English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Regurgitación de la válvula mitral

Regurgitación de la válvula mitral; Insuficiencia de la válvula mitral; Regurgitación mitral del corazón

Es un trastorno en el cual la válvula mitral en el lado izquierdo del corazón no cierra de manera apropiada.

Regurgitación significa filtración desde una válvula que no cierra del todo.

Causas

La regurgitación de la válvula mitral es el tipo de trastorno de válvulas cardíacas más común.

La sangre que fluye entre las diferentes cámaras del corazón tiene que hacerlo a través de una válvula. La válvula entre las dos cámaras del lado izquierdo del corazón se denomina válvula mitral.

Cuando la válvula mitral no se cierra del todo, la sangre vuelve hacia la cámara superior del corazón (aurícula) desde la cámara inferior a medida que esta se contrae. Esto reduce la cantidad de sangre que fluye al resto del cuerpo. Como resultado, el corazón puede tratar de bombear con más fuerza, lo cual puede llevar a que se presente insuficiencia cardíaca congestiva.

La regurgitación mitral puede comenzar súbitamente. Esto ocurre con frecuencia después de un ataque cardíaco. Cuando la regurgitación no desaparece, se vuelve de larga duración (crónica).

Muchas otras enfermedades o problemas pueden debilitar o dañar la válvula o el tejido del corazón alrededor de la válvula. Usted está en riesgo de regurgitación de la válvula mitral si tiene:

Otro factor de riesgo importante para la regurgitación tricuspídea es el uso en el pasado de una píldora para adelgazar llamada "Fen-Phen" (fentermina y fenfluramina) o dexfenfluramina. El medicamento fue retirado del mercado por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (US Food and Drug Administration, FDA) en 1997, debido a preocupaciones de seguridad.

Síntomas

Los síntomas pueden comenzar repentinamente si:

  • Un infarto daña los músculos alrededor de la válvula mitral.
  • Los cordones que unen el músculo a la válvula se rompen.
  • Una infección destruye parte de la válvula.

Con frecuencia, no se presentan síntomas. Cuando se manifiestan, a menudo lo hacen de manera gradual y pueden abarcar:

Pruebas y exámenes

Al auscultar el corazón y los pulmones, el proveedor de atención médica puede detectar:

  • Frémito (vibración) sobre el corazón al sentir el área del pecho
  • Un ruido cardíaco adicional (ritmo de galope S4)
  • Un soplo cardíaco distintivo
  • Crepitaciones en los pulmones (si el líquido se represa allí)

El examen físico también puede revelar:

  • Hinchazón del tobillo y la pierna
  • Hepatomegalia
  • Distensión de las venas del cuello
  • Otros signos de insuficiencia cardíaca derecha

Se pueden realizar los siguientes exámenes para revisar la estructura y funcionamiento de las válvulas cardíacas:

Se puede hacer un cateterismo cardíaco si el funcionamiento del corazón empeora.

Tratamiento

El tratamiento dependerá de qué síntomas tenga, qué afección causó la regurgitación de la válvula mitral y qué tan bien está funcionando el corazón.

A las personas con hipertensión arterial o un miocardio debilitado se les pueden administrar medicamentos para reducir la tensión sobre el corazón y aliviar los síntomas.

Los siguientes medicamentos se pueden recetar cuando los síntomas de regurgitación mitral empeoran:

  • Betabloqueadores, inhibidores de la IECA o bloqueadores de los canales del calcio.
  • Anticoagulantes para ayudar a prevenir coágulos de sangre en personas con fibrilación auricular.
  • Medicamentos que ayudan a controlar los latidos cardíacos irregulares o anormales.
  • Diuréticos para eliminar el exceso de líquido en los pulmones.

Una dieta baja en sodio puede ayudar. Si se presentan síntomas, posiblemente necesite reducir su actividad.

Una vez hecho el diagnóstico, usted debe realizar visitas periódicas a su proveedor para que haga un seguimiento de sus síntomas y del funcionamiento del corazón.

Se puede necesitar cirugía para reparar o reemplazar la válvula si:

  • La actividad cardíaca es deficiente.
  • El corazón se vuelve más grande (dilatado).
  • Los síntomas empeoran.

Expectativas (pronóstico)

El resultado del tratamiento (desenlace clínico) varía. Por lo general, la enfermedad es leve, por lo que no se necesita tratamiento ni restricción. Los síntomas mayormente se pueden controlar con medicamentos.

Posibles complicaciones

Los problemas que se pueden presentar incluyen:

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con su proveedor si los síntomas empeoran o no mejoran con tratamiento.

También consulte con su proveedor si está recibiendo tratamiento para esta afección y presenta signos de infección, como:

  • Escalofríos
  • Fiebre
  • Sensación de indisposición general
  • Dolor de cabeza
  • Dolores musculares

Prevención

Las personas con válvulas cardíacas anormales o dañadas corren el riesgo de padecer una infección llamada endocarditis. Cualquier factor que cause la entrada de bacterias en el torrente sanguíneo puede provocar esta infección. Las medidas para evitar este problema incluyen:

  • Evitar las inyecciones sucias.
  • Tratar las infecciones por estreptococos rápidamente para prevenir la fiebre reumática.
  • Siempre decirle al proveedor y al odontólogo si tiene antecedentes de valvulopatía cardíaca o de cardiopatía congénita antes del tratamiento. Algunas personas pueden necesitar antibióticos antes de procedimientos o cirugías dentales.

Referencias

Carabello BA. Valvular heart disease. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 75.

Nishimura RA, Otto CM, Bonow RO, et al. 2017 AHA/ACC focused update of the 2014 AHA/ACC guideline for the management of patients with valvular heart disease: a report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Clinical Practice Guidelines. Circulation. 2017;135(25):e1159-e1195. PMID: 28298458 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28298458.

Thomas JD, Bonow RO. Mitral valve disease. In: Zipes DP, Libby P, Bonow RO, Mann DL, Tomaselli GF, Braunwald E, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap 69.

Volver arriba Sólo texto

  • Corte transversal por el medio del corazón - ilustración

    La parte interna del corazón está compuesta por válvulas, cavidades y vasos asociados.

    Corte transversal por el medio del corazón

    ilustración

  • Vista anterior del corazón - ilustración

    Entre las estructuras externas del corazón se encuentran los ventrículos, las aurículas, las arterias y las venas. Las arterias transportan la sangre desde el corazón mientras que las venas llevan la sangre al corazón. El color azul de los vasos indica que éstos transportan sangre con un contenido de oxígeno relativamente bajo y un alto contenido de dióxido de carbono. El color rojo indica que transportan sangre con un contenido de oxígeno relativamente alto y un bajo contenido de dióxido de carbono.

    Vista anterior del corazón

    ilustración

  • Cirugía de las válvulas cardíacas - Serie

    Presentación

  •  
  • Corte transversal por el medio del corazón - ilustración

    La parte interna del corazón está compuesta por válvulas, cavidades y vasos asociados.

    Corte transversal por el medio del corazón

    ilustración

  • Vista anterior del corazón - ilustración

    Entre las estructuras externas del corazón se encuentran los ventrículos, las aurículas, las arterias y las venas. Las arterias transportan la sangre desde el corazón mientras que las venas llevan la sangre al corazón. El color azul de los vasos indica que éstos transportan sangre con un contenido de oxígeno relativamente bajo y un alto contenido de dióxido de carbono. El color rojo indica que transportan sangre con un contenido de oxígeno relativamente alto y un bajo contenido de dióxido de carbono.

    Vista anterior del corazón

    ilustración

  • Cirugía de las válvulas cardíacas - Serie

    Presentación

  •  
 

Actualizado: 2/22/2018

Versión en inglés revisada por: Michael A. Chen, MD, PhD, Associate Professor of Medicine, Division of Cardiology, Harborview Medical Center, University of Washington Medical School, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos