English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Blastomicosis

Blastomicosis norteamericana; Enfermedad de Gilchrist

Es una infección causada por la inhalación del hongo Blastomyces dermatitidis. El hongo se encuentra en la madera en descomposición y el suelo.

Causas

Usted puede contraer blastomicosis por el contacto con el suelo húmedo, más comúnmente donde hay hojas y vegetación en descomposición. El hongo ingresa al cuerpo a través de los pulmones, donde comienza la infección. Posteriormente, el hongo se propaga a otras partes del cuerpo. La enfermedad puede afectar la piel, los huesos y las articulaciones, y otras áreas.

Es poco frecuente contraer blastomicosis. Se encuentra en los estados centrales y del sudeste de los Estados Unidos y en Canadá, India, Israel, Arabia Saudita y África.

El factor clave de riesgo para esta enfermedad es el contacto con el suelo infectado. Casi siempre afecta a personas con el sistema inmunitario debilitado, como quienes tienen VIH/sida o han tenido un trasplante de órganos. También puede infectar a personas saludables. Los hombres son más propensos a resultar afectados que las mujeres.

Síntomas

Es posible que la infección pulmonar no le cause síntomas. Se pueden presentar síntomas si la infección se propaga. Los síntomas pueden incluir:

La mayoría de las personas desarrolla síntomas cutáneos cuando la infección se disemina. Es posible que se presenten pápulas, pústulas o nódulos en zonas del cuerpo expuestas.

Las pústulas:

  • Pueden lucir como verrugas o úlceras
  • Normalmente son indoloras
  • Varían de color entre gris y violeta
  • Pueden aparecer en la nariz o la boca
  • Sangran con facilidad y forman úlceras

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica realizará un examen físico. Se le preguntará sobre su historial médico y síntomas.

Si el proveedor sospecha que usted tiene una infección por hongos, el diagnóstico se puede confirmar con estas pruebas:

Tratamiento

Es posible que no necesite tomar medicamentos para una infección por blastomicosis leve que permanece en los pulmones. El proveedor puede recomendar los siguientes antimicóticos cuando la enfermedad es grave o cuando se ha diseminado más allá de los pulmones: 

  • Fluconazol
  • Itraconazol
  • Ketoconazol

La anfotericina B se puede usar para las infecciones graves.

Asista a controles regulares con su proveedor para garantizar que la enfermedad no aparezca de nuevo.

Expectativas (pronóstico)

Las personas con ulceraciones (lesiones) cutáneas menores e infecciones pulmonares relativamente leves en general se recuperan por completo. Si la infección no se trata, puede causar la muerte. 

Posibles complicaciones

Las complicaciones por blastomicosis pueden incluir:

  • Grandes úlceras con pus (abscesos)
  • Lesiones en la piel que pueden cicatrizar y perder el color de la piel (pigmento)
  • Reaparición de la infección (recaída o recurrencia de la enfermedad)
  • Efectos secundarios de medicamentos como la anfotericina B

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con su proveedor si tiene síntomas de blastomicosis.

Prevención

El hecho de evitar viajar a áreas donde se sabe que se presenta la infección puede ayudar a prevenir la exposición al hongo, pero esto no siempre puede ser posible.

Referencias

Bradsher RW. Blastomycosis. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases, Updated Edition. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 266.

Elewski BE, Hughey LC, Hunt KM, Hay RJ. Fungal diseases. In: Bolognia JL, Schaffer JV, Cerroni L, eds. Dermatology. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 77.

Kauffman CA. Blastomycosis. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 334.

Volver arriba Sólo texto

  • Hongo - ilustración

    Las infecciones micóticas son causadas por organismos microscópicos (hongos) que pueden vivir en la piel. Dichos organismos pueden vivir en los tejidos muertos del cabello, las uñas y las capas externas de la piel.

    Hongo

    ilustración

  • Biopsia de tejido pulmonar - ilustración

    Para obtener una muestra de tejido pulmonar para realizar una biopsia se inserta una aguja dentro del pulmón y se extrae una muestra para ser llevada al laboratorio. En la prueba se aíslan e identifican en el espécimen del pulmón organismos que causan infección. El cultivo de biopsia con aguja del pulmón se realiza cuando se sospecha de infección pulmonar y el cultivo de esputo o de lavado broncoalveolar no identificó la causa de la infección.

    Biopsia de tejido pulmonar

    ilustración

  • Osteomielitis - ilustración

    La osteomielitis es una infección de los huesos. A menudo, el sitio donde se origina la infección está en otra parte del cuerpo y se propaga al hueso por la sangre. En algunas ocasiones, las bacterias o los hongos pueden ser los responsables de la osteomielitis.

    Osteomielitis

    ilustración

  • Hongo - ilustración

    Las infecciones micóticas son causadas por organismos microscópicos (hongos) que pueden vivir en la piel. Dichos organismos pueden vivir en los tejidos muertos del cabello, las uñas y las capas externas de la piel.

    Hongo

    ilustración

  • Biopsia de tejido pulmonar - ilustración

    Para obtener una muestra de tejido pulmonar para realizar una biopsia se inserta una aguja dentro del pulmón y se extrae una muestra para ser llevada al laboratorio. En la prueba se aíslan e identifican en el espécimen del pulmón organismos que causan infección. El cultivo de biopsia con aguja del pulmón se realiza cuando se sospecha de infección pulmonar y el cultivo de esputo o de lavado broncoalveolar no identificó la causa de la infección.

    Biopsia de tejido pulmonar

    ilustración

  • Osteomielitis - ilustración

    La osteomielitis es una infección de los huesos. A menudo, el sitio donde se origina la infección está en otra parte del cuerpo y se propaga al hueso por la sangre. En algunas ocasiones, las bacterias o los hongos pueden ser los responsables de la osteomielitis.

    Osteomielitis

    ilustración

 

Actualizado: 9/22/2018

Versión en inglés revisada por: Jatin M. Vyas, MD, PhD, Assistant Professor in Medicine, Harvard Medical School; Assistant in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital, Boston, MA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos