English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Sarcoidosis

Es una enfermedad en la cual se produce una inflamación en los ganglios linfáticos, los pulmones, el hígado, los ojos, la piel y otros tejidos.

Causas

Se desconoce la causa de la sarcoidosis. Lo que se sabe es que cuando una persona tiene esta enfermedad, se forman pequeñas masas de tejido anormal (granulomas) en ciertos órganos del cuerpo. Los granulomas son racimos de células inmunitarias.

La enfermedad puede afectar a casi cualquier órgano del cuerpo, aunque lo más común es que afecte los pulmones.

Los médicos creen que tener ciertos genes hace que una persona sea más propensa a desarrollar sarcoidosis. Los factores que pueden disparar esta enfermedad incluyen infecciones por bacterias o virus. El contacto con polvo o químicos también puede ser un factor.

La enfermedad es más frecuente en personas afroamericanas que en personas blancas de ascendencia escandinava. Las mujeres generalmente resultan afectadas con mayor frecuencia que los hombres.

El inicio de la enfermedad normalmente se da entre los 20 y 40 años de edad. Es muy poco común entre los niños pequeños.

Una persona con un pariente consanguíneo cercano que tenga sarcoidosis tiene una probabilidad 5 veces mayor de padecer esta afección.

Síntomas

Puede no haber ningún síntoma. Cuando se presentan síntomas, pueden involucrar casi cualquier parte o sistema de órganos en el cuerpo.

Casi todas las personas tienen síntomas en el pulmón o el tórax:

Los síntomas de malestar o indisposición general pueden incluir:

Los síntomas cutáneos pueden incluir:

Los síntomas neurológicos pueden incluir:

Los síntomas oculares pueden incluir:

  • Ardor
  • Secreción del ojo
  • Ojos secos
  • Picazón
  • Dolor
  • Pérdida de la visión

Otros síntomas de esta enfermedad pueden incluir:

  • Boca seca
  • Episodios de desmayos si el corazón está comprometido
  • Hemorragia nasal
  • Hinchazón en la parte superior del abdomen
  • Enfermedad hepática
  • Hinchazón de las piernas si se compromete el corazón y los pulmones
  • Rítmo cardíaco anormal si se compromete el corazón

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica realizará un examen físico y le preguntará sobre sus síntomas. 

Diferentes exámenes imagenológicos pueden ayudar a diagnosticar la sarcoidosis:

Para diagnosticar esta afección, se necesita una biopsia. Por lo regular, se hace una biopsia del pulmón usando un broncoscopio. También se pueden hacer biopsias de otros tejidos del cuerpo.

Se pueden llevar a cabo los siguientes exámenes de laboratorio:

Tratamiento

Los síntomas de la sarcoidosis a menudo mejoran lentamente por sí solos sin tratamiento.

Si los ojos, el corazón, el sistema nervioso o los pulmones están comprometidos normalmente se receta un tratamiento con corticosteroides. Es probable que se deba tomar la medicina de 1 a 2 años.

Algunas veces, también se utilizan medicamentos que inhiben el sistema inmunitario.

En contadas ocasiones, algunas personas con daño pulmonar o cardíaco terminal pueden necesitar trasplante de órganos.

Expectativas (pronóstico)

Muchas personas con sarcoidosis no están gravemente enfermas y pueden mejorar sin tratamiento. Cerca de la mitad de las personas mejoran sin tratamiento en un período de 3 años. Las personas que presentan compromiso pulmonar pueden desarrollar daño pulmonar.

La tasa de mortalidad total por sarcoidosis es de menos del 5%. Las causas de muerte incluyen:

  • Sangrado del tejido pulmonar
  • Daño cardíaco que lleva a insuficiencia cardíaca y ritmos cardíacos anormales
  • Cicatrización del tejido pulmonar (fibrosis pulmonar)

Posibles complicaciones

La sarcoidosis puede causar lo siguientes problemas:

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con su proveedor si tiene:

Referencias

Judson MA, Morgenthau AS, Baughman RP. Sarcoidosis. In: Broaddus VC, Mason RJ, Ernst JD, et al, eds. Murray and Nadel's Textbook of Respiratory Medicine. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 66.

Soto-Gomez N, Peters JI, Nambiar AM. Diagnosis and management of sarcoidosis. Am Fam Physician. 2016;93(10):840-848. PMID: 27175719 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27175719.

Volver arriba Sólo texto

  • Sarcoidosis, estado I - radiografía de tórax - ilustración

    La sarcoidosis es principalmente una en enfermedad pulmonar. Cuando se encuentra en sus etapas tempranas, la radiografía torácica puede mostrar ganglios linfáticos agrandados en el centro del pecho, cerca del corazón (mediastino).

    Sarcoidosis, estado I - radiografía de tórax

    ilustración

  • Sarcoidosis, estado II - radiografía de tórax - ilustración

    La sarcoidosis causa daños en el tejido pulmonar que pueden sanar con la cicatrización. Esta diapositiva muestra el área pulmonar, normalmente de apariencia oscura, con un aspecto lechoso y granuloso. Este individuo sufre una grave disminución de la función pulmonar.

    Sarcoidosis, estado II - radiografía de tórax

    ilustración

  • Sarcoide, etapa IV - rayos x de tórax - ilustración

    La placa muestra un sarcoide avanzado, cicatrización de los pulmones (bandas claras) y la formación de cavidades (áreas oscuras en la parte superior derecha).

    Sarcoide, etapa IV - rayos x de tórax

    ilustración

  • Sarcoidosis - primer plano de las lesiones de la piel - ilustración

    Acercamiento de las lesiones cutáneas producidas por el sarcoide. Entre el 20 y el 25% de las personas con sarcoidosis presentan manifestaciones cutáneas como las que se observan en esta fotografía. Es difícil predecir la magnitud de las manifestaciones cutáneas, pero las más comunes son las pápulas rojas translúcidas, como las que aquí se aprecian.

    Sarcoidosis - primer plano de las lesiones de la piel

    ilustración

  • Eritema nodoso asociado con sarcoidosis - ilustración

    Esta fotografía muestra los nódulos (eritema nodoso) color púrpura rojizo, dolorosos y endurecidos. Estas lesiones aparecen muy comúnmente en las espinillas pero pueden presentarse en cualquier parte del cuerpo. Pueden asociarse con la tuberculosis (TB), la sarcoidosis, la coccidioidomicosis, el lupus eritematoso sistémico (LES) y las infecciones micóticas, o pueden aparecer como respuesta a medicamentos.

    Eritema nodoso asociado con sarcoidosis

    ilustración

  • Primer plano de sarcoidosis - ilustración

    Las lesiones típicas de la sarcoidosis consisten en pápulas rojas y elevadas o parches (placas) con muy poco cambio de la piel circundante.

    Primer plano de sarcoidosis

    ilustración

  • Sarcoidosis en el codo - ilustración

    Estas lesiones de sarcoidosis están ubicadas en el codo y son parches (placas) rojos y elevados. La causa de la sarcoidosis aún se desconoce.

    Sarcoidosis en el codo

    ilustración

  • Sarcoidosis en la nariz y la frente - ilustración

    Lesiones de sarcoidosis en la cara. Este tipo de lesiones con frecuencia se presenta en cicatrices, como se observa en esta fotografía.

    Sarcoidosis en la nariz y la frente

    ilustración

  • Sistema respiratorio - ilustración

    El aire se inhala a través de los conductos nasales y viaja a través de la tráquea y los bronquios hasta los pulmones.

    Sistema respiratorio

    ilustración

  • Sarcoidosis, estado I - radiografía de tórax - ilustración

    La sarcoidosis es principalmente una en enfermedad pulmonar. Cuando se encuentra en sus etapas tempranas, la radiografía torácica puede mostrar ganglios linfáticos agrandados en el centro del pecho, cerca del corazón (mediastino).

    Sarcoidosis, estado I - radiografía de tórax

    ilustración

  • Sarcoidosis, estado II - radiografía de tórax - ilustración

    La sarcoidosis causa daños en el tejido pulmonar que pueden sanar con la cicatrización. Esta diapositiva muestra el área pulmonar, normalmente de apariencia oscura, con un aspecto lechoso y granuloso. Este individuo sufre una grave disminución de la función pulmonar.

    Sarcoidosis, estado II - radiografía de tórax

    ilustración

  • Sarcoide, etapa IV - rayos x de tórax - ilustración

    La placa muestra un sarcoide avanzado, cicatrización de los pulmones (bandas claras) y la formación de cavidades (áreas oscuras en la parte superior derecha).

    Sarcoide, etapa IV - rayos x de tórax

    ilustración

  • Sarcoidosis - primer plano de las lesiones de la piel - ilustración

    Acercamiento de las lesiones cutáneas producidas por el sarcoide. Entre el 20 y el 25% de las personas con sarcoidosis presentan manifestaciones cutáneas como las que se observan en esta fotografía. Es difícil predecir la magnitud de las manifestaciones cutáneas, pero las más comunes son las pápulas rojas translúcidas, como las que aquí se aprecian.

    Sarcoidosis - primer plano de las lesiones de la piel

    ilustración

  • Eritema nodoso asociado con sarcoidosis - ilustración

    Esta fotografía muestra los nódulos (eritema nodoso) color púrpura rojizo, dolorosos y endurecidos. Estas lesiones aparecen muy comúnmente en las espinillas pero pueden presentarse en cualquier parte del cuerpo. Pueden asociarse con la tuberculosis (TB), la sarcoidosis, la coccidioidomicosis, el lupus eritematoso sistémico (LES) y las infecciones micóticas, o pueden aparecer como respuesta a medicamentos.

    Eritema nodoso asociado con sarcoidosis

    ilustración

  • Primer plano de sarcoidosis - ilustración

    Las lesiones típicas de la sarcoidosis consisten en pápulas rojas y elevadas o parches (placas) con muy poco cambio de la piel circundante.

    Primer plano de sarcoidosis

    ilustración

  • Sarcoidosis en el codo - ilustración

    Estas lesiones de sarcoidosis están ubicadas en el codo y son parches (placas) rojos y elevados. La causa de la sarcoidosis aún se desconoce.

    Sarcoidosis en el codo

    ilustración

  • Sarcoidosis en la nariz y la frente - ilustración

    Lesiones de sarcoidosis en la cara. Este tipo de lesiones con frecuencia se presenta en cicatrices, como se observa en esta fotografía.

    Sarcoidosis en la nariz y la frente

    ilustración

  • Sistema respiratorio - ilustración

    El aire se inhala a través de los conductos nasales y viaja a través de la tráquea y los bronquios hasta los pulmones.

    Sistema respiratorio

    ilustración

 

Actualizado: 5/21/2017

Versión en inglés revisada por: Denis Hadjiliadis, MD, MHS, Paul F. Harron, Jr. Associate Professor of Medicine, Pulmonary, Allergy, and Critical Care, Perelman School of Medicine, University of Pennsylvania, Philadelphia, PA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos