar. Los síntomas desaparecerán y las vellosidades en el intestino sanarán si usted sigue una dieta libre de gluten de por vida. No consuma alimentos, bebidas, ni tome medicamentos que contengan trigo, centeno, cebada o posiblemente avena.

Usted debe leer las etiquetas de los alimentos y medicamentos con sumo cuidado para buscar ingredientes que puedan incluir estos granos. Cumplir con una dieta libre de gluten puede ser difícil dado que los granos de trigo y cebada son comunes en la alimentación estadounidense. Con el tiempo, la mayoría de las personas son capaces de adaptarse y mejorar. Usted NO debe iniciar una dieta libre de gluten antes de que le hagan el diagnóstico, ya que al hacerlo se afectarán las pruebas para esta enfermedad.

En la mayoría de los casos, seguir una dieta sin gluten bien equilibrada es el único tratamiento que lo mantendrá bien. Su proveedor de atención médica puede necesitar recetarle complementos de vitaminas y minerales.

A veces, puede necesitarse el uso de corticoesteroides (como prednisona) por corto tiempo si el esprúe no responde al tratamiento.

Cuando le hagan el diagnóstico, busque ayuda de un nutricionista profesional especializado en celiaquía y dieta libre de gluten. De igual manera, un grupo de apoyo puede ayudarle a manejar la enfermedad y la dieta.

Expectativas (pronóstico)

Seguir una dieta sin gluten sana el daño a los intestinos y previene un daño mayor. Esta curación ocurre con mayor frecuencia al cabo de 3 a 6 meses en los niños. La recuperación puede tardar de 2 a 3 años en los adultos.

En muy pocas ocasiones, se presentará daño a largo plazo al revestimiento de los intestinos antes de que se haga el diagnóstico.

Algunos problemas causados por la celiaquía pueden no mejorar, como la estatura más baja y el daño a los dientes.

Posibles complicaciones

Usted debe seguir la dieta libre de gluten cuidadosa y continuamente. Sin tratamiento, la enfermedad puede causar complicaciones potencialmente mortales.

Demorar el diagnóstico o no seguir la dieta lo deja en riesgo de padecer afecciones conexas como:

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con su proveedor si tiene síntomas de celiaquía.

Prevención

Dado que la causa exacta se desconoce, no hay forma conocida de evitar padecer celiaquía. Sin embargo, estar consciente de los factores de riesgo (como tener un familiar con este trastorno) puede aumentar las probabilidades de tener un diagnóstico precoz, tratamiento, al igual que una vida larga y saludable.

Referencias

Ferri FF. Celiac disease. In: Ferri FF, ed. Ferri's Clinical Advisor. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018: 263-264.e1.

Hogenauer C, Hammer HF. Maldigestion and malabsorption. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 104.

Kelly CP. Celiac disease. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 107.

Rubio-Tapia A, Hill ID, Kelly CP, Calderwood AH, Murray JA; American College of Gastroenterology. ACG clinical guidelines: diagnosis and management of celiac disease. Am J Gastroenterol. 2013;108(5):656-676. PMID: 23609613 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23609613.

Semrad CE. Approach to the patient with diarrhea and malabsorption. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 140.

Volver arriba Sólo texto

  • El sistema digestivo - ilustración

    El esófago, el estómago y los intestinos grueso y delgado, ayudados por el hígado, la vesícula biliar y el páncreas convierten los componentes nutritivos de los alimentos en energía y descomponen los no nutritivos en desechos para ser excretados.

    El sistema digestivo

    ilustración

  • Esprúe celíaco - alimentos que se deben evitar - ilustración

    La enfermedad celíaca causa inflamación en el intestino delgado y daños en el revestimiento. Esto impide que el cuerpo absorba correctamente los nutrientes en los alimentos. El daño a la mucosa del intestino proviene de una reacción a comer gluten, que se encuentra en el trigo, el centeno, la cebada, y posiblemente la avena, y en alimentos elaborados con estos ingredientes. La incapacidad para absorber los nutrientes pueden conducir a la pérdida de peso, fatiga, desnutrición y otros problemas de salud. El gluten se puede encontrar en muchos alimentos, especialmente los alimentos procesados y productos horneados. Panes, pasteles, postres, bebidas alcohólicas (excepto el vino), cereales y pastas pueden contener gluten. Comer una dieta libre de gluten cura los intestinos y previene daño adicional.

    Esprúe celíaco - alimentos que se deben evitar

    ilustración

  • Dermatitis - herpetiforme en la rodilla - ilustración

    Esta fotografía muestra la rodilla de una persona que tiene una enfermedad inflamatoria crónica llamada dermatitis herpetiforme, la cual produce ampollas (vesículas o bullas), rojas y elevadas (papulares) que arden y pican intensamente. La dermatitis herpetiforme se desarrolla repentinamente, dura semanas o meses y puede estar asociada con enfermedades digestivas (tales como la enfermedad celíaca).

    Dermatitis - herpetiforme en la rodilla

    ilustración

  • Dermatitis - herpetiforme en el brazo y las piernas - ilustración

    Esta fotografía muestra un caso de enfermedad inflamatoria crónica (dermatitis herpetiforme), la cual produce ampollas (vesículas o bullas), pequeñas o grandes, rojas (eritematosas) y elevadas (papulares), que arden y pican intensamente. La dermatitis herpetiforme se desarrolla repentinamente, dura semanas o meses y puede estar asociada con enfermedades digestivas (tal como la enfermedad celíaca).

    Dermatitis - herpetiforme en el brazo y las piernas

    ilustración

  • Órganos del sistema digestivo - ilustración

    Los órganos del sistema digestivo que están en la cavidad abdominal son el hígado, la vesícula biliar, el estómago y los intestinos delgado y grueso.

    Órganos del sistema digestivo

    ilustración

  • El sistema digestivo - ilustración

    El esófago, el estómago y los intestinos grueso y delgado, ayudados por el hígado, la vesícula biliar y el páncreas convierten los componentes nutritivos de los alimentos en energía y descomponen los no nutritivos en desechos para ser excretados.

    El sistema digestivo

    ilustración

  • Esprúe celíaco - alimentos que se deben evitar - ilustración

    La enfermedad celíaca causa inflamación en el intestino delgado y daños en el revestimiento. Esto impide que el cuerpo absorba correctamente los nutrientes en los alimentos. El daño a la mucosa del intestino proviene de una reacción a comer gluten, que se encuentra en el trigo, el centeno, la cebada, y posiblemente la avena, y en alimentos elaborados con estos ingredientes. La incapacidad para absorber los nutrientes pueden conducir a la pérdida de peso, fatiga, desnutrición y otros problemas de salud. El gluten se puede encontrar en muchos alimentos, especialmente los alimentos procesados y productos horneados. Panes, pasteles, postres, bebidas alcohólicas (excepto el vino), cereales y pastas pueden contener gluten. Comer una dieta libre de gluten cura los intestinos y previene daño adicional.

    Esprúe celíaco - alimentos que se deben evitar

    ilustración

  • Dermatitis - herpetiforme en la rodilla - ilustración

    Esta fotografía muestra la rodilla de una persona que tiene una enfermedad inflamatoria crónica llamada dermatitis herpetiforme, la cual produce ampollas (vesículas o bullas), rojas y elevadas (papulares) que arden y pican intensamente. La dermatitis herpetiforme se desarrolla repentinamente, dura semanas o meses y puede estar asociada con enfermedades digestivas (tales como la enfermedad celíaca).

    Dermatitis - herpetiforme en la rodilla

    ilustración

  • Dermatitis - herpetiforme en el brazo y las piernas - ilustración

    Esta fotografía muestra un caso de enfermedad inflamatoria crónica (dermatitis herpetiforme), la cual produce ampollas (vesículas o bullas), pequeñas o grandes, rojas (eritematosas) y elevadas (papulares), que arden y pican intensamente. La dermatitis herpetiforme se desarrolla repentinamente, dura semanas o meses y puede estar asociada con enfermedades digestivas (tal como la enfermedad celíaca).

    Dermatitis - herpetiforme en el brazo y las piernas

    ilustración

  • Órganos del sistema digestivo - ilustración

    Los órganos del sistema digestivo que están en la cavidad abdominal son el hígado, la vesícula biliar, el estómago y los intestinos delgado y grueso.

    Órganos del sistema digestivo

    ilustración

 

Actualizado: 1/12/2018

Versión en inglés revisada por: Michael M. Phillips, MD, Clinical Professor of Medicine, The George Washington University School of Medicine, Washington, DC. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos