English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Miocardiopatía dilatada

Miocardiopatía - dilatada; Miocardiopatía primaria; Miocardiopatía diabética; Miocardiopatía idiopática; Miocardiopatía alcohólica

La miocardiopatía es una afección en la cual el músculo cardíaco se vuelve débil, estirado o tiene otro problema estructural.

La miocardiopatía dilatada es una enfermedad en la cual el músculo cardíaco se vuelve débil y alargado. Como resultado, el corazón no puede bombear suficiente sangre al resto del cuerpo.

Hay varias formas de miocardiopatía. La miocardiopatía dilatada es la más común.

Causas

Las causas más comunes de miocardiopatía dilatada son:

  • Enfermedad del corazón causada por un estrechamiento o bloqueo de las arterias coronarias
  • Presión arterial alta mal controlada

Hay muchas otras causas de miocardiopatía dilatada, incluso:

Esta enfermedad puede afectar a cualquier persona, a cualquier edad. Sin embargo, es más común en hombres adultos.

Síntomas

Los síntomas de la insuficiencia cardíaca son los más comunes. Casi siempre se desarrollan lentamente con el tiempo. Sin embargo, algunas veces, los síntomas empiezan de manera muy súbita y pueden ser graves.

Los síntomas frecuentes son:

Pruebas y exámenes

Durante el examen, el proveedor de atención médica puede encontrar:

  • Agrandamiento del corazón.
  • Sonidos crepitantes en los pulmones (un signo de acumulación de líquido), soplo cardíaco u otros sonidos anormales.
  • El hígado puede estar agrandado.
  • Las venas del cuello pueden sobresalir.

Se pueden hacer muchas pruebas de laboratorio para determinar la causa:

El agrandamiento del corazón u otros problemas con la estructura y funcionamiento de este órgano (como contracción débil) pueden aparecer en estos exámenes. También pueden ayudar con el diagnóstico exacto de la causa del problema:

Una biopsia del corazón, en la cual se extrae un pequeño pedazo de músculo cardíaco, puede necesitarse dependiendo de la causa. Sin embargo, esto muy pocas veces se hace.

Tratamiento

Las medidas que usted puede tomar en su casa para cuidar su afección incluyen:

La mayoría de las personas que tienen insuficiencia cardíaca necesitan tomar medicamentos. Algunos medicamentos tratan los síntomas. Otros pueden ayudar a evitar que la insuficiencia cardíaca empeore o pueden prevenir otros problemas del corazón.

Los procedimientos y cirugías que puede necesitar son:

  • Un marcapasos para ayudar a tratar las frecuencias cardíacas lentas o ayudar a que su ritmo cardíaco permanezca sincronizado
  • Un desfibrilador que reconozca los ritmos cardíacos potencialmente mortales y que envíe un impulso eléctrico (shock) para detenerlos
  • Una cirugía de revascularización coronaria (CABG, por sus siglas en inglés) o una angioplastia para mejorar el flujo de sangre al miocardio dañado o debilitado
  • Reparación o reemplazo de válvulas

En caso de una enfermedad cardíaca avanzada:

  • Un trasplante de corazón puede recomendarse si los tratamientos estándar no han funcionado y los síntomas de insuficiencia cardíaca son muy graves.
  • Se puede contemplar la posibilidad de colocación de un dispositivo de asistencia ventricular o un corazón artificial.

La insuficiencia cardíaca crónica empeora con el tiempo. Muchas personas que tienen insuficiencia cardíaca morirán de esta afección. Es importante pensar en el tipo de cuidados que usted desea al final de la vida y abordar estos asuntos con los seres queridos y el proveedor de atención médica.

Expectativas (pronóstico)

La insuficiencia cardíaca casi siempre es una enfermedad crónica, que empeora con el tiempo. Algunas personas desarrollan insuficiencia cardíaca grave, en la cual los medicamentos, otros tratamientos y la cirugía ya no sirven. Muchas personas están en riesgo de ritmos cardíacos mortales y pueden necesitar medicamentos o un desfibrilador.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con su proveedor si tiene síntomas de enfermedad cardíaca.

Consiga ayuda médica urgente e inmediata si presenta dolor torácico, palpitaciones o desmayos.

Referencias

Falk RH, Hershberger RE. The dilated, restrictive, and infiltrative cardiomyopathies. In: Zipes DP, Libby P, Bonow RO, Mann DL, Tomaselli GF, Braunwald E, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap 77.

Mckenna WJ, Elliott P. Diseases of the myocardium and endocardium. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 60.

Volver arriba Sólo texto

  • Corte transversal por el medio del corazón - ilustración

    La parte interna del corazón está compuesta por válvulas, cavidades y vasos asociados.

    Corte transversal por el medio del corazón

    ilustración

  • Vista anterior del corazón - ilustración

    Entre las estructuras externas del corazón se encuentran los ventrículos, las aurículas, las arterias y las venas. Las arterias transportan la sangre desde el corazón mientras que las venas llevan la sangre al corazón. El color azul de los vasos indica que éstos transportan sangre con un contenido de oxígeno relativamente bajo y un alto contenido de dióxido de carbono. El color rojo indica que transportan sangre con un contenido de oxígeno relativamente alto y un bajo contenido de dióxido de carbono.

    Vista anterior del corazón

    ilustración

  • Cardiomiopatía dilatada - ilustración

    La cardiomiopatía dilatada implica el aumento del tamaño del músculo cardíaco y es el tipo más común de cardiomiopatía. El músculo cardíaco se debilita y no puede bombear la sangre eficientemente. La función cardíaca disminuida afecta a los pulmones, hígado y otros órganos del cuerpo.

    Cardiomiopatía dilatada

    ilustración

  • Cardiomiopatía alcohólica - ilustración

    El consumo excesivo de alcohol tiene un efecto tóxico directo en las células del músculo cardíaco. Este músculo se debilita y no puede bombear la sangre eficientemente. La falta de flujo sanguíneo afecta todas las partes del cuerpo, ocasionando un daño a múltiples tejidos y sistemas orgánicos. Además, el alcohol puede dañar directamente el hígado.

    Cardiomiopatía alcohólica

    ilustración

  • Corte transversal por el medio del corazón - ilustración

    La parte interna del corazón está compuesta por válvulas, cavidades y vasos asociados.

    Corte transversal por el medio del corazón

    ilustración

  • Vista anterior del corazón - ilustración

    Entre las estructuras externas del corazón se encuentran los ventrículos, las aurículas, las arterias y las venas. Las arterias transportan la sangre desde el corazón mientras que las venas llevan la sangre al corazón. El color azul de los vasos indica que éstos transportan sangre con un contenido de oxígeno relativamente bajo y un alto contenido de dióxido de carbono. El color rojo indica que transportan sangre con un contenido de oxígeno relativamente alto y un bajo contenido de dióxido de carbono.

    Vista anterior del corazón

    ilustración

  • Cardiomiopatía dilatada - ilustración

    La cardiomiopatía dilatada implica el aumento del tamaño del músculo cardíaco y es el tipo más común de cardiomiopatía. El músculo cardíaco se debilita y no puede bombear la sangre eficientemente. La función cardíaca disminuida afecta a los pulmones, hígado y otros órganos del cuerpo.

    Cardiomiopatía dilatada

    ilustración

  • Cardiomiopatía alcohólica - ilustración

    El consumo excesivo de alcohol tiene un efecto tóxico directo en las células del músculo cardíaco. Este músculo se debilita y no puede bombear la sangre eficientemente. La falta de flujo sanguíneo afecta todas las partes del cuerpo, ocasionando un daño a múltiples tejidos y sistemas orgánicos. Además, el alcohol puede dañar directamente el hígado.

    Cardiomiopatía alcohólica

    ilustración

 

Actualizado: 2/22/2018

Versión en inglés revisada por: Michael A. Chen, MD, PhD, Associate Professor of Medicine, Division of Cardiology, Harborview Medical Center, University of Washington Medical School, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos