English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Síndrome de Wolff-Parkinson-White (WPW)

WPW; Síndrome de preexcitación; Taquicardia - sindrome Wolff-Parkinson-White; Arritmia - WPW; Ritmo cardíaco anormal - WPW; Latino cardíaco rápido - WPW

El sindrome de Wolff-Parkinson-White es una condición en la cual existe una ruta eléctrica adicional del corazón. La afección puede llevar a períodos de frecuencia cardíaca rápida (taquicardia).

Este síndrome es una de las causas más comunes de problemas de frecuencia cardíaca rápida en bebés y niños.

Causas

Normalmente, las señales eléctricas siguen una determinada ruta a través del corazón. Esto ayuda al corazón a latir de manera regular. Esto impide que el corazón tenga latidos adicionales o latidos que sucedan demasiado pronto.

En las personas con el síndrome de Wolff-Parkinson-White, algunas de las señales eléctricas del corazón bajan por una ruta adicional. Esto puede causar una frecuencia cardíaca muy rápida, llamada taquicardia supraventricular.

La mayoría de las personas con el síndrome de Wolff-Parkinson-White no tienen ningún otro problema cardíaco. Sin embargo, este problema ha sido vinculado con otras afecciones cardíacas, como la anomalía de Ebstein. Una forma de esta afección también es hereditaria.

Síntomas

Cada cuánto se dan los episodios de frecuencia cardíaca rápida varía según la persona. Algunas personas con el síndrome de Wolff-Parkinson-White tienen solo unos cuantos episodios de frecuencia cardíaca rápida, mientras que otros la pueden experimentar una o dos veces por semana o más. Asimismo, es posible que no haya síntomas en absoluto, así que la afección se detecta cuando se hace un examen del corazón por otra razón.

Una persona con este síndrome puede presentar:

Pruebas y exámenes

Un examen físico realizado durante un episodio de taquicardia mostrará una frecuencia cardíaca mayor a 100 latidos por minuto. Una frecuencia cardíaca normal es de 60 a 100 latidos por minuto en adultos y por debajo de 150 latidos por minuto en recién nacidos, bebés y niños pequeños. La presión arterial será normal o baja en la mayoría de los casos.

Si la persona no está presentando taquicardia en el momento del examen, los resultados pueden ser normales. La afección se puede diagnosticar con un ECG o con monitoreo ambulatorio de ECG, como por ejemplo con un monitor Holter.

Un examen llamado estudio electrofisiológico intracardíaco (EEFIC) se hace usando catéteres que se colocan en el corazón. Este examen puede ayudar a identificar la localización de la ruta eléctrica adicional.

Tratamiento

Se pueden utilizar medicamentos, particularmente antiarrítmicos como procainamida o amiodarona, para controlar o prevenir los latidos cardíacos rápidos.

Si la frecuencia cardíaca no retorna a la normalidad con el tratamiento médico, los médicos pueden usar un tipo de terapia llamada cardioversión eléctrica (shock).

El tratamiento a largo plazo para el síndrome WPW con mucha frecuencia es la ablación con catéter. Este procedimiento implica la inserción de una sonda (catéter) dentro de una arteria a través de una pequeña incisión cerca a la ingle, para llegar hasta el área del corazón. Cuando la punta alcanza el corazón, se destruye la pequeña área que está causando la frecuencia cardíaca rápida, utilizando un tipo especial de energía llamada radiofrecuencia o congelándola (crioablación). Esto se hace como parte de un estudio electrofisiológico (EEFIC).

La cirugía a corazón abierto para cauterizar o congelar la ruta accesoria también puede brindar una cura permanente para el sindrome WPW. En la mayoría de los casos, este procedimiento se hace solo si usted necesita la cirugía del corazón por otras razones.

Expectativas (pronóstico)

La ablación con catéter cura este trastorno en la mayoría de los pacientes. La tasa de efectividad del procedimiento fluctúa entre 85% y 95%. Las tasas de efectividad variarán dependiendo de la localización y el número de rutas accesorias.

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden incluir:

La forma más grave de latidos cardíacos rápidos es la fibrilación ventricular (FV), la cual rápidamente puede llevar a un shock o a la muerte. Puede a veces ocurrir en personas con WPW, particularmente si también tienen fibrilación auricular (FA), que es otro tipo de ritmo cardíaco anormal. Este tipo de latidos cardíacos rápidos requiere de un tratamiento de emergencia y un procedimiento llamado cardioversión.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si:

  • Presenta síntomas del síndrome de Wolff-Parkinson-White.
  • Ya tiene la enfermedad y los síntomas empeoran o no mejoran con el tratamiento.

Consulte con el médico respecto a si se debería examinar a los miembros de la familia en busca de formas hereditarias de esta condición.

Referencias

Tomaselli GF, Zipes DP. Approach to the patient with cardiac arrhythmias. In: Zipes DP, Libby P, Bonow RO, Mann DL, Tomaselli GF, Braunwald E, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap 32.

Van Hare GF. Disturbances of rate and rhythm of the heart. In: Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme JW, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 435.

Zimetbaum P. Cardiac arrhythmias with supraventricular origin. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 64.

Volver arriba Sólo texto

  • Anomalía de Ebstein - ilustración

    Es una afección cardíaca congénita que provoca una anormalidad de la válvula tricúspide. En esta afección, la válvula tricúspide está alargada y desplazada hacia abajo en dirección al ventrículo derecho. La anormalidad hace que la válvula tricúspide deje filtrar sangre hacia atrás dentro de la aurícula derecha.

    Anomalía de Ebstein

    ilustración

  • Monitoreo Holter - ilustración

    Durante un estudio de monitoreo Holter, el paciente lleva puesto un monitor que registra la actividad eléctrica de su corazón (en forma similar al registro de un electrocardiograma). Esto generalmente ocurre durante un período de 24 horas, mientras al mismo tiempo el paciente también lleva un diario de su actividad. Luego, los médicos analizan los registros, tabulan la información de la actividad cardíaca y correlacionan la actividad cardíaca irregular con la información del diario del paciente.

    Monitoreo Holter

    ilustración

  • Sistema de conducción cardíaca - ilustración

    El sistema de conducción intrínseca determina el ritmo básico de los latidos cardíacos al generar impulsos que estimulan la contracción del corazón.

    Sistema de conducción cardíaca

    ilustración

  • Anomalía de Ebstein - ilustración

    Es una afección cardíaca congénita que provoca una anormalidad de la válvula tricúspide. En esta afección, la válvula tricúspide está alargada y desplazada hacia abajo en dirección al ventrículo derecho. La anormalidad hace que la válvula tricúspide deje filtrar sangre hacia atrás dentro de la aurícula derecha.

    Anomalía de Ebstein

    ilustración

  • Monitoreo Holter - ilustración

    Durante un estudio de monitoreo Holter, el paciente lleva puesto un monitor que registra la actividad eléctrica de su corazón (en forma similar al registro de un electrocardiograma). Esto generalmente ocurre durante un período de 24 horas, mientras al mismo tiempo el paciente también lleva un diario de su actividad. Luego, los médicos analizan los registros, tabulan la información de la actividad cardíaca y correlacionan la actividad cardíaca irregular con la información del diario del paciente.

    Monitoreo Holter

    ilustración

  • Sistema de conducción cardíaca - ilustración

    El sistema de conducción intrínseca determina el ritmo básico de los latidos cardíacos al generar impulsos que estimulan la contracción del corazón.

    Sistema de conducción cardíaca

    ilustración

 

Actualizado: 2/22/2018

Versión en inglés revisada por: Michael A. Chen, MD, PhD, Associate Professor of Medicine, Division of Cardiology, Harborview Medical Center, University of Washington Medical School, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos